Donar a una organización benéfica falsa no ayudará a nadie más que al estafador de turno

3 minute read

Con los incendios forestales que azotan los estados del oeste, el huracán en Luisiana y un sinfín de tragedias en las noticias nocturnas, es natural querer donar a organizaciones que prometen ayudar a las víctimas. Mientras tanto, los estafadores también se dan cuenta, inventando constantemente nuevas estafas por donaciones para hacerse con su dinero mientras hacen falsas promesas sobre cómo las donaciones ayudarán a las víctimas que necesitan una mano para volver a ponerse en pie, o incluso para pasar el día.

“Lamentablemente, los estafadores suelen aprovechar estos momentos de vulnerabilidad para engañar a los donantes. Además, a menudo hay campañas creadas por individuos bien intencionados que pueden no ser capaces de cumplir con las actividades de ayuda prometidas”, según una advertencia reciente de la Better Business Bureau [ING] (BBB, por sus siglas en inglés).

Afortunadamente, no es difícil detectar las señales de una estafa de donaciones o de un recaudador de fondos potencialmente poco fiable, una vez que se sabe en qué hay que fijarse. A continuación, se ofrecen cinco consejos para evitar las estafas de donaciones por tragedias y catástrofes naturales.

#1 Tenga cuidado con los sitios de crowdfunding

El BBB recomienda donar sólo en sitios de crowdfunding creados por personas que conoce y en las que confía. Aunque se sienta conmovido por la difícil situación de otra persona y quiera ofrecerle ayuda con un donativo, tenga en cuenta que a menudo no hay garantía de que se investigue a quienes crean una página de recaudación de fondos solicitando donaciones en un sitio de crowdsourcing.

“Siempre es más seguro contribuir con individuos que conozca personalmente. Si el anuncio afirma que tiene la intención de pasar los fondos recaudados a una organización benéfica, considere la posibilidad de prescindir del intermediario y visite el sitio web de la organización benéfica directamente”, dice el BBB.

#2 Desconfíe de las solicitaciones vagas

Es fácil dejarse llevar por el deseo de ayudar a las víctimas de una catástrofe natural o una tragedia personal y querer donar inmediatamente para que el dinero pueda ayudar a otros. Pero no se apresure a sacar su tarjeta de crédito para pagar en línea. En primer lugar, averigüe qué piensa hacer la organización benéfica con las donaciones que recibe.

Si la solicitud de donaciones no especifica cómo se utilizará el dinero (para ayudar a las víctimas desplazadas a conseguir un alojamiento temporal, por ejemplo), diríjase a una organización benéfica que explique con precisión cómo piensa ayudar a las víctimas con las donaciones recibidas.

#3 No se deje engañar por las afirmaciones del “100%”

Cuando una organización afirma que el “100%” de las donaciones se destinará a ayudar a las víctimas de una catástrofe natural o una tragedia, ese tipo de palabras grandilocuentes deberían hacerle dudar.

“Es probable que la organización siga incurriendo en gastos administrativos y de recaudación de fondos, aunque utilice otros fondos para cubrirlos”, afirma la BBB.

#4 Tenga cuidado en Internet

Por muy creíble que parezca un enlace a una organización benéfica en un sitio web desconocido, no haga clic en él, advierte la BBB. Y lo mismo ocurre con los enlaces que aparecen en los mensajes de texto y los correos electrónicos en los que se piden donaciones. Esos enlaces pueden llevarle a un sitio web “parecido” que le pide que proporcione información financiera personal que podría ser utilizada con fines de fraude o robo de identidad.

#5 Done a organizaciones establecidas

Aunque una organización de reciente creación puede ser creíble, su donación puede llegar más lejos con una organización benéfica establecida u otra organización conocida. Esto se debe a que puede juzgar a una organización establecida por su historial, pero una organización nueva no puede ser evaluada eficazmente, ya que no lleva mucho tiempo para demostrar su valía. “Una organización recién creada puede tener buenas intenciones, pero será difícil de comprobar y puede que no esté bien gestionada”, dice la BBB.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC