post
La brecha salarial entre hombres y mujeres es real - Debt.com

Análisis Gratuito de Deuda

Contact us at (844)-669-4596

La diferencia en la paga podría tardar siglos en arreglarse

10 minute read

Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Si aún cree que la brecha salarial de género es un mito, no está solo, pero varios estudios recientes dicen que usted está equivocado.

Según el estudio realizado por la plataforma de encuestas SurveyMonkey, el cuarenta y seis por ciento de los hombres y el 30 por ciento de las mujeres creen que está “hecho para cumplir un propósito político”.

Es cierto que se han dado pasos positivos en la fuerza laboral. Pero las mujeres todavía ganan solo 85 centavos por un dólar que percibe el hombre, en promedio, según Pew Research Center.

Le guste o no, la brecha salarial de género es real, y puede que no se cierre para mujeres de todos los colores hasta el año 2248, dice el Instituto para la Política de las Mujeres sin fines de lucro (Institute for Women´s Policy).

Aquí se puede ver cómo afecta la carrera de las mujeres, los ahorros para la jubilación y la salud mental, y cómo la igualdad de oportunidades financieras para todos, podría ayudar a la economía.

Las mujeres son penalizadas más que los hombres por negociar.Es menos probable que les guste a las personas; si negocian en una entrevista de trabajo, es menos probable que las contraten.Linda Babcock, profesora de la Universidad Carnegie Mellon

Los hechos sobre la brecha salarial de género

Una mujer puede ganar menos que un hombre en promedio, pero esa no es toda la historia.
Las mujeres negras ganan 62% de lo que perciben los hombres blancos, mientras que las hispanas ganan 54 centavos por cada dólar, según el Comité Económico Conjunto del Congreso (JEC, por sus siglas en inglés). Y las cifras no son mucho mejores a nivel mundial: las mujeres de todo el mundo ganan un 16% menos que los hombres, dice una encuesta global de la consultora Korn Ferry.

Esto hace una gran diferencia cuando se suma: las mujeres ganan un promedio de $10,500 menos por año que sus pares masculinos, lo que puede sumar hasta medio millón de dólares en el transcurso de una carrera, dice el JEC.

Y qué tan alto puede ascenderse en esa carrera, puede ser predeterminado por si es un hombre o una mujer.

Pero cuando a las mujeres se les da el mismo puesto de trabajo, la brecha salarial se cierra significativamente. El sitio de trabajo Glassdoor comparó a los trabajadores masculinos y femeninos con el mismo título laboral, empleador y ubicación, y la brecha salarial de género se redujo a 4.9%, o 95.1 centavos por dólar.

Cómo la brecha salarial de género afecta a las mujeres

La brecha salarial entre hombres y mujeres es un problema que se remonta a siglos, y podría seguir extendiéndose. Los cientos de miles de dólares que las mujeres están perdiendo, afectan directamente a sus vidas, especialmente sus carreras, jubilación y salud mental.

 ¿Quieres salir de las deudas?  Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis. 

Ayuda gratis

Carreras profesionales

Incluso con la misma especialización, la misma fecha de graduación y la misma entrada en la fuerza laboral, no hay igualdad de condiciones entre los empleados masculinos y femeninos.

Esto se debe a los dos tipos de brecha salarial: grupo a grupo y rol a rol, según la compañía asesora Gartner.

Rol a rol, es con lo que la mayoría de las personas asocia la brecha salarial de género, en la que a un hombre y una mujer se les paga de manera diferente por el mismo trabajo, como un enfermero que gana más que su contraparte femenina.

Sin embargo, de grupo a grupo, es donde los géneros están separados, en función de quién esté tomando, qué tipo de trabajos, como enfermeras y médicos varones. Los médicos ganan más dinero que las enfermeras, y este tipo de brecha muestra un nivel injusto de expectativas sobre lo que deberían hacer los géneros.

Cuando nos aislamos por mayor, las brechas salariales aún permanecen, porque los hombres y las mujeres se clasifican en diferentes puestos de trabajo después de graduarse, un claro signo de las presiones sociales y las normas de género en juego en la trayectoria profesional de los trabajadores jóvenes. Andrew Chamberlain, economista jefe de Glassdoor.

La brecha salarial se abre y se cierra según el campo en el que se encuentre. En general, los cinco trabajos peor remunerados para las mujeres son el de agentes de ventas de seguros, médicos y cirujanos, corredores de bienes raíces y agentes de ventas y agentes de ventas de servicios financieros. Las consejeras de finanzas personales ganan casi $ 1,000 menos a la semana que sus colegas masculinos, según el proveedor de noticias financieras 24/7 Wall Street.

Hay algunos intentos de detener la brecha salarial de género: Delaware, Oregón y California están haciendo ilegal preguntar sobre su salario anterior en las entrevistas de trabajo porque creen que eso ayudará a cerrar el abismo. Pero la nueva regla es hacer lo contrario de lo que ellos esperaban.

Según el Harvard Business Review, en Massachusetts, fue el primer estado en hacer el cambio, a las empleadas que no revelaron su salario se les ofreció 1.8% menos dinero que las que sí lo hicieron. Mientras tanto, a los hombres que no revelaron, se les ofreció un salario 1.2% más. En lugar de funcionar como se diseñó, las leyes en realidad están haciendo que la brecha sea mayor debido a los sesgos existentes.

Y las posibilidades de una mujer de luchar con éxito por un salario justo, también son bajas.

Las mujeres son penalizadas más que los hombres por negociar“, dijo la profesora de la Universidad Carnegie Mellon, Linda Babcock, a la Radio Pública Nacional. “Es menos probable que les guste a las personas; si negocian en una entrevista de trabajo, es menos probable que los contraten. Hay verdaderas sanciones sociales que ocurren cuando las mujeres inician negociaciones”.

Pero a veces las mujeres ganan menos dinero simplemente porque no tienen las mismas oportunidades. De acuerdo con la compañía de servicios profesionales Accenture, a pesar de las mejoras en la fuerza laboral en las últimas décadas, los hombres tienen un 47% más de probabilidades que las mujeres, de avanzar a puestos de alta gerencia lucrativos.

Sin embargo, a las mujeres se les paga salarios más altos en algunos campos, aunque estas situaciones son pocas y distantes entre sí. Esto se conoce como una brecha salarial “inversa”, y ocurre en sectores como la arquitectura, donde las mujeres ganan un promedio de 14% más que sus homólogos masculinos y la industria de la música, donde ganan un 10% más, según Glassdoor.

La educación universitaria en realidad amplía la brecha salarial de género

Una forma común de aumentar las ganancias hace que la brecha salarial sea más notable.

Las mujeres con un título de licenciatura ganan 74 centavos por cada dólar que gana un hombre que posea uno, según los últimos datos de la Oficina del Censo. Por otro lado, el informe de la agencia de investigación gubernamental, encuentra que entre los trabajadores sin títulos universitarios, las mujeres ganan 78 centavos por cada dólar que ganan los hombres.

Mientras que los trabajadores con un título de bachillerato ganan aproximadamente el doble que sus compañeros de trabajo sin una educación universitaria“, informa el Censo, “la diferencia entre los ingresos de hombres y mujeres se amplía con más educación“.

Mientras que los trabajadores con un título de bachillerato ganan aproximadamente el doble que el de sus compañeros de trabajo sin una educación universitaria, la diferencia entre los ingresos de los hombres y las mujeres se amplía con más educación. Oficina del Censo

A lo largo de una carrera, todo el dinero que deja de ganar, hace que sea más difícil retirarse.

Ahorros para la jubilación

Constituir un ahorro para sus años dorados, ya es bastante difícil cuando gana menos dinero, pero las mujeres tienen una desventaja adicional: se espera que vivan más que los hombres. La esperanza de vida promedio para un hombre estadounidense es de 76, pero es de 81 para una mujer, según el Centro Nacional de Estadísticas de Salud.

La investigación sobre ahorro según el género, efectuado por la compañía de inversiones Fidelity dice que, los datos de sus 8 millones de clientes, demuestran que las mujeres son realmente mejores para ahorrar e invertir.

Pero esto no importa cuando la brecha salarial de género es tan amplia. La mayoría de las mujeres solo tienen $35,000 en ahorros medios de jubilación en el hogar, mientras que sus homólogos masculinos tienen $115,000, según Transamerica Center for Retirement Studies (TCRS).

Y cualquier mujer que quiera tomarse un descanso del trabajo para criar hijos, ayudar a los padres o simplemente trabajar en un proyecto significativo, podría enfrentar un déficit de ahorros para la jubilación de casi $1.3 millones, según el proveedor de bienestar financiero del lugar de trabajo, Financial Finesse.

Estos ahorros más bajos tienen un impacto más adelante en la vida. Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Seguridad de Jubilación (NIRS, por sus siglas en inglés), revela que las mujeres tienen un 80 por ciento más de probabilidades que los hombres, de vivir en la pobreza a los 65 años o más.

Y las preocupaciones de jubilación no se detienen ahí. Según una investigación específica de género de TCRCs, que encuestó a más de 6.000 trabajadores sobre sus prioridades de jubilación …

  • 53% de las mujeres están preocupadas de que el Seguro Social se está agotando, o que no exista en el futuro.
  • 48% cree que no podrá cubrir las necesidades financieras básicas para cuidar de sus familias.
  • 47% tiene estrés por su salud en declive, y la necesidad de atención a largo plazo.
  • Y 42% se preocupa de que no tengan acceso a una atención médica adecuada y asequible.

Acorns - Invest your spare change from everyday purchases

Estrés

No es de extrañar que las mujeres estén agobiadas por el peso del peso de todos estos problemas financieros en sus espaldas.

Cincuenta y cuatro por ciento de las mujeres trabajadoras, experimentan estrés a diario, en comparación con el 47% de los hombres, dice un estudio de la empresa de beneficios para empleadores Unum, y la principal causa de esto (49%) son las finanzas.

Este estrés también puede llevar a problemas físicos.

El estrés afecta la productividad del trabajador y puede escalar con el tiempo a preocupaciones y deterioros de la salud más graves. Greg Breter, Vicepresidente de Unum

El estrés afecta la productividad del trabajador y puede escalar con el tiempo a preocupaciones y deterioros de la salud más graves“, dijo Greg Breter, vicepresidente de Unum. “Si bien el estrés puede no ser reportado como la causa principal del ausentismo, a menudo es el problema subyacente que causó o exacerbó otra condición de salud y retrasó la recuperación“, agregó.

Las mujeres no son optimistas sobre sus futuros financieros

Si les pregunta a las mujeres sobre su confianza en las oportunidades financieras, la mayoría no sería optimista, según dos estudios recientes, aun cuando la seguridad de los hombres sigue siendo alta.

Una encuesta realizada por la compañía de medios enfocada en las mujeres SheKnows Media, encontró que una cuarta parte de las mujeres, entiende que nunca podrá pasar de una posición de nivel inicial dentro de sus compañías, mientras que solo 9% de los hombres piensan que eso sea cierto para ellos.

Y casi la mitad (47%) de los hombres, esperan ganar un salario de seis cifras, pero solo el 22% de las mujeres piensan eso. Para colmo, 40% de las mujeres ni siquiera pedirán un aumento.

Muchas mujeres piensan que han golpeado un “techo de cristal” (o una barrera que les impide una promoción) en su empresa. Entonces, ¿qué trabajos piensan las mujeres que pueden lograr? Aquí hay un desglose de los títulos de trabajo que hombres y mujeres creen que pueden alcanzar durante sus carreras, según un estudio realizado en el sitio web de empleo CareerBuilder…

  • Propietario de la compañía: 7% de hombres, frente a 6% de mujeres
  • Suite C (posiciones ejecutivas – es decir, Director Ejecutivo (CEO), Director Financiero (CFO), Director Jefe de Tecnología(CTO): 6% hombres, frente a 4% mujeres
  • Vicepresidente: 4% hombres, frente a 2% mujeres
  • Director: 12% de hombres frente a 10% de mujeres
  • Gerente: 30% hombres frente a 27% mujeres

La brecha salarial de género se puede arreglar con el tiempo

La brecha salarial entre hombres y mujeres se puede arreglar, pero puede llevar décadas, si no siglos.

Si nos acercamos a la tasa (muy, muy) lenta de cerrar la brecha salarial de 1959 a 2015, es posible que no veamos una verdadera igualdad en los EE. UU. hasta 2059, según el Instituto sin fines de lucro para la Política de las Mujeres (IWP, por sus siglas en inglés).

Y ese número es optimista. Para las mujeres blancas, la brecha podría cerrarse en 2056. Con las mujeres negras, la igualdad salarial no llegará hasta el año 2124. Las mujeres hispanas no tendrán la misma paga hasta 2248.

Como muy pronto, la brecha salarial se cerrará en 21 años, en el año 2038, y eso solamente en Florida. Pero en cuatro estados, las mujeres no verán la misma paga que los hombres hasta el siglo 22. Consult la infografía del Instituto para la política de la mujer a continuación, para obtener información de estado por estado.

Cuando los empleados perciben una brecha salarial, independientemente de si sus percepciones son correctas, tiene un efecto directo y negativo en la retención de empleados.Compañía consultora Gartner

Y cuanto más esperen las empresas para corregir la brecha salarial de género, más les costará.

Gartner dice que el costo promedio para corregir las brechas salariales aumenta en $440,000 al año. En tres años, una empresa terminará pagando más de $1.3 millones.

Pero solucionar el problema no solo es bueno para el bolsillo, sino que también es bueno para la retención.

Cuando los empleados perciben una brecha salarial, independientemente de si sus percepciones son correctas, tiene un efecto directo y negativo en la retención de los empleados en forma de una disminución del 16% en la intención de permanecer entre los empleados de ambos sexos“, dijo Gartner.

La igualdad financiera ayuda a todos

Según la encuesta de Accenture, ambos sexos avanzan más en las empresas en las que la igualdad salarial y las oportunidades para las mujeres son prioridades.

Cuando las mujeres tienen un 35 por ciento más de probabilidades de pasar a la administración, los hombres tienen un 22% más de probabilidades de hacer lo mismo, en comparación con las empresas sin igual remuneración y prioridades de oportunidades.

Y casi todos los empleados (95%) están contentos con su trayectoria profesional en las empresas que abogan por las mujeres.

Compañías con culturas que incluyen los factores del lugar de trabajo que ayudan a las mujeres a avanzar, los hombres también prosperan, y todos crecemos juntos. Julie Sweet, CEO de Accenture para América del Norte

“Compañías con culturas que incluyen los factores del lugar de trabajo que ayudan a las mujeres a avanzar, los hombres también prosperan y todos crecemos juntos”, dijo Julie Sweet, CEO de Accenture para América del Norte. “Construir una cultura de igualdad es esencial para lograr la igualdad de género, porque las personas, no los programas, son lo que hacen que una compañía sea inclusiva y diversa”, explicó.

Y la idea de brindar a las mujeres oportunidades financieras justas, va mucho más allá de las carreras corporativas. El Global Findex del Banco Mundial, encontró que más de mil millones de mujeres en todo el mundo tienen prohibido el acceso a productos bancarios y financieros.

Según la Fundación de las Naciones Unidas, el mundo está perdiendo alrededor de $330 mil millones por año debido a esta exclusión.

“El empoderamiento económico de las mujeres proporciona un innegable retorno de la inversión: los mercados crecen, las mujeres prosperan y las familias y las comunidades son más fuertes”, dice Kathy Calvin, CEO de la Fundación de las Naciones Unidas. “Si queremos un futuro mejor, este comienza con la igualdad de género”.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Hope Dean contribuyó a este informe.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Joe Pye

Joe Pye

Joe Pye is a certified debt management professional. He served as Editor-in-Chief of Florida Atlantic University’s student-run newspaper, the University Press. He was a finalist for the Mark of Excellence award by the Society of Professional Journalists Region 3 for feature writing and in-depth reporting. He now covers personal finance topics for Debt.com uncovering trends that help readers deal with the financial world. He graduated with a bachelor’s degree in multimedia journalism from Florida Atlantic University.

Publicado porDebt.com, LLC