El jubilado promedio reciente ha ahorrado sólo una pequeña parte de la cantidad recomendada por los expertos, y casi un tercio no ha ahorrado nada en absoluto. Como era de esperar, muchas de estas personas que empezaron su retiro no se sienten bien en sus años dorados, y un buen número de ellos echa la culpa a sus ex-empleadores.

Estas son algunas de las conclusiones de un nuevo estudio de Clever Real Estate [ING] sobre la inquietante realidad de las finanzas sobre el retiro en el 2022. Algunos jubilados no ganaron lo suficiente, otros no ahorraron lo suficiente y otros trabajaron para empresas que no ofrecían fondos de retiro. Muchos simplemente carecían de una educación financiera básica. No se dieron cuenta de lo importante que era ahorrar a los 30 y 40 años, de lo poderoso que es el interés compuesto o de cómo ahorrar en las grandes transacciones inmobiliarias. Veamos cómo hemos llegado hasta aquí.

Una oleada de preretirados

Por mucho que se hable de “La Gran Resignación”, parte del fenómeno se debe a una “Gran Jubilación”. De los millones de personas que han dejado sus trabajos desde el comienzo de la pandemia, muchas son personas de edad avanzada [ING] que comienzan a jubilarse. Casi dos tercios de todos los jubilados (64%) dejaron la fuerza de trabajo antes de lo que habían planeado originalmente.

Muchos de estos prejubilados se lo están pensando. El estudio de Clever sobre el retiro reveló que más de la mitad de los jubilados (56%) piensan ahora que deberían haber retrasado su jubilación un poco más. De esos jubilados arrepentidos, el 40% dice que simplemente no ahorró lo suficiente.

Pero los arrepentimientos de los jubilados no tienen que ver sólo con el dinero. Un 40% dice que desearía haber esperado más tiempo para jubilarse simplemente porque se aburren de no trabajar.

En cuanto a otros arrepentimientos relacionados con el dinero, el 36% de los que se arrepienten de haberse jubilado antes de tiempo dicen que desearían tener más ingresos discrecionales, mientras que el 31% desearía tener más dinero para las necesidades. Esto en sí mismo no es sorprendente, ya que el hogar promedio de los jubilados gana alrededor de la mitad de los ingresos del hogar promedio de los trabajadores, una disminución significativa del flujo de efectivo que exige un presupuesto bastante ajustado. Lo que sí es sorprendente es que a muchos jubilados les pille desprevenidos este cambio de estilo de vida.

¿Qué ha fallado?

Muchos retirados culpan de su falta de fondos a dos factores principales:

  1. Una educación financiera inadecuada.
  2. La falta de apoyo de los empleadores.

Como veremos a continuación, muchos jubilados dependen de una pensión o de un plan 401(k) para financiar sus años dorados. Pero casi un tercio de los jubilados (31%) dice que sus empleadores ni siquiera ofrecían planes 401(k) o pensiones.

Y entre los jubilados que sí trabajaban en empresas que les ayudaban con el ahorro para la jubilación, más de la mitad (54%) dicen que sus empresas no les ayudaron lo suficiente.

En algunos casos, la culpa podría recaer en los empleados individuales. Algunos trabajadores [ING] que tienen acceso a fondos de jubilación, como los planes 401(k), no contribuyen lo suficiente como para tener derecho a la aportación del empleador, lo que significa que están dejando dinero gratis sobre la mesa. Los expertos financieros dicen que éste es uno de los mayores errores que se pueden cometer, pero muchos jubilados dicen que no lo sabían.

De los dos tercios de los retirados (67%) que se arrepienten de sus ahorros, el 52% dice que desearía haber entendido mejor los ahorros para la jubilación y las inversiones en general. Es posible que muchos de estos jubilados no hayan entendido conceptos como los planes 401(k) o los puntajes de crédito.

Casi la mitad (45%) dice que esperó demasiado tiempo para empezar a ahorrar para la jubilación, y el 33% dice que desearía haber invertido en más activos de alto riesgo y alta rentabilidad cuando era más joven.

Jóvenes inversores, tome nota: si los jubilados pudieran poner en común su sabiduría para aconsejarles sobre su estrategia financiera, les dirían que comiencen a ahorrar lo antes posible, que ahorren mucho y que no tengan miedo de asumir un riesgo calculado.

¿Qué tan desfinanciados están los jubilados de hoy?

En función de sus ingresos, los expertos aconsejan que los jubilados tengan al menos $514,800 ahorrados para la jubilación. Pero el jubilado promedio encuestado sólo tiene unos $191,000. Eso es apenas más de un tercio de la cifra recomendada.

Y hay que tener en cuenta que se trata del jubilado promedio. Casi un tercio de los jubilados (el 30%) no ha ahorrado absolutamente nada para la jubilación, dependiendo totalmente del Seguro Social para financiar sus años dorados.

Una gran mayoría (79%) de los jubilados depende de su cheque mensual del Seguro Social [ING]. El problema es que podría no ser suficiente para cubrir todas sus facturas. El pago [ING] promedio mensual del Seguro Social es de $1,555, mientras que el hogar promedio de un jubilado gasta algo más de $3,800 al mes.

Los jubilados cubren el déficit con sus ahorros personales (38%), los ingresos de los fondos de jubilación (35%), las pensiones (29%) o viviendo de inversiones [ING] como las acciones (23%). Algunos incluso se han reincorporado a la vida laboral.

¿Se les puede llamar jubilados si siguen trabajando?

Uno de cada 10 jubilados sigue trabajando: el 7% lo hace a tiempo parcial, y el 3% tiene una pequeña empresa o hace alguna consultoría. Cuando se les preguntó por qué habían decidido volver a trabajar, el 73% de estos jubilados que trabajan dijeron que necesitaban el dinero para los gastos básicos de la vida o para obtener ingresos adicionales discrecionales. Sin embargo, esa no es la única razón.

Un tercio de estos jubilados dice que va a trabajar sólo por algo que hacer/para la interacción social, y algo más de una cuarta parte, o el 27%, lo hace porque disfruta trabajando – y ni siquiera necesita el dinero.

Poseer escasos ahorros y deuda es estresante

Los afortunados jubilados que no necesitan dinero extra son unos pocos privilegiados. La mayoría de los jubilados están estresados desde el punto de vista financiero, muchos de ellos porque siguen teniendo una deuda importante a pesar de haber terminado sus años de trabajo.

Un asombroso 76% de las personas retiradas en EE.UU. y PR tiene deudas. ¿El tipo de deuda más común entre los jubilados? Alrededor de dos tercios de los jubilados que deben dinero (67%) dicen que tienen deudas de tarjetas de crédito, el 37% todavía están pagando una hipoteca, el 32% están haciendo pagos de automóviles, y el 22% están pagando la deuda médica. Un poco más abajo en la lista, el 8% todavía está pagando préstamos estudiantiles.

Ahora bien, independientemente del tipo de deuda que tenga, Debt.com puede ayudarle a resolverla.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

El resultado final de todo esto es que, para muchos jubilados, sus años dorados no son tan dorados. Alrededor de una cuarta parte de los jubilados, el 24%, afirma estar estresado por la jubilación, y más de la mitad, el 51%, espera sobrevivir a sus ahorros por completo. En estas circunstancias, sentirse inquieto no es una reacción exagerada; es completamente razonable.

La cuestión para el resto de nosotros es: ¿Qué efecto va a tener en la economía el hecho de que millones de personas retiradas  en EE.UU. y PR no puedan pagar sus deudas y facturas? Ya sea que la ayuda provenga de sus familias, del gobierno o de alguna otra fuente, este cambio tiene el potencial de modificar profundamente la sociedad del país, y está llegando antes de lo que nadie esperaba.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Artículo modificado por última vez el Marzo 29, 2022. Publicado por Debt.com, LLC