¡LLAME AHORA! (844)-856-2052

Programas para cada tipo de deuda

Get Debt and Credit Help Now

Find solutions to overcome debt and fix your credit so you can achieve stability.

handshake of business People Colleagues Teamwork Meeting .Hold hand and shake hand in city

Explore los programas de alivio de la deuda para que pueda encontrar el camino correcto para salir de la deuda

Cuando la deuda se hace cargo de su presupuesto, por lo general se convierte en una fuerza que consume todo y que no le permite concentrarse en algo más. Es imposible concentrarse en el trabajo, es imposible dormir, se vive con mucho estrés y se tiene poca paciencia. Es necesario hallar una solución viable. Necesita programas de alivio de deuda.

Pero, ¿qué programas de alivio de deuda están disponibles para los tipos de deuda que posee? ¿Y cuál es la mejor opción para su situación financiera?

8 opciones de alivio de la deuda

Opción 1: diferimiento

Esta opción de alivio le permite suspender temporalmente los pagos de la deuda. Con la aprobación del prestamista, retrasa el cronograma de reembolso sin incurrir en penalidades. También evita crear elementos negativos en su reporte de crédito que podrían disminuir su puntaje.

Durante el aplazamiento, aún se acumulan intereses sobre su deuda, excepto en circunstancias específicas. Por ejemplo…

El aplazamiento es más común en los préstamos estudiantiles. Sin embargo, el aplazamiento en otros tipos de deuda es posible, sujeto a la aprobación del prestamista.

Opción 2: Indulgencia

Esta solución es similar al aplazamiento. El prestamista acuerda reducir o suspender por completo los pagos mensuales. Los períodos de indulgencia generalmente son más breves que los períodos de aplazamiento. La indulgencia generalmente es otorgada por un prestamista si el deudor se comunica con él al comienzo de un período de dificultades financieras. Si anticipa que no puede hacer sus pagos, puede solicitar la indulgencia ANTES que se concrete el incumplimiento en los pagos.

Este tipo de alivio de la deuda generalmente se usa para préstamos estudiantiles e hipotecas. A diferencia del aplazamiento, casi siempre se acumulan intereses, incluso con préstamos estudiantiles federales subsidiados. Sin embargo, generalmente es más fácil calificar para la indulgencia. Esto también puede funcionar para otros tipos de deudas, incluidas las tarjetas de crédito.

Opción 3: Refinanciamiento

Mientras que el aplazamiento y la indulgencia cambian su cronograma de pagos durante un período, la refinanciación cambia permanentemente su préstamo. El objetivo principal es reducir la tasa de interés aplicada a su deuda. También puede proporcionar otros beneficios en algunas circunstancias, como pagos mensuales más bajos.

La reducción de la tasa de interés aplicada a su deuda le permite ahorrar mucho dinero durante la vigencia de su préstamo.

Opción 4: Modificación

La modificación de un préstamo cambia permanentemente los términos de ese contrato de préstamo. Mientras que la refinanciación reduce la tasa de interés, la modificación puede cambiar el monto principal del préstamo o la duración del mismo (cambia el plazo). También puede cambiar de una tasa de interés ajustable, a una tasa fija. En la mayoría de los casos, modifica un préstamo para que se ajuste mejor a sus necesidades como prestatario y para lograr pagos más bajos.

El tipo de préstamo más común que se modifica son las hipotecas. Si su casa vale menos que el saldo restante de su hipoteca, la modificación hace concordar el principal de la deuda con el valor de la propiedad. Las modificaciones fueron comunes después de la crisis hipotecaria en 2008. Sin embargo, a partir del 1 de enero de 2017 finalizó el Programa de Modificación de Vivienda Asequible (HAMP, por sus siglas en inglés), subsidiado por el gobierno federal. Eso significa que las modificaciones son mucho menos comunes ahora.

Opción 5: Consolidación

La consolidación de deuda es el proceso de combinar deudas múltiples en un único pago mensual y en un nuevo préstamo o línea de crédito. En lugar de preocuparse por las facturas múltiples a pagar, solo tiene que hacer un pago por mes.

Es utilizada la consolidación para lograr uno o más de los siguientes objetivos:

La consolidación de deuda se usa generalmente para la deuda de tarjetas de crédito y la deuda de préstamos estudiantiles. Debe consolidar cada tipo único de deuda por separado.

Para la deuda de préstamos estudiantiles, un Direct o FFEL se puede usar para consolidar préstamos estudiantiles federales siempre que tenga al menos un préstamo de cada tipo. También hay préstamos de consolidación privados que se pueden utilizar para préstamos estudiantiles privados.

Para las deudas de tarjetas de crédito, puede usar un préstamo de consolidación de deudas o puede consolidar deudas con una tarjeta de crédito con transferencia de saldo. Con la tarjeta, el objetivo es pagar la deuda que consolida antes de que finalice el período introductorio de tasa del 0% (APR).

Opción 6: planes de reembolso o re-pago

Se usa un plan de re-pago para ajustar permanentemente el calendario de pagos de una deuda, pero esto no modifica el préstamo. En cambio, el plan de reembolso o re-pago, reemplaza el cronograma de reembolso original del préstamo. Esto se observa principalmente con la deuda federal de préstamos estudiantiles y en la deuda tributaria, con una solución especializada para la deuda de tarjetas de crédito.

Opción 7: liquidación

La liquidación de deudas es la opción más perjudicial para su crédito. De hecho, cuando se usa correctamente, ninguna de las otras opciones debería afectar negativamente su puntaje crediticio. Como máximo, tendrán un efecto neutral en su crédito; algunos incluso pueden mejorar su puntaje.
Por el contrario, la liquidación de deudas casi siempre conduce a daños crediticios.
La liquidación funciona exactamente como suena: liquida una deuda con el prestamista o acreedor por un monto inferior al total adeudado. Estas son las ofertas de alivio: “Resuelve tus problemas de deuda por centavos en dólares”, que puede usted oír que anuncian.
Esta opción de alivio se puede utilizar para la deuda de tarjetas de crédito, deudas fiscales y préstamos privados para estudiantes. La deuda federal de préstamos estudiantiles no puede liquidarse (para el registro, también es extremadamente difícil de liquidar durante la bancarrota). Las hipotecas generalmente no se liquidan; aunque pueden venderse en descubierto, llamado “short sale” donde usted vende la casa por menos del saldo restante de la hipoteca.

La liquidación de deuda requiere una negociación cuidadosa, ya que la reacción natural inicial de la mayoría de los prestamistas, sería decir que no.

Opción 8: Perdón

El perdón del préstamo (también llamado condonación de deuda) significa que su deuda se liquidará sin multas. Es una descarga completa que no requiere que realice un pago total o parcial. Si cumple con los requisitos de elegibilidad para el perdón, cualquier saldo restante de una deuda se condona sin penalizaciones crediticias.
Como se puede imaginar, esto es bastante raro. El tipo más común de condonación se aplica a la deuda federal de préstamos estudiantiles. Pero debe estar en el ejército o en un puesto en el sector de servicios públicos, como enfermería o enseñanza, para calificar.
Existe una condonación de la deuda tributaria, pero solo en el caso en que pueda demostrar que no es legalmente responsable de la deuda. Esto sucede en los casos de estado de cónyuge inocente, donde el deudor demuestra que fue su cónyuge quien incurrió en deudas tributarias sin su conocimiento.

Las mejores opciones de alivio para diferentes tipos de deuda

Deuda de tarjeta de crédito

Las principales opciones de alivio utilizadas para las tarjetas de crédito y otras deudas no garantizadas son:

En algunos casos, puede negociar directamente con un acreedor para solicitar el aplazamiento o la indulgencia. Debe estar al día con sus pagos para que esto funcione. Si ya se ha retrasado, es poco probable que el acreedor acepte.
La negociación de la tasa de interés no se usa estrictamente como una opción de alivio, aunque la baja en la tasa, reduce los pagos mensuales. La reducción de pagos generalmente no es suficiente para proporcionar un alivio real de la deuda. En la mayoría de los casos, la negociación se utiliza para minimizar el costo cuando sus finanzas son estables.

Deuda de préstamos estudiantiles

Afortunadamente, hay una amplia gama de opciones de ayuda disponibles para la deuda de préstamos estudiantiles. Eso es importante, ya que como se mencionó anteriormente, los préstamos estudiantiles no pueden ser dados de baja fácilmente durante la bancarrota. Eso hace que los programas de alivio de la deuda sean críticos.

Deuda tributaria

Los impuestos atrasados ​​con el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés), también pueden ser particularmente dañinos. No puede descargar la deuda tributaria a través de la bancarrota, esto genera cargos punitivos y gravámenes, pudiendo llegar al embargo de su salario.

Hipotecas

Si tiene problemas con una hipoteca o con segundas y terceras hipotecas, generalmente tiene uno de dos objetivos:

  1. Retención del hogar: es decir, puede quedarse en su casa
  2. Salida elegante: usted abandona la propiedad y sale de la hipoteca de la manera menos dañina posible

Para la retención del hogar:

Para una salida elegante, la mayoría de las opciones de alivio son exclusivas para las hipotecas:

<li“Escritura a Cambio”(DIL, por sus siglas en inglés), en lugar de ejecución hipotecaria, significa que transfiere la titularidad de la propiedad al prestamista. Esto le libera de los pagos mensuales restantes.

 

Préstamos para automóviles y otros préstamos

La forma principal de alivio para un préstamo de auto o préstamo personal es refinanciar a una tasa de interés más baja. Esto normalmente reduciría los pagos mensuales para hacer que el préstamo sea más asequible. En algunos casos, también puede usar “modificaciones de préstamos” (loan modification en inglés). Esto generalmente se usa para extender el plazo, lo que a su vez disminuye los pagos mensuales.

 

5 consejos para encontrar la ayuda adecuada para sus necesidades

Obtener la ayuda de una parte externa, para el alivio de la deuda no es fácil: debe confiar en otra persona su información financiera sensible y esperar confiadamente en que hará lo correcto para ayudarlo a recuperar la estabilidad. Entonces, debido al miedo al fraude y a la incompetencia total, ¿cómo puede encontrar una empresa en la que usted pueda confiar para hacer el trabajo que necesita, de manera eficiente y efectiva?

Sencillo. Utilice estos cinco consejos para investigar las compañías que esté buscando, para poder saber que está eligiendo una, en la que pueda confiar..

Hecho: desde 2011, las estafas con el alivio de la deuda han estado en la lista de las 15 principales, confeccionada por la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) de los casos de fraude más prevalecientes en los EE. UU.

Consejo Nro. 1: Verifique la calificación del BBB

Cualquier proveedor de servicio de alivio de deuda acreditado será calificado por el Better Business Bureau. Si una empresa tiene una calificación A o mejor, entonces probablemente sean alguien en quien pueda confiar. Pero mientras está en la página de la lista de BBB de la compañía, tómese un tiempo para revisar todo lo que hay allí.

Si una empresa tiene un gran número de quejas no atendidas o ha enfrentado acciones por parte de la fiscalía estatal o federal, entonces definitivamente no debería trabajar con ella, independientemente de la calificación con que cuente. Y, por supuesto, si una empresa no está registrada en absoluto con el BBB, esto debería ser directamente una “bandera roja” también.

Consejo Nro. 2: Averigüe en Internet

Hoy en día, no hay mucho que una compañía pueda hacer en cuanto a un mal servicio sin estar registrado en al menos una, de las docenas de sitios web de revisión de consumidores en línea. Así que ingrese en internet, escriba el nombre de la empresa, más la palabra “reseñas” (reviews) y vea lo que obtiene.

Tenga en cuenta que cada empresa probablemente tendrá al menos un cliente insatisfecho, esa es la naturaleza de los negocios. Pero si una empresa tiene mala calificación en las “revisiones”, o hay una serie de críticas negativas que se refieren a un mismo tema, esto debería desencadenar algunas luces de alarma que podría tener que  enfrentar usted mismo, debiendo soportar el mismo tipo de problema de servicio deficiente.

Consejo Nro. 3: Busque alcance comunitario sin fines de lucro

Hay dos tipos de proveedores para el alivio de deuda: con fines de lucro y sin fines de lucro. ¿Cuál cree que es más probable que proporcione un servicio imparcial en lugar de “venderle” su primer paquete de ayuda?

Sin embargo, un problema es que los servicios de alivio de deuda sin fines de lucro no pueden, por ley, jactarse acerca de cuán sin fines de lucro son. Como resultado, es posible que usted no pueda distinguirlo a primera vista. Pero, incluso si la empresa no anuncia su estado de ser sin fines de lucro, anunciará varios proyectos comunitarios y caritativos que ejecutarán o en los que participarán. Por lo tanto, que cuente con mucha participación en la ayuda a la comunidad, suele ser una buena señal (también puede solicitarles, cuál es su estado, cuando se comunique con ellos por teléfono).

Consejo Nro. 4: Nunca confíe en las tarifas iniciales

Las nuevas regulaciones establecen que ninguna compañía de alivio de deudas puede cobrar honorarios por adelantado por su servicio, incluso los proveedores de liquidación de deudas, tienen que liquidar al menos una deuda, antes de que puedan cobrarle nada. Entonces, si una empresa le solicita CUALQUIER dinero por adelantado, es una estafa.

También tenga en cuenta que, incluso las empresas de buena reputación que le cobran honorarios legalmente deben ser totalmente transparentes con respecto a las tarifas que pagará durante la vigencia de su programa y cómo esas tarifas serán incluidas en cualquier otro pago que realice. Si una compañía no le da una explicación detallada de cuándo y por cuales acciones le van a cobrar exactamente, busque otro proveedor.

Consejo Nro. 5: La primera llamada no debería dejarle sudor frío

Al final del día, incluso un proveedor de servicios de alivio de la deuda sin fines de lucro con buena reputación, no será la compañía adecuada para usted si no confía en las personas con las que estará trabajando. Este proceso es sobre confianza, entonces si no está presente allí, no será la persona o sistema correcto para usted.

Así que hable con un miembro del personal, para ver de qué se trata la empresa antes de inscribirse en algo. Aproveche cualquier consulta gratuita que la compañía ofrezca para hablar con ellos y familiarizarse con su modo de operar.

Primero, asegúrese que, con quien sea que esté hablando, sea un experto certificado y no solo un vendedor. Un consejero de crédito certificado o un asesor financiero deberían manejar su consulta; de lo contrario, es una clara señal que quieren solamente obtener ganancias, en lugar de ayudarlo de verdad. Entonces, será cuestión de escuchar lo que tengan para decirle, y ver cómo se siente. Si obtiene una buena impresión y se siente cómodo, entonces, si todo lo demás estaba en orden, esa sea probablemente una empresa en la que pueda confiar.

 

FREE DEBT ANALYSIS

CONTACT US AT (844) 430-8479