Un hombre se divorcia de su marido, pero ¿está casado con la deuda de su ex?

Mi marido tenía una tarjeta de crédito 5 años antes de casarnos. Pensaba que me había añadido como usuario autorizado, pero el banco dice que soy cotitular. Nunca firmé nada, y cuando pedí una prueba, me dijeron que se había hecho por teléfono. Pedí la grabación, que no tienen. Estoy pasando por un divorcio, y cuando lo dejé, la tarjeta de crédito tenía saldo cero. Ahora está en cobro por $25,000. ¿Soy responsable de esta deuda de tarjeta de crédito?

– John, de New York

Howard Dvorkin, CPA responde…

Antes de hablar de dinero, hablemos de amor. Como alguien que ha pasado por un divorcio, sé lo emocionalmente agotador que es. Los problemas financieros sólo lo empeoran.

En su caso, John, el problema financiero es común, porque es simple y complicado al mismo tiempo. Depende de unas pocas palabras. ¿Es usuario autorizado o titular de una cuenta conjunta en la tarjeta de crédito de su futuro ex?

Usuarios autorizados frente a titulares de cuentas conjuntas en el divorcio

Usted creía que era un usuario autorizado, lo que significa que puede utilizar la tarjeta de crédito, pero no es responsable de pagar las facturas. La pregunta lógica es: ¿Por qué querría alguien dejar que otra persona usara su tarjeta de crédito sin ser responsable de pagar lo que le cobraron?

Es común permitir que los miembros de la familia sean usuarios autorizados, especialmente si son jóvenes y están tratando de establecer un crédito, o si ya han comprometido su crédito por mala suerte o malas decisiones. Los usuarios autorizados pueden acumular su propio crédito utilizando la tarjeta de otra persona. Si esa tarjeta tiene un historial de pagos intachable y no está al límite, será muy bien considerada por las tres grandes agencias de crédito (Equifax, Experian y TransUnion). A esas agencias de crédito no les importa que no sea su tarjeta.

A titular de una cuenta conjunta, en cambio, es esencialmente el copropietario de la tarjeta. Muchas tarjetas ni siquiera ofrecen esta opción (entre ellas American Express y Discover). Conozco a muchos matrimonios que son copropietarios de sus tarjetas, tanto por comodidad como para obtener los tipos de interés más bajos.

Así es como funciona el sistema.

Demostrar que no se es legalmente responsable de una deuda de tarjeta de crédito en el divorcio

La cuestión más controvertida es: ¿Cómo se convirtió John en titular de una cuenta conjunta sin saberlo? Soy contador público, no abogado. Así que le pregunté a Chad van Horn, un abogado que trabaja con Debt.com en un sinfín de asuntos relacionados con las deudas.

Chad fue tajante:

“Lo primero que haría es pedir una prueba de que él aceptó ser responsable de esta deuda. Ahora bien, si utilizó la tarjeta en su beneficio, la compañía de la tarjeta de crédito puede tener un argumento equitativo, pero al menos debería proporcionar el contrato firmado, la autorización de voz o la dirección IP para la firma electrónica”.

En otras palabras, John podría estar enganchado al saldo de $25,000, pero sólo si la compañía de la tarjeta de crédito puede demostrarlo. John dice que no pueden. ¿Y ahora qué?

“Si no lo tienen, debe seguir con una carta impugnando formalmente la validez de la deuda. John también querrá disputarla con las agencias de crédito si están informando como una cuenta conjunta y no como un usuario autorizado”, dice Chad.

Presentar una disputa de este tipo no es difícil, pero lleva unos minutos. “Su guía para hacer efectivas las disputas de su reporte de crédito” es el mejor lugar para empezar. Encontrará instrucciones paso a paso.

Por último, Chad aconseja:

“El abogado del divorcio de John debería abordar esta deuda en el acuerdo de conciliación matrimonial”.

Si hay alguna buena noticia en el divorcio de John, es ésta. Como el divorcio no es definitivo, John puede plantear esta cuestión ahora.

Buena suerte, John, tanto con su estado financiero como emocional.

¿Necesita ayuda con una disputa de crédito? Póngase en contacto con un equipo de profesionales para que le ayuden.

EmpezarCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC