Un lector cree que le han robado la identidad en un centro de atención de urgencias. ¿Y ahora qué?

Pregunta: En enero, acudí a un centro de atención de urgencias después de haberme caído de una escalera. Me trataron muy bien. Pero el mes pasado, empecé a recibir llamadas de un cobrador realmente odioso. Decía que debía $3,000 por el tratamiento de mi hijo por una fractura de brazo. La cuestión es que no tengo ningún hijo. Al menos no uno que yo conozca.

Le dije al tipo que se equivocó, pero él y otro tipo siguen llamándome. Me amenazan con todo tipo de problemas. Volví al centro de urgencias y me dijeron que no sabían nada de esto. Cuando les dije a los cobradores que el centro de atención de urgencias respondería por mí, no les importó. Quieren su dinero y llaman todos los días. ¿Qué hago?

— Paul en Colorado

Howard Dvorkin CPA responde…

Esto no lo va a tranquilizar, Paul, pero no es el único. Sólo el mes pasado, Debt.com informó dos veces sobre el creciente problema del robo de identidad médica.

En primer lugar, informamos que 44% de los adultos que viven en Estados Unidos (EE.UU.) temen esta forma particular de robo de identidad. Luego, señalamos que un tercio de todas las violaciones de datos provienen de los hospitales. Entonces, ¿qué puede hacer usted? La mayoría de los consejos sobre este tema -incluidos los de Debt.com- se refieren a cómo prevenir este tipo de robo tan repugnante.

Sin embargo, ¿qué pasa si ya se ha producido? Ese es su caso, Paul. Hay un nombre para lo que está enfrentando. Se llama acoso de los cobradores. Puede leerlo todo en Conceptos básicos sobre el acoso de los cobradores.

Afortunadamente, existe una ley que regula -y castiga- a los cobradores. Se llama Ley de Prácticas Justas de Cobro de Deudas, o FDCPA por sus siglas en inglés. Por ejemplo, cuando usted dice que los cobradores lo llaman “todos los días”, la FDCPA dice que no pueden llamarle los domingos ni antes de las 8 de la mañana ni después de las 9 de la noche los demás días. También hay muchas otras restricciones:

  • No pueden utilizar un lenguaje obsceno.
  • No pueden amenazarlo con hacerle daño o detenerlo.
  • No pueden llamarlo sin identificarse.

Si las llamadas siguen llegando, puede obtener una consulta gratuita sobre su situación llamando al 1-844-669-4596. Debt.com en español lo pondrá en contacto con un especialista en el campo de acabar con este tipo de acoso. Para ayudarlo, estos especialistas le cobrarán una pequeña cuota, pero usted no paga por la consulta. Si no sigue con nosotros, Paul, consulte a alguien. Los cobradores rara vez se rinden por sí solos. Alguien tiene que detenerlos.

¿Tiene una pregunta sobre la deuda?

Envíe su pregunta por correo electrónico a  y Howard Dvorkin la revisará. Dvorkin es contador público, presidente de Debt.com y autor de dos libros de finanzas personales, Credit Hell: How to Dig Yourself Out of Debt y Power Up: Taking Charge of Your Financial Destiny.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Publicado por Debt.com, LLC