Una lectora tiene una cuenta de ahorro para la salud (Health Savings Account) que no utiliza. Quiere pagar sus tarjetas de crédito con ella.

Pregunta: Tengo una cuenta de ahorros de salud de un trabajo en el que ya no trabajo. Tengo un buen seguro, así que rara vez la utilizo, y tiene tarifas mensuales sólo para el mantenimiento. Así que estoy perdiendo poco a poco todo el dinero que he ganado. ¿Puedo retirarlo todo y utilizarlo para pagar otras deudas y sacarle provecho de verdad?
– Halie en Missouri

Howard Dvorkin, CPA responde…

En general, nunca se debe retirar el dinero de una cuenta de ahorros para la salud para otra cosa que no sea un problema de salud. Eso es porque el gobierno ha aprobado leyes severas que hacen que sea doloroso hacerlo.

Antes de profundizar en los detalles de Halie, repasemos rápidamente cómo funciona una HSA. Básicamente, una HSA es un tipo especial de cuenta de ahorros. Usted deposita dinero que sólo puede gastar en gastos médicos, pero a cambio de aceptar esa restricción, el IRS no le cobrará impuestos sobre esos depósitos.

Hay un montón de otras reglas, la más importante es que tiene que estar inscrito en un plan de seguro de salud con deducible alto o “HDHP”, por sus siglas en inglés. Pero lo más importante es saber esto: Si cumple los requisitos, puede ahorrar mucho dinero.

¿Ya no necesita una HSA? Es un buen problema

En el caso de Halie, ella tiene un excelente problema. Ella tenía un trabajo que ofrecía una HSA porque su plan de seguro no era tan bueno. (Los HDHP no son divertidos porque usted debe gastar más de $7,000 de su propio bolsillo antes de que el seguro entre en acción). Ahora tiene un nuevo trabajo con un seguro mucho mejor, así que ya no necesita la HSA.

Cuando le describí la situación de Halie a la agente de seguros y experta Analisa Cleland, esto es lo que Analisa dijo: “¡Retirar dinero de una HSA no es aconsejable!”.

Cerrar una HSA es muy parecido a hacer lo mismo con un 401(k). Tal y como lo describe Analisa, “simplemente no es una buena idea. Le impondrán una multa del 20% y tendrá que pagar impuestos por esa cantidad. Perderá casi la mitad de su dinero”.

Halie tiene 26 años y su HSA tiene poco más de $1,200 dólares. Está pagando $3.75 al mes en concepto de tarifas de mantenimiento, lo cual es elevado. Muchas HSA no tienen ninguna cuota. ¿Y si pudiera trasladar su HSA?

Una alternativa mejor que retirar dinero de una HSA

Tanto Analisa como yo le sugerimos a Halie que transfiriera su HSA a otra HSA, una que no cobre casi nada en concepto de cuotas de mantenimiento. Es lo que se llama literalmente una transferencia de HSA. Puede eliminar las tarifas de mantenimiento, pero requiere un poco de trabajo.

Hay que llenar los inevitables formularios y, lo que es peor, su HSA actual le enviará un cheque en papel por el saldo, y sólo tiene 60 días para depositarlo en la nueva HSA, o pagará impuestos y multas que eclipsarán todo lo que estaba intentando ahorrar.

Si Halie tuviera más años de los que tiene, Analisa se habría opuesto rotundamente a la transferencia porque “una vez que cumpla los 65 años, puede usar ese dinero de la HSA para pagar las primas de la Parte B de Medicare”.

Incluso con un seguro excelente, al final habrá gastos médicos que Halie querría cubrir con su HSA. La verdadera urgencia en su situación es deshacerse de esa tarifa de mantenimiento. Por supuesto, esto no aborda la razón por la que Halie quería retirar el dinero de su HSA.

La solución a la deuda de Halie

Cuando le preguntamos a Halie qué deudas tiene, respondió: “Tengo una tarjeta de crédito que realmente quiero pagar, así como un préstamo personal”.

No le preguntamos cuáles eran los tipos de interés de su tarjeta de crédito y de su préstamo personal, pero los promedios nacionales rondan el 18-20% y el 7-10%, respectivamente. Así que sí, tiene que hacer algo al respecto de inmediato.

Sin embargo, en lugar de retirar su HSA, puede llamar a Debt.com al [sc name=”phone-number”][/sc]. Obtendrá un análisis gratuito de la deuda por parte de un consejero de crédito certificado, y podría presentarle programas que podrían reducir sus pagos mensuales hasta un 50%.

Las HSA y usted

Si ha leído hasta aquí, tal vez esté pensando: “Vaya, las HSA parecen más problemas de lo que valen”. En realidad, tienen grandes beneficios fiscales, así que, si usted es elegible para una, definitivamente debería explorarla. Analisa Cleland recomienda hablar con su agente de seguros si está confundido por el proceso. Ellos deben conocer todos los detalles y pueden explicarlos en un lenguaje sencillo.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

contributor

Howard Dvorkin, CPA

CPA - Debt.com Chairman & Personal Finance Expert

Publicado por Debt.com, LLC