Una lectora se pregunta si ahorrará dinero al obtener una nueva hipoteca, un préstamo para el automóvil y tarjetas de crédito. ¿O pagará más?

4 minute read

Sigo oyendo que la Reserva Federal subirá las tasas de interés en marzo. Pero no consigo averiguar de cuánto será. Dependiendo de la cantidad, ¿debería apresurarme a refinanciar mi hipoteca al 4% de inmediato?

¿Y el préstamo de mi auto? Tiene tres años. Y mis tarjetas de crédito: ¿debería cambiarlas por otras que sean inmunes a las próximas subidas de tasas de interés? He buscado en Internet, pero no encuentro respuestas sencillas a estas preguntas. ¡Necesito su ayuda!

– Sydney de California

Howard Dvorkin, CPA responde…

Hay buenas razones por las que no puede obtener respuestas directas, Sydney.

Para empezar, nadie sabe cuánto subirán las tasas de interés en marzo. Quizá ni siquiera la propia Reserva Federal (Fed, por sus siglas en inglés). Esta agencia independiente (ni el Congreso ni el Presidente pueden ordenarla) es muy buena guardando secretos. Aunque el presidente de la Fed, Jerome Powell, acapara todos los titulares, es un comité de 12 personas el que vota las subidas de las tasas de interés.

Decidan lo que decidan, hay que saber esto: Esas doce personas no suben las tasas de interés. Controlan algo llamado “tasas de los fondos federales”. Ese es el tipo de interés que los bancos se cobran entre sí por los préstamos a corto plazo. Por supuesto, como cualquier otro negocio con costos crecientes, esos bancos trasladarán esas subidas de tasas de interés a usted.

Dentro de esa aburrida explicación está la respuesta a todas sus preguntas, Sydney…

¿Debe refinanciar su hipoteca?

No, no debería refinanciar su casa sólo porque le preocupe una subida de tasas de interés. Ya tiene una tasa excelente: la tasa promedio de una hipoteca fija a 30 años en este momento es de 3.56. Si va a buscar esa fracción de porcentaje adicional, probablemente gastará más de lo que ahorrará.

Los costos de cierre suelen añadir entre un 3 y un 6% al precio de la vivienda. Si su hipoteca es de $200,000, eso supone entre $6,000 y $12,000 más. ¿Saldrá ganando? Utilice la calculadora de hipotecas de Debt.com para averiguarlo. Sin embargo, por lo general aconsejo no buscar tasas más bajas. Incluso si ahorra un poco, es el momento en el que podría centrarse en ahorrar más en otros aspectos.

Más información sobre la refinanciación de hipotecas »

¿Debe refinanciar su préstamo de automóvil?

Este es un gran quizás.

Aunque un préstamo de auto no conlleva gastos de cierre (¡gracias a Dios!), es posible que tenga que hacer frente a una “penalización por pago anticipado” si paga su préstamo antes de tiempo. No todos los prestamistas lo hacen, así que compruebe la letra pequeña de su contrato. Compruebe también si el nuevo prestamista cobra una “comisión de solicitud”. Estas comisiones son cada vez más raras, pero siguen existiendo.

Por último, consulte con su estado, ya que podría cobrar fuertes tasas por transferir el título y volver a registrar el auto. Al igual que con su hipoteca, tiene que hacer cuentas para ver si realmente sale ganando.

Más información sobre la refinanciación de automóviles »

¿Debería adquirir tarjetas de crédito inmunes a las subidas de las tasas de interés?

Antes de buscar nuevas tarjetas para obtener tasas de interés más bajas, intente pagar los saldos excesivos que están minando el dinero que tanto le ha costado ganar. Si paga la totalidad de sus tarjetas cada mes, no tendrá que preocuparse por las subidas de las tasas de interés.

Obviamente, mucha gente no puede hacerlo. Una encuesta reciente de Debt.com escubrió que “35% de quienes viven en Estado Unidos y Puerto Rico siempre tienen deudas de tarjetas de crédito mes a mes”. Así que sí, es necesario encontrar tarjetas con tasas de interés más bajas (pero eso es algo que debería estar haciendo de todos modos).

Con la subida de las tasas de interés o sin ellas, siempre recomiendo consultar periódicamente a sus acreedores para hablar de sus tasas de interés. Hay muchas posibilidades de que le den un tipo de interés más bajo si lo pide de la forma adecuada y en el momento adecuado.

Aprenda a negociar las tasas de interés de las tarjetas de crédito »

Las subidas de las tasas de interés no son una conspiración

Suele ser en torno a este punto cuando leo en Twitter, Facebook o en la sección de comentarios: “¡Howard, la Fed es una gran estafa!”. Las teorías conspirativas atraviesan todo el espectro político, desde las liberales (las élites ricas mantienen a raya a las minorías) hasta las conservadoras (está controlada por los Illuminati).

El año pasado, incluso respondí a una de estas conspiraciones que la Reserva Federal está intentando arruinar nuestra economía intencionadamente.

Créanme, la Reserva Federal recibe muchas críticas legítimas. No necesita teorías conspirativas.

Cómo no preocuparse realmente por las subidas de las tasas de interés

La gente que no tiene deudas no teme a las subidas de las tasas de interés. Sydney, le insto a que mire sus finanzas de forma holística. Si no tiene un presupuesto familiar, aquí tiene cómo crear uno. Si está lidiando con una deuda masiva, aquí tiene cómo salir de ella.

Vivir sin deudas es vivir sin estrés. Si no cree que sea posible, puede llamar a Debt.com al 1-844-669-4596 y hablar con un consejero capacitado que le hará un análisis gratuito de las deudas y le ayudará a alcanzar la libertad financiera. Entonces, la próxima vez que oiga hablar de una subida de tasa de interés de la Fed, podrá sonreír y olvidarse de ello.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC