Un lector tiene una idea para preservar su puntaje de crédito, también conocida como "mantener y pagar". Pero la solución podría ser peor que el problema

3 minute read

Quiero declararme en bancarrota porque mis deudas me están aplastando. Debo casi $35,000 en tarjetas de crédito y otros $20,000 en deudas médicas. Pero también quiero minimizar el daño a mi puntaje de crédito tanto como sea posible.

He mantenido mi hipoteca al día incluso mientras he estado luchando (y quiero mantener mi casa). He leído que, durante la bancarrota, puedo acordar algo llamado “mantener y pagar”. ¿Es una buena idea? ¿Me ayudará a seguir construyendo mi crédito incluso durante mi declaración de bancarrota?

– Colby de Michigan

Steve Rhode, el hombre que ayuda a salir de las deudas, responde…

Esta pregunta tiene una respuesta tanto técnica como práctica (y están en desacuerdo entre sí). Bienvenido a la realidad.

Técnicamente, de lo que está hablando se llama “acuerdo de reafirmación”. Pero “mantener y pagar” o “quedarse y pagar” es el término informal. Es una descripción exacta de lo que significa este contrato legalmente vinculante. Para definirlo, empecemos por hablar de lo que es realmente la bancarrota.

Cuando usted se declara en bancarrota, está buscando protección legal contra sus acreedores, y ser liberado de la deuda porque ya no puede sostenerse. Simplemente no posee los medios para pagarla. Por eso la bancarrota se conoce como un nuevo comienzo.

Aquí es donde entra el acuerdo de reafirmación. Básicamente, usted se compromete a seguir siendo responsable de una deuda para poder conservar su propiedad. Si tiene problemas financieros más adelante, esa deuda no podría incluirse en una futura bancarrota, por lo que puede ser una estrategia arriesgada.

El argumento contra la reafirmación

De ninguna manera recomendaría un acuerdo de este tipo si su objetivo es principalmente apuntalar su puntaje de crédito. Esa puntuación va a recibir un golpe de todos modos, y hay que tener en cuenta dos cosas:

  1. La velocidad a la que puede reconstruir su crédito.
  2. La carga que supone la hipoteca actual.

Además, no hay garantía de que la compañía hipotecaria vaya a informar de sus pagos a las principales agencias de crédito después de declararse en bancarrota.

Su crédito es relativamente fácil de reconstruir [ENG] después de la bancarrota. Si se lanza a reconstruir su crédito a partir del día siguiente a la aprobación de la bancarrota, su puntaje de crédito puede empezar a dispararse en un año. Podrías comprar un coche nuevo y obtener tarjetas de crédito. En un año más, podrá obtener una hipoteca a la tasa del mercado.

Si se declara en bancarrota, debe ser por una única razón: su situación financiera no es sostenible y necesita la protección que ofrece la bancarrota. Por lo tanto, parece ilógico tirar por la borda una oportunidad limitada de empezar de nuevo por preocupaciones sobre su reporte de crédito.

No parece que haya mucho patrimonio que proteger aquí, lo que podría ser una razón para considerar el oneroso acuerdo de reafirmación que la compañía hipotecaria podría ofrecer. Y antes de poder aceptar esa oferta, el abogado de la bancarrota y el tribunal tendrían que estar de acuerdo con ella.

El argumento de la reafirmación

Para demostrar lo complicadas que son estas situaciones, yo mismo hablé con un abogado de bancarrotas y compartí su pregunta. Chad Van Horn, del Van Horn Law Group [ENG], se mostró mucho más entusiasta a la hora de buscar un acuerdo de reafirmación:

“En el caso de las hipotecas de las propiedades del hogar que mis clientes desean conservar, recomiendo reafirmar la hipoteca. De este modo, el prestamista seguirá informando del historial crediticio positivo y de sus futuros pagos. Tener un reporte positivo ayudará a que su crédito se reconstruya mucho más rápido que el de aquellos que no tienen ninguna cuenta asegurada positiva. Así que, en resumen, yo recomendaría declararse en bancarrota y reafirmar la deuda con el titular de la hipoteca”

La reflexión final

He aquí otra consideración. Supongamos que su hipoteca actual es inferior al alquiler en su zona. Podría arriesgarse a que, si acepta quedarse y pagar, no pueda liberarse de la hipoteca en una posible bancarrota futura. Eso podría ser algo que considere hacer.

En otras palabras, su compañía hipotecaria acepta que se quede en la vivienda y no cancela el préstamo con la declaración de bancarrota. Si su situación de vivienda actual es igual o más barata que dejar la casa y mudarse, eso podría ser una razón para quedarse.

Decida lo que decida hacer, como puede ver, necesitará sentarse con un abogado especializado en bancarrotas para hacer realmente las cuentas y averiguar qué es lo mejor para usted. Espero que esto haya sido un buen comienzo, pero ciertamente no es la última palabra.

Asegúrese de que usted está listo para presentar y conectarse con un equipo de bancarrota calificado.

Evaluación gratuitaCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Steve Rhode

Steve Rhode

Rhode ha estado escribiendo desde la fundación de una organización sin fines de lucro en 1994 para ayudar a las personas a salir de sus deudas.

Publicado por Debt.com, LLC