Dos lectores tienen dificultades por ser demandados por los acreedores a causa de sus deudas.

5 minute read

Hemos recibido muchas preguntas acerca de ser demandados por deudas de tarjetas de crédito. Aquí hay dos preguntas de los lectores que tratan sobre cómo funciona el proceso:

Pregunta: “¿Puedo ser demandado aquí, en el estado de Georgia, por deudas de tarjetas de crédito si soy discapacitado y tengo más de 60 años?’’

– Kenny de Georgia

Mandi Woodruff [ENG], editora ejecutiva de MagnifyMoney [ENG], responde…

Estar endeudado es bastante estresante, pero la posibilidad de ser demandado es aún peor. Desafortunadamente, las deudas no desaparecen. Si usted está unos meses atrasado y enfrenta dificultades financieras, su mejor opción es llamar al acreedor y ver si puede hacer algo al respecto. Si la deuda ya ha sido enviada a cobranzas, entonces, sí, usted está en riesgo de ser demandado.

Sin embargo, si su deuda es realmente cobrable o no, es otra pregunta.

Cuando se trata del estatuto de limitaciones, o de la cantidad de tiempo que un acreedor tiene para demandarlo, las leyes de cobranza difieren según el estado. En su estado de Georgia, el plazo de prescripción de las deudas de las tarjetas de crédito es generalmente de seis años. Es decir, seis años desde que se hizo el último pago de la deuda, no la fecha en que usted pagó la cuenta. Así que, si usted hizo un pago el año pasado para tratar de sacar a un cobrador de deudas de su espalda, eso habrá reiniciado el reloj. Sin embargo, si han pasado seis años, la deuda ha prescrito [ENG], lo que significa que un acreedor no puede ganar una demanda en su contra.

Sin embargo, eso no significa que el coleccionista lo dejará en paz. Pueden tratar de engañarlo para que reconozca su deuda ofreciéndole un plan de pago, o demandarlo de todos modos, sabiendo que algunas personas ignorarán la demanda. Si usted no se presenta, se puede presentar un fallo por falta de comparecencia en su contra, lo que significa que su salario será embargado, sus cuentas serán congeladas y/o se pondrán gravámenes sobre su propiedad. El resultado final aquí: no ignore ninguna amenaza de demanda, incluso si usted cree que está libre de sospecha.

Ahora, si usted sabe que en realidad debe el dinero, pero no tiene ningún ingreso o activos de los cuales sacar dinero, probablemente no hay mucho que un acreedor pueda quitarle. De hecho, algunas formas de ingresos, incluyendo el Seguro Social y los ingresos por discapacidad que se depositan directamente en su cuenta bancaria, están protegidos contra el embargo de salario (a menos que tenga deudas con el gobierno federal, como una factura de impuestos). Por lo tanto, en su situación, si su único ingreso es la discapacidad del Seguro Social, ésta permanecerá protegida. Pero lo mismo no se puede decir necesariamente, si usted tiene otros activos.

Entonces, ¿qué sucede si usted recibe una notificación de que está siendo demandado?

Primero, no lo ignore. Usted debe responder a la demanda [ENG] en la fecha especificada en los documentos de la corte. Esto obliga al cobrador de deudas a probar que usted debe la deuda. Si usted cree que su deuda podría estar fuera del estatuto de limitaciones o que hay un error, puede solicitar una carta de verificación de deudas del cobrador de deudas preguntando por ella.

Luego, considere contratar a un abogado especializado en deudas. Vale la pena obtener orientación profesional sobre la mejor manera de proceder. Un abogado de defensa del consumidor [ENG] y puede empezar por ayudarlo a responder a la demanda, y a veces incluso puede ser capaz de llegar a un acuerdo de liquidación de deudas a cambio de que se retire la demanda.

Considere la bancarrota como una opción. Si usted no tiene los medios para pagar la deuda y es significativa, declararse en bancarrota podría ser el camino a seguir. El proceso puede ser complicado y no todos son buenos candidatos, así que hablar con un abogado es una decisión inteligente.

Pregunta: “¿Qué opciones tengo cuando un cobrador de deudas me lleva a la corte cuando tanto el acreedor original como el cobrador de deudas no aceptan los pagos que puedo hacer? Mi acreedor original me envió a las colecciones mientras yo estaba pagando lo que podía como madre soltera con muchas cuentas. Luego traté de hacer un trato con la firma de cobranza, pero ellos se negaron a aceptar lo que yo podía pagar hasta que obtuviera mis impuestos. Ahora me han citado al tribunal y no tengo dinero para un abogado. ¿Qué puedo hacer?’’

– Emily de Missouri

Steve Rhode, el “chico para salir de la deuda” (Get Out of Debt Guy, en inglés), responde…

Una idea equivocada muy común, es que enviar un poco de dinero lo mantendrá fuera de problemas con su acreedor o cobrador y lo mantendrá fuera de la corte. No es así y no lo será.

Usted no recibe crédito (por así decirlo) por sus esfuerzos de buena fe. El único pago que usted puede hacer para mantener feliz al acreedor es por lo menos el pago mínimo que usted acordó en su acuerdo de préstamo original.

Aparte de esa cantidad, el siguiente pago que puede mantenerlo alejado de problemas es un pago menor, pero uno que el prestamista está de acuerdo en aceptar. La aceptación requiere una oferta de su parte y un acuerdo del prestamista para aceptar el pago reducido. No se puede enviar lo que se puede pagar.

 ¿Quieres salir de las deudas?  Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis. 

Ayuda gratisCall To Action Link

Qué no hacer

Usted tiene una muy buena opción, pero antes de que entremos en eso, hablemos de su peor opción. Eso sería ignorar una citación judicial. No hay ningún escenario en el que eso funcione para usted. Esto provocará más costos y más estrés.

Si no se presenta, perderá por defecto. El acreedor obtendrá un fallo e irá por el embargo de salario si está disponible en su estado. Así que primero, revise el reporte de Debt.com Cómo responder a una citación civil por deudas de tarjetas de crédito. Esto le dará instrucciones paso a paso para tratar este grave asunto.

Una buena opción

¿Cuál es esa buena opción? No sonará como una buena opción al principio: bancarrota. Esa es la forma más segura de cerrar la puerta de su deuda legalmente. Usted estará protegido de sus acreedores y su deuda será eliminada. Para siempre.

La bancarrota suena mal porque es algo serio y porque, en el pasado, personas sin escrúpulos han abusado de ella. Pero también es una herramienta legítima y poderosa para los necesitados. Cada año, este país ve alrededor de 1 millón de solicitudes de bancarrota.

Entonces, ¿por dónde comenzar? La bancarrota no es algo que usted mismo hace, como un proyecto de reparación de casas de fin de semana. Es como construir una adición a su casa. En primer lugar, compruebe las ventajas y desventajas de la bancarrota. Luego llame a un profesional, lo cual es requerido por la ley. Puede comunicarse con esa persona en Debt.com.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Debt.com

Debt.com

Los escritores de Debt.com son periodistas, expertos en finanzas personales y consejeros de crédito certificados. Sus consejos sobre dinero (cómo hacerlo, cómo ahorrarlo y cómo gastarlo) es basado en la experiencia financiera de todo el equipo. Ellos han aparecido en medios de comunicación que van desde The New York Times hasta USA Today, desde Forbes hasta FOX News, y desde MSN hasta CBS.

Publicado por Debt.com, LLC