Una lectora está pagando todas sus deudas y necesita saber qué hacer a continuación.

minutos de lectura

3

Tengo una deuda de $2,600 en tarjetas de crédito, un préstamo personal de $13,000 y una deuda de $23,000 por el auto. Hace tres meses, empecé a recibir entre $1,200 y $1,800 de dinero extra al mes al conseguir un segundo trabajo. Utilicé ese dinero para pagar dos de mis tres tarjetas de crédito, y pienso pagar la tercera tarjeta de crédito (en la que me quedan $2,600) en un mes.

Me preguntaba si debería tomar los $1,800 extra al mes y ahorrarlos. ¿O debería pagar el préstamo personal? Sólo tengo unos $6,000 en ahorros. Quiero pagar o reducir el préstamo personal para poder empezar a ahorrar para una casa.

Sarah de Texas

Howard Dvorkin, CPA responde…

Estos son los problemas que me encanta escuchar. Sarah, su dilema se reduce a esto: “He sido tan responsable financieramente, que no sé si debo pagar la última de mis deudas o ahorrar el dinero para emergencias o poder tener una nueva casa”.

La buena noticia es que no hay malas decisiones. Haga lo que haga, lo hará bien. Deje que se lo explique a continuación.

Deshágase de los intereses

No especifica las tasas de interés de su préstamo personal y de su préstamo para el auto, pero seguramente son más bajas que las de sus tarjetas de crédito. Mientras escribo esto, la tasa de interés promedio de los 365 millones de cuentas de tarjetas de crédito abiertas en este país es de casi el 20%.

Eso significa que se gasta $1 en intereses por cada $5 que se cargan en las tarjetas. Piense en lo que podría hacer con ese dinero si pudiera conservarlo. Eso es exactamente lo que está haciendo Sarah.

Pagar sus otros dos préstamos también pone más dinero en su bolsillo. La tasa de interés promedio de los préstamos para automóviles [ENG] es de casi el 4% para los nuevos y de algo más del 8% para los usados. En el caso de los préstamos personales [ENG], la tasa supera el 14%, aunque eso tiene en cuenta muchos préstamos de alto riesgo. Muchos están muy por debajo del 10 por ciento.

Así que sí, es una gran idea aplicar parte de su nuevo dinero para pagar estas deudas tan pronto como pueda, pero no demasiado pronto.

Crear un fondo de emergencia

Vivir sin deudas  puede acabar en un instante. Basta con un accidente, una enfermedad o un desastre natural. Así que, literalmente, debería guardar algo para cuando surja algún imprevisto. No hace falta que comience con mucho. Si busca en Internet “fondo de emergencia”, verá una confusa gama de recomendaciones: Necesita tres meses de gastos de manutención. No, seis meses. No, un año.

Yo recomiendo entre 3 y 6 meses, pero he aprendido en las últimas tres décadas que cualquier cantidad es útil. Si le desanima tratar de ahorrar un año de gastos de manutención mientras sigue con sus gastos diarios, puede que nunca comience a ahorrar. Por eso estoy de acuerdo con el experto en finanzas Dave Ramsey [ENG], que aboga por un fondo de emergencia “inicial” de $1,000.

Eso es suficiente para cubrir emergencias menores, como un auto que necesita una reparación inesperada o un televisor que se estropea definitivamente. Si destina incluso $20 al mes a un presupuesto para emergencias -el mismo costo que la mayoría de los servicios de streaming-, aumentará sus ahorros para emergencias.

Más información en 4 formas de crear rápidamente ahorros de emergencias en 2022.

Comprar una casa

Una vez que haya pagado sus deudas y tenga un buen fondo de emergencia, puede pensar en comprar una casa. Esperar tiene varias ventajas.

En primer lugar, y lo más obvio, tendrá tiempo para ahorrar para el pago inicial. En segundo lugar, los precios de la vivienda ahora mismo (y posiblemente en el futuro inmediato) son extremadamente altos. En tercer lugar, cuanto más tiempo esté libre de deudas y pague sus facturas a tiempo, más alto será su puntaje de crédito, lo que se traduce en una tasa de interés más baja en su hipoteca.

En cuarto lugar, con las deudas bajo control, puede pensar en el futuro y empezar a investigar el proceso de compra de una vivienda. Le sugiero que empiece por aquí: 10 estrategias monetarias para comprar su primera casa.

Crear un presupuesto

Sarah, no ha mencionado si lleva un presupuesto familiar. Si lo hace, felicitaciones. Si no lo hace, aquí hay algunas herramientas en línea que hacen el trabajo pesado por usted. Salir de la deuda es increíble, pero la elaboración de un presupuesto mensual la mantendrá sin deudas por el resto de su vida. Ahora que está tan cerca de alcanzar la libertad financiera, estoy seguro de que no querrá mirar atrás.

Si alguien más que lea esto quiere ser como Sarah, Debt.com puede ayudarlo. Sólo tiene que llamarnos al para un análisis gratuito en profundidad de la deuda.

Encontrar la mejor solución para liberarse de las deudas más rápido.

Evaluación GratuitaCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC