Cuatro lectores preguntan a los expertos de Debt.com acerca de prestar dinero

Prestar dinero a la gente que ama puede ser complicado, así que no es sorprendente que los lectores de Debt.com hayan hecho varias preguntas sobre este tema. Ya sea que un amigo necesite ayuda con sus deudas o que un adolescente necesite poner en marcha su negocio, la elección de introducir el préstamo en una relación nunca es fácil. Aquí hay cuatro preguntas – y respuestas de expertos – sobre los préstamos a los seres queridos.

¿A qué tipo de persona debería prestarle dinero?

Pregunta: Hablando de una tormenta perfecta: ¡Mi novio y mi mejor amiga quieren que les preste dinero! Tengo el dinero para ayudar a uno cómodamente, pero ambos acabarán con mis ahorros. Prefiero prestarle a uno solo, pero no puedo decidir cuál. Mi novio quiere menos ($2,000 para pagar sus tarjetas de crédito de alto interés) mientras que mi mejor amiga necesita más ($3,000 para comprar un automóvil usado después de que su Corolla de 1999 finalmente murió).

Este es mi problema: mi novio no es bueno con el dinero mientras que mi mejor amiga sí lo es. Mi novio comprará a todos sus amigos bebidas en un bar con su tarjeta de crédito, mientras que mi mejor amiga comerá fideos ramen para llegar a fin de mes. Ambos fueron despedidos el año pasado y están luchando con trabajos mal pagados. ¿Qué es lo que debería hacer? Mis padres no ayudan con preguntas como esta, porque dicen: “Nunca prestes a tus amigos”. ¿Y usted qué opina?

— Erica de Tennessee

Howard Dvorkin CPA responde…

Odio criticar a sus padres, pero debo hacerlo aquí.

Ciertamente, prestar dinero debe hacerse con cuidado. Sin embargo, sospecho de la palabra nunca. Prefiero tomar decisiones financieras basadas en hechos y no en reglas arbitrarias. Como escribí en mi segundo libro Power Up… [ENG]

Los amigos en los que puede confiar son más un lujo que cualquier cosa que pueda comprar o poseer. Ni siquiera puedo empezar a recordar todas las maravillosas historias que mis clientes me han contado sobre cómo sus amigos les ayudaron a superar los tiempos difíciles. Se habrían derrumbado bajo la presión de sus calamidades financieras si no fuera por los amigos que les ayudaron a soportar el peso.

Sus padres son de una generación en la que los préstamos entre amigos estaban mal vistos. De hecho, un estudio del mes pasado [ENG] reveló que “los millennnial son más propensos (67%) que cualquier otro grupo de edad a prestar dinero a los amigos, en comparación con 47% de 55 a 64 años y 44% de más de 65 años”.

¿La deuda de la tarjeta de crédito le impide tener éxito? Aprenda a controlar sus deudas.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Lo que debe hacer

Aunque creo que prestarse dinero entre amigos puede ser útil, también soy cauteloso. Tengo una regla: si presto dinero para ayudar a un amigo financieramente responsable a superar una emergencia, estoy allí con los brazos y la billetera abiertos. Sin embargo, si un amigo constantemente maneja mal su dinero, me niego – no por arrogancia o enojo, sino por preocupación.

Un préstamo, en ese caso, sólo enmascarará los malos hábitos de gasto. No se resuelve un problema, sólo se retrasa un inevitable ajuste de cuentas.

Además, no creo en la bancarrota para ayudar a los demás. A menudo hay otras soluciones. En el caso de su novio, él tiene un problema común que he visto a menudo: deudas de tarjetas de crédito. Antes de prestarle dinero, deje que Debt.com le proporcione consejos. Dígale que llame a uno de nuestros consejeros de crédito certificados al 1-844-669-4596. Recibirá un análisis gratuito de la deuda, lo que puede llevar a un plan para salir de esa deuda por sí mismo.

En cuanto a su mejor amiga, si sigue el consejo de mi respuesta a la pregunta de abajo, debería estar bien, Erica. Lo más importante es que estoy preocupado por su novio. ¿Está considerando casarse? Si es así, no puedo instarle lo suficiente a que se siente y tenga una conversación franca sobre dinero. Le sorprendería saber cuántas parejas se casan sin saber lo suficiente sobre los hábitos de gasto de su cónyuge. ¿No me cree? Compruebe estos hechos sorprendentes.

¿Debería pagar la deuda de la tarjeta de crédito de mi mejor amiga?

Pregunta: Mi madre falleció y yo heredé $20,000. Afortunadamente, no tengo más deudas que la hipoteca de mi casa. No fui a la universidad, pero abrí mi propia peluquería, que me ha funcionado tan bien que pago mis tarjetas de crédito todos los meses y hasta ahorro un poco para momentos complicados.

Así que aquí está el problema. Mi mejor amiga desde el instituto es una mujer increíble. Fue a la escuela de leyes y ahora trabaja como fiscal, encerrando a los chicos malos. En realidad gana más que yo, pero tiene préstamos estudiantiles muy altos. También tiene $10,000 en sus tarjetas de crédito. Me pidió que pagara esas tarjetas de crédito, y me devolvería $500 al mes. Usaría los ahorros de la tasa de interés para pagar sus préstamos estudiantiles.

¿Debería hacer esto? Es mi mejor amiga, pero me siento incómoda.

— Paula de New Hampshire

Howard Dvorkin CPA responde…

Se siente “incomoda” por una razón, Paula. Eso es porque está en una situación difícil.

Si no le presta el dinero a su amiga, se sentirá herida o enfadada o ambas cosas. Eso podría causar una ruptura en una relación duradera. Sin embargo, si le presta el dinero y no se lo devuelve, se sentirá herida o enfadada o ambas cosas, lo que también podría poner en peligro su amistad.

¿La deuda de la tarjeta de crédito le impide tener éxito? Aprenda a controlar sus deudas.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Preguntas antes del préstamo

Antes de escribir ese cheque, Paula, hágales a sus amigos algunas preguntas difíciles. No preste dinero hasta que obtenga respuestas honestas…

  • ¿Cómo llegó a poseer esta deuda de la tarjeta de crédito? Hay una gran diferencia entre una emergencia de una sola vez (como una enfermedad) y las visitas regulares al centro comercial.
  • ¿Tiene alguna otra deuda que yo no sepa? Los préstamos estudiantiles son bastante opresivos, pero necesita saber si su amiga tiene un préstamo de auto, una hipoteca, y cualquier otra deuda.
  • ¿Puede controlar sus gastos? ¿Su amigo es bueno con el dinero? Si no, entonces su préstamo no está resolviendo ningún problema. Sólo está retrasando un desastre.

Si alguna de las respuestas todavía la deja “incómoda”, no le preste el dinero. En su lugar, haga las siguientes recomendaciones…

Opciones menos peligrosas

Siempre he creído que los préstamos personales deben ser el último recurso. Ni siquiera deberían considerarse hasta que se hayan explorado todas las demás opciones. Su amiga tiene varias.

Ella puede tomar un préstamo de consolidación de deuda personal, y puede asegurar tal préstamo con excelentes tasas a través del programa Get A Loan de Debt.com. Ella, por supuesto, pagará los intereses de ese préstamo, pero ahorrará mucho más de lo que ahorraría si continuara pagando los intereses más altos de la tarjeta de crédito.

Su mejor opción (y la más barata) es una llamada gratuita a uno de los consejeros de crédito certificados de Debt.com al 1-844-669-4596, donde recibirá un análisis de la deuda gratis. Hasta que al menos haga esta llamada gratis y se entere de sus opciones, yo optaría por decirle esto a su amiga – porque siempre puede haber una mejor manera, Paula.

Encontrar el préstamo adecuado para consolidar su deuda.

Comparar préstamosCall To Action Link

¿Cómo puedo persuadir a mi hijo para que me deje prestarle dinero?

Pregunta: Apuesto a que no le hacen muchas preguntas como esta, Sr. Dvorkin. ¿Cómo puedo persuadir a mi obstinado hijo para que acepte mi donación para su nuevo servicio de limpieza de piscinas?

Aquí en Florida, hay muchas piscinas, y todas necesitan una limpieza frecuente. Por supuesto, hay mucha competencia entre estos servicios de limpieza, y mi hijo de 18 años ha trabajado para varios desde que era muy joven. Ahora, mientras está en la secundaria, quiere ver si puede lanzar su propio negocio.

Le ofrecí $2,000 para que pudiera comprar el equipo, que puede costar una buena cantidad. Le dije que no tendría que devolverme el dinero, sin condiciones. Dijo que no, que no quiere ninguna ayuda. Así que no sólo va a la escuela, sino que trabaja de noche para poder ahorrar para el equipo.

Así que, por favor, ¡dígame cómo puedo hacer que cambie de opinión!

— Eleanor de Florida

Howard Dvorkin CPA responde…

Después de más de dos décadas como contador público y consejero financiero, he aprendido que el dinero no es sólo un instrumento financiero, sino que a menudo es una condición emocional.

Financieramente, su hijo es tonto al rechazar una donación de $2,000 para su nuevo negocio. Emocionalmente, quiere hacerlo por su cuenta. Aunque eso puede frustrarle, creo firmemente que debería estar orgulloso de su decisión: Usted ha crió a un hijo que no quiere una limosna. He descubierto, en mi propia carrera, que los empresarios con este rasgo acaban siendo los más exitosos de la vida.

Puedo, sin embargo, proponer un punto medio.

Su hijo obviamente no quiere una donación, pero ¿qué tal un préstamo o una inversión? Si le cobra intereses, puede ver su dinero más como una transacción de negocios que como un regalo no ganado. Investiguen juntos sobre las tasas actuales de los préstamos para pequeñas empresas. Podrían ofrecerle algo similar. Acuerden una tasa y un término de préstamo para que él sepa que no le están dando un “descuento familiar”.

Otra opción es invertir en su negocio como un socio silencioso. Podría negociar con él los términos. Le sugiero a usted y a su hijo que busquen en Junior Achievement [ENG] la sucursal más cercana. JA ha enseñado a millones de jóvenes cómo empezar y dirigir un negocio, y como floridano, sé que hay muchas sucursales en el estado.

En resumen, Eleanor: Enorgullézcase de su hijo, y dese cuenta de que el resto de lo que hablamos son solo detalles.

¿Debería prestarle dinero a mi hija para que corra un riesgo comercial?

Pregunta: Leí la extraña pregunta que recibió el mes pasado de una madre cuyo hijo no quería tomar su dinero. Quería empezar un negocio de limpieza de piscinas por sí mismo sin ninguna ayuda. Bueno, yo tengo el problema opuesto.

Mi hija de 16 años quiere que le preste $500 para empezar un negocio de joyas hechas a mano. Afortunadamente, tengo el dinero y ninguna deuda de la tarjeta de crédito. (Seguí su consejo y pedí ayuda hace un par de años.) Así que no me preocupa perder el dinero. Me preocupa que mi hija se desanime tanto si fracasa, que no aprecie el valor del dinero.

¿Qué debo hacer?

— Amanda de Idaho

Howard Dvorkin CPA responde…

Si entiendo su preocupación, cree que su hija perderá su dinero y no sentirá el dolor adecuado, porque no era suyo. Creo que tiene razón a medias.

¿Cuál es la mejor manera de impartir las lecciones del mundo real sobre el dinero a nuestros hijos? Hacer que ganen el dinero, y luego dejar que lo pierdan.

En su caso, le daría a su hija tareas u otro trabajo para que pueda ganar rápidamente los $500. Sí, eso retrasará el comienzo de su negocio unos meses, pero si fracasa en su negocio de joyería, el golpe se quedará con ella.

En realidad, creo que su hija gana tanto si tiene éxito como si fracasa, y usted también.

Supongamos que vende suficientes joyas no sólo para recuperar la inversión inicial de $500, sino que también gana lo suficiente para gastar en entretenimiento, compras o lo que desee. Puede que lo encuentre frívolo, pero también puede ser educativo.

Si su hija gasta su dinero tratando de impresionar a sus amigos, puede ayudarla a darse cuenta de la inutilidad de eso. También puede animarla a ahorrar para la universidad o un automóvil, o alguna otra compra que implique una gratificación a largo plazo.
Ahora, ¿qué pasa si fracasa horriblemente?

Por $500, le ha enseñado a su hija que muchas personas exitosas fracasan [ENG]. Lo que les hizo exitosos fue volver a levantarse después de ser derribados. Como puede ver por lo que he escrito aquí y en otros lugares, mucho del éxito no se trata de lo que hay en su billetera. Es lo que está en su cabeza.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC