El novio de una lectora cree haber encontrado un ingenioso vacío legal. No lo ha hecho, pero aún tiene opciones

Pregunta: Mi novio es una gran persona, pero no es bueno con su dinero. Siempre está buscando un plan para hacerse rico rápidamente, que por supuesto acaba costándole dinero en lugar de hacerlo.

Mientras que yo pago mis tarjetas de crédito cada mes, él tiene unos $12,000 acumulados en varias tarjetas, ni siquiera sé cuántas. Cree que puede abrir más tarjetas y usarlas para pagar las antiguas. Le dije que lo quiero, pero que es un idiota. No puedo imaginar que eso funcione. Si fuera legal, todo el mundo lo estaría haciendo ya.

Estamos de acuerdo en escuchar lo que usted tiene que decir. Espero que pueda responder a esto, porque estoy pensando en casarme con este chico, pero no puedo seguir peleando por esto.

— Jessica de Oregon

Howard Dvorkin CPA responde…

Tu novio se equivoca en gran parte, pero no se equivoca del todo.

No, no puede simplemente pagar una tarjeta de crédito pasando otra. ¿Por qué? Porque, como dice, Jessica, las compañías de tarjetas de crédito son lo suficientemente inteligentes como para prohibirlo.

Aun así, su novio tiene opciones. Sin embargo, yo le recomendaría sólo las dos últimas:

Pedirse un préstamo a uno mismo

Puede pedir un adelanto en efectivo de una tarjeta de crédito para pagar otra. Por supuesto, las compañías de tarjetas de crédito se dan cuenta de que esto es una posibilidad, así que no es casualidad que los anticipos en efectivo cuesten más en comisiones e intereses de lo que debe en sus compras iniciales. Esto es algo que yo nunca recomendaría, pero lo menciono por si su novio también tropieza con esta idea.

Comprar algo de tiempo

Otra idea que voy a rechazar: Usar sus tarjetas de crédito para comprar todo, y así aprovechar el “periodo de gracia” para tener suficiente dinero para pagar otra tarjeta. Puede hacer esto durante un tiempo, supongo, pero al final le pasará factura.

¿La deuda de tarjetas de crédito le impiden alcanzar el éxito? Aprenda a tener su deuda bajo control.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Transferencia de saldo

Algunas tarjetas de crédito le permiten transferir los saldos de alto interés de otras tarjetas a la suya, y no pagar intereses durante un máximo de 18 meses. Con el tipo de interés promedio de las tarjetas de crédito rondando el 16%, se trata de un ahorro importante.

Por supuesto, estas compañías de tarjetas de crédito no ofrecen esta oferta por amabilidad. Saben muy bien que mucha gente no pagará esos saldos en 18 meses. De este modo, ganan dinero a largo plazo: su dinero.

Aun así, si utiliza estas tarjetas con destreza, puede ahorrar mucho. Lea el ABC de las transferencias de saldo de las tarjetas de crédito para obtener más detalles.

Consejería de crédito

Como sabe cualquiera que haya leído esta columna, aunque sea un poco, soy un gran defensor de la consejería de crédito. La razón es sencilla: Obtiene un análisis detallado de la deuda por parte de un consejero de crédito certificado, y no le cuesta nada. Su novio parece un candidato perfecto.

En lugar de intentar hacerse rico rápidamente, puede aprender lo siguiente mejor: hacerse rico lentamente. Pídale que lea ¿Qué es la consejería de crédito y por qué lo necesito?.

Finalmente, Jessica, la insto a tener una conversación franca sobre el dinero. Como informó Debt.com el año pasado, la falta de dinero y de comunicación son las principales causas de divorcio. No se convierta en una estadística.

¿Tiene una pregunta sobre la deuda? ¿No encuentra lo que necesita saber? ¡Nosotros podemos! Envíe cualquier pregunta sobre deudas o finanzas que tenga, y nosotros nos encargaremos de que un profesional le responda lo antes posible.

Obtenga respuestasCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC