Sus padres no han ahorrado nada, así que ella misma está consiguiendo un trabajo. ¿Qué debe hacer ahora?

4 minute read

Tengo 15 años. Dentro de unos años iré a la universidad. Mis padres no han ahorrado dinero, pero pronto conseguiré un trabajo para poder empezar a ahorrar. ¿Dónde debería poner el dinero? ¿En un plan 529? ¿Una Roth IRA? ¿En algún otro sitio? No quiero dejar todos mis ahorros en una cuenta de ahorros porque FAFSA verá eso y recibiré menos ayuda. Gracias.

– Cheyenne de California

Howard Dvorkin CPA responde…

En primer lugar, Cheyenne, la felicito por ser más sabia que la mayoría de las personas a su edad. No muchos adolescentes se dan cuenta de que ahorrar dinero es tan importante. Lamentablemente, muchos adultos tampoco se dan cuenta.

También es lo suficientemente inteligente como para entender cómo funciona (o no funciona) el sistema de ayuda financiera. FAFSA significa “Free Application for Federal Student Aid” (Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes), y la rellena en un sitio web federal. Pero como todo lo que maneja el gobierno, no se explica en los términos más claros.

(Aquí tiene los consejos de Debt.com [ENG] para que el proceso sea menos lento y estresante).

La verdad sobre FAFSA y la ayuda financiera

Un gran mito de FAFSA es que no puede solicitar ayuda estudiantil si su familia gana demasiado dinero cada año. En realidad, puede llenarla sin importar lo que ganen. Esto se debe a que la mayor parte de la ayuda está efectivamente “basada en las necesidades”, pero no toda.

Quiero volver a su pregunta original, Cheyenne, pero ya que es del tipo estudioso, puede consultar todas las ayudas a las que le da acceso rellenar FAFSA:

  • Préstamo directo con subsidio.
  • Préstamo directo sin subsidio.
  • Préstamo directo PLUS.
  • Beca federal Pell.
  • Programas federales de estudio y trabajo.
  • Beca Federal de Oportunidad Educativa Suplementaria (FSEOG, por sus siglas en inglés).

Así pues, mi primer consejo es: No se preocupe por superar los límites de ingresos del gobierno. Eso se llama “contribución familiar esperada”, y el Departamento de Educación tiene un folleto de 36 páginas que explica cómo funciona. Voy a hacer una conjetura y predecir que no es algo que un niño de 15 años quiera leer. (Yo tampoco quiero leerlo, y eso que soy un contador público tres veces mayor que su edad).

Lo que no hay que hacer al ahorrar para la universidad

Ahora volvamos a su gran pregunta: ¿Qué debe hacer con todo el dinero que gane en los próximos años? Abordemos las opciones específicas que ha mencionado.

Descartemos una Roth IRA. Es una cuenta de jubilación. Aunque puede utilizar una Roth IRA para pagar los préstamos estudiantiles -algo sobre lo que he escrito antes -, no es aplicable en su caso. Está empezando, y no tiene sentido contribuir a una cuenta de jubilación sólo para asaltarla unos pocos años después.

Un Plan 529 también es un programa gubernamental, pero a nivel estatal. Por lo tanto, las condiciones del Plan 529 de California son diferentes a las de Florida, que es donde yo vivo. Además, las ventajas de estos planes se acumulan a lo largo de muchos años, por lo que los padres los abren cuando nacen sus hijos.

La mayor ventaja son las exenciones fiscales que permiten a las familias invertir el dinero que de otro modo pagarían al gobierno. Todo esto va más allá de lo que tendrá que hacer en los próximos 2-3 años antes de ir a la universidad.

La mejor manera de ahorrar para la universidad en su situación

Bien, acabo de rechazar todas sus sugerencias. ¿Qué queda? Tiene un par de opciones, que van de lo conservador a lo radical.

Paso 1: Guarde sus ahorros en un banco

En primer lugar, si sólo quiere ahorrar dinero, le sugiero que lo guarde en una cuenta de ahorros por el momento. Con unos tipos de interés tan bajos -incluso los mejores certificados de depósito [ENG] sólo pagan medio punto porcentual-, no tiene que preocuparse por haber dejado su dinero en el lugar equivocado. En este momento, se trata de acumular unos ahorros.

Y, a menos que gane más de $26,000 como empleado a tiempo parcial en el instituto, no se preocupe por quedar descalificada para la ayuda estudiantil. Como dice el maravilloso sitio de investigación Student Loan Hero [ENG], todo lo que sea menos que eso y “su contribución esperada a los costos de la universidad sería automáticamente cero”.

Paso 2: Solicite todas las becas que pueda encontrar

Mientras tanto, yo también haría una lista de becas que puede solicitar cuando se acerque a la graduación de la escuela secundaria. De esta manera puede conseguir mucho dinero. ¿Cómo lo sé? Porque Debt.com ofrece su propia beca, para aquellos que solicitan otras becas. Se llama La Beca Debt.com para Solicitantes de Becas Persistentes. Un ganador anterior solicitó 96 becas [ENG].

Paso 3: Considere dónde y cuándo empezar la escuela

Por último, voy a ofrecer lo que puede parecer una opción radical: No ir a la universidad de inmediato, o en absoluto. Como mínimo, considere la posibilidad de asistir a un colegio comunitario local para obtener un título de dos años, y luego transferirse a una institución prestigioso de cuatro años.

Pocos jóvenes se dan cuenta de que las universidades de cuatro años reservan plazas para estudiantes transferidos, y a veces es más fácil conseguirlas que solicitarlas como estudiante de primer año. Mientras tanto, se ahorrará mucho dinero en la matrícula, y nadie sabrá nunca que no ha asistido a la escuela de cuatro años durante todo el tiempo. Su diploma dirá simplemente que se ha matriculado.

También puede considerar la posibilidad de retrasar la universidad para ahorrar más y averiguar qué quiere hacer. Una simple búsqueda en Internet revelará que esta opción es cada vez más popular, ya que la deuda de los préstamos estudiantiles supera los $1.5 billones, y los padres quieren asegurarse de que sus hijos tengan la madurez y la dirección necesarias para sacar el máximo partido a sus carreras universitarias.

Por último, puede decidirse por una carrera que no requiera ningún tipo de estudios. Muchas profesiones lucrativas no lo requieren. Le sugiero que concierte una cita con el orientador profesional de su instituto, y que utilice su prodigiosa inteligencia y empuje para averiguar qué quiere ser cuando sea mayor.

Sea lo que sea, estoy seguro de una cosa: tendrá éxito. Ya me ha demostrado que administrará bien su dinero y que piensa en el futuro. Buena suerte, Cheyenne.

¿Las deudas le impiden ahorrar? Encuentre una solución ahora.

Obtenga ayuda ahoraCall To Action Link
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC