A una propietaria mayor le preocupa que un cobrador cumpla sus amenazas sobre su casa

6 minute read

Un cobrador me amenaza con demandarme y embargar mi casa. ¿Pueden realmente quedarse con mi propiedad por una deuda que no puedo pagar? ¿Y cómo afectaría esto a mis hijos si muero y hay un embargo sobre la propiedad que se supone que van a heredar?

—Margaret B. de Illinois

Eric Olsen, Director Ejecutivo de HELPS Nonprofit Law Firm, responde…

A las personas mayores a menudo les preocupa que, si son demandadas, la sentencia pueda convertirse en un gravamen sobre su vivienda. Temen que un acreedor pueda quedarse con su casa luego de una sentencia. Voy a explicar por qué esto casi nunca es el caso.

Muchas fuentes de ingresos para las personas mayores están protegidas

En primer lugar, las personas mayores a menudo no se dan cuenta de que las leyes federales y estatales protegen su Seguridad Social, casi todas las pensiones, la discapacidad y los beneficios del Departamento de Asuntos de Veteranos (VA, por sus siglas en inglés) de los cobradores de deudas. Estos ingresos no pueden ser embargados o tomados de ellos. Por lo tanto, no tiene que ser utilizado para pagar una deuda que una persona mayor no puede pagar.

Debido a que los ingresos de las personas mayores están protegidos, muchas compañías de tarjetas de crédito deciden que no es económico demandar a las personas mayores por deudas vencidas en primer lugar.

Las exenciones del hogar pueden ayudar a proteger su activo más importante

Para muchas personas mayores, su casa es su principal activo, y les gustaría que sus hijos tuvieran ese patrimonio cuando ellos fallezcan. Le explicaré por qué, en caso de ser demandados, un gravamen por sentencia podría no ser un problema, las formas de eliminar un gravamen por sentencia y cómo las personas mayores pueden proteger el patrimonio de su casa para sus hijos.

Casi todos los estados tienen leyes de exención del patrimonio familiar que protegen de los acreedores una determinada cantidad de capital en la vivienda:

  • Algunos estados como Texas y Oklahoma tienen exenciones ilimitadas.
  • Otros estados, como California y Florida, tienen grandes cantidades de exención.
  • Otros estados tienen exenciones muy pequeñas o no las tienen, como Virginia y Pensilvania.
  • Algunos estados también han incrementado las exenciones para las personas mayores.

Puede conocer el importe de la exención de su estado buscando “homestead exemption” y el nombre de su estado. Aunque una persona tenga un patrimonio en su casa que supere la exención estatal del patrimonio familiar, los acreedores no garantizados por sentencia judicial no suelen ejecutar la hipoteca de la casa de una persona.

La ejecución de una sentencia de embargo es extremadamente improbable

Antes de fundar HELPS Nonprofit Law Firm presenté alrededor de 40,000 bancarrotas. No recuerdo ni un solo caso en casi 40 años, en el que un acreedor por sentencia de consumo, como una compañía de tarjetas de crédito, haya intentado alguna vez ejecutar un embargo por sentencia.

Hay muchas razones para ello:

  • El titular de la sentencia incurriría en importantes gastos de abogado sin garantía de un resultado positivo.
  • Siempre se plantea la cuestión de cuánto capital hay en la vivienda. Cualquier hipoteca anterior, los impuestos sobre la propiedad o los gravámenes fiscales tendrían que pagarse primero con los ingresos de la venta de la ejecución hipotecaria.
  • A continuación, una exención estatal de la vivienda tendría que ser pagada al propietario antes de que un acreedor de la sentencia obtenga algo.
  • Si la sentencia es contra uno de los cónyuges, una casa que sea propiedad de ambos puede evitar la ejecución hipotecaria.
  • Diferentes formas de bancarrota pueden detener una ejecución hipotecaria por sentencia.

Por estas y otras razones, la práctica de los acreedores de sentencias de consumidores es no ejecutar el embargo de una sentencia. En su lugar, esperan que se les pague en el futuro, quizás cuando se venda la casa.

¿Las deudas de las tarjetas de crédito le impiden tener éxito? Aprenda a tener su deuda bajo control.

Encuentre una soluciónCall To Action Link

Si existe un embargo por sentencia ¿Cómo se puede eliminar?

Las personas mayores suelen dejar de preocuparse por un embargo judicial cuando se dan cuenta de que no les hará perder su casa. Y hay varias formas de eliminar un embargo por sentencia:

1. El embargo no se aplica al cónyuge superviviente

La mayoría de las veces, una pareja casada es propietaria de una vivienda conjunta con derechos de supervivencia. Si la sentencia es contra uno solo de los cónyuges, la casa pasa automáticamente al cónyuge superviviente sin el gravamen de la sentencia cuando ese cónyuge fallece. Algunas parejas calculan que es más probable que uno de los cónyuges fallezca primero, y que la sentencia desaparezca.

2. La exención de la vivienda podría impedir el embargo o eliminarlo

Algunos estados establecen que una sentencia no puede convertirse en un gravamen sobre la vivienda a menos que exista un patrimonio que supere la exención estatal de la vivienda. Otros estados tienen leyes para eliminar legalmente un gravamen por sentencia si el producto neto de la venta de la vivienda es inferior a la exención de la vivienda.

3. El propietario se declara en bancarrota

En otros estados, la declaración de bancarrota puede eliminar el embargo por sentencia.

¿Cómo pueden las personas mayores cuyo único activo es el patrimonio de la vivienda proteger ese patrimonio para sus hijos?

Muchas personas mayores creen que pueden pasar el patrimonio de su casa a sus hijos con un testamento o un fideicomiso revocable. Sin embargo, para las personas mayores con deudas antiguas, un testamento o fideicomiso, en algunos casos, es una forma de que los hijos no reciban nada. Según los términos del testamento o fideicomiso, todas las deudas de los padres se pagan antes de que los hijos reciban nada.

Las personas mayores siempre pueden consultar con un abogado local. Sin embargo, muchas personas mayores con ingresos mínimos no pueden permitirse consultar a un abogado, y mucho menos pagar los costosos honorarios de la planificación patrimonial. Existe otra posible solución para los padres.

Añadir a los hijos a una escritura de propiedad como copropietarios

En la mayoría de los estados, un anciano o una pareja de ancianos podría considerar añadir a sus hijos a la escritura de la vivienda como copropietarios junto con ellos, con derechos de supervivencia. Los padres no están cediendo la propiedad a sus hijos. Simplemente están añadiendo el nombre de uno o varios hijos con ellos como copropietarios a efectos patrimoniales. Los padres siguen siendo propietarios de la vivienda. Cuando los padres fallecen, la vivienda pasa a los copropietarios supervivientes (los hijos) de forma automática, sin necesidad de legalizar el testamento ni de pagar las deudas anteriores, salvo la hipoteca pendiente.

Si los padres añaden a los hijos a la escritura con derechos de supervivencia antes de una sentencia, el gravamen de la sentencia desaparecería cuando el padre fallezca. Añadir a los hijos a la escritura no es difícil y a menudo es una tarea que puede hacer usted mismo. Esto preservará el patrimonio de la vivienda para los hijos. Por supuesto, si el padre necesita vender la casa, todos los copropietarios deben estar de acuerdo. Los acuerdos hipotecarios existentes pueden informar de sus opciones en relación con este proceso.

¿Qué pasa si una persona mayor tiene un ingreso bajo con un pago de la casa y deudas que tienen dificultad para pagar, pero tienen un capital significativo en una casa?

En esta situación, si el propietario de la casa quiere permanecer en ella, podría considerar la posibilidad de obtener una hipoteca inversa.

Hay mucha desinformación sobre las hipotecas inversas, pero una hipoteca inversa puede responder a las plegarias de muchas personas mayores con un pago de vivienda elevado o con bajos ingresos. Una hipoteca inversa puede liquidar una hipoteca existente, proporcionando a la persona mayor un ingreso extra al no tener que hacer un pago de hipoteca y a menudo proporcionando una línea de crédito.

La persona mayor sigue siendo propietaria de la vivienda y puede vivir en ella hasta que fallezca o venderla si lo desea, normalmente sólo es responsable de los impuestos sobre la propiedad y el seguro.

Cómo puede afectar un embargo judicial a una hipoteca inversa

Esperar hasta después de una sentencia para obtener una hipoteca inversa le podría impedir a una persona mayor adquirir dicha hipoteca, requerir el pago de la sentencia o disminuir la cantidad de dinero que una hipoteca inversa podría proporcionarle. Por último, las personas mayores podrían investigar sus opciones para añadir a los hijos a la escritura después de obtener una hipoteca inversa como copropietarios.

Reflexión final

Hay muchas razones por las que una persona mayor no debe temer un embargo por sentencia. Y las opciones para prevenir un problema que un gravamen por juicio podría causar. HELPS es una firma nacional de abogados sin ánimo de lucro. Representan a personas mayores de bajos ingresos y pocos recursos, para detener el acoso de los cobradores de deudas. También educan a las personas mayores sobre cómo mantener su independencia financiera. HELPS no rechaza a ninguna persona mayor que necesite la ayuda que ofrece. Las personas mayores pueden llamar a HELPS con sus preguntas al (971) 239-5701.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Eric Olsen

Eric Olsen

Eric Olsen es un abogado con más de 40 años de experiencia relacionada con la ley del consumidor. Nacido y criado en el noroeste del Pacífico, Eric se graduó de la Facultad de Derecho de la Universidad de Oregon. Fundó la firma de bancarrotas de consumidores más grande del área y ha presentado 40,000 quiebras. Eric asesoró a muchas personas de la tercera edad de bajos ingresos durante este tiempo. Debido a que sus ingresos y activos estaban protegidos de los cobradores, les dijo que la quiebra no era necesaria. Pero el hostigamiento de las llamadas de cobranza de deudas y las cartas de demanda intimidantes hicieron que sus vidas fueran miserables. Eric estaba muy familiarizado con la Ley Federal de Prácticas Justas de Cobro de Deudas. Sabía que los cobradores de deudas no podían comunicarse directamente con una persona representada por un abogado. No había ninguna organización nacional que representara las necesidades específicas de los 40 millones de adultos mayores de bajos ingresos que viven en Estados Unidos. Entonces Eric dejó el bufete de abogados que fundó en 2015 y comenzó Help Eliminate Legal Problems for Seniors, HELPS. HELPS es un bufete de abogados benéfico 501(c) sin fines de lucro que representa a personas mayores y discapacitadas en los 50 estados del país para evitar el contacto no deseado con los cobradores.

Publicado por Debt.com, LLC