Lisa es adicta a sus tarjetas de crédito, pero cree que tiene una salida. Está equivocada

4 minute read

Pregunta: Tengo un préstamo personal de $4,000 que tomé para pagar la deuda de mi tarjeta de crédito. Todavía estoy pagando ese préstamo, pero terminé usando tarjetas de crédito nuevamente y ahora tengo alrededor de $7,000 en deuda. Quiero pagar esto y aumentar mi puntaje de crédito. ¿Debo obtener otro préstamo por $10,000 para pagar todo? ¿Debo cerrar mis tarjetas de crédito para no tener la tentación de usarlas? ¿Debo conservar una para emergencias o viajes? No tengo familia para pedir dinero prestado y vivo de sueldo en sueldo. A los 58 años de edad, quiero comenzar a vivir mejor. También estoy buscando mudarme pronto y no quiero que todo esto afecte mi puntaje de crédito y, por lo tanto, mis oportunidades de alquiler.

Howard Dvorkin, CPA y presidente de Debt.com, responde…

Cuando me hacen preguntas como esta, generalmente me sumerjo en las matemáticas. La respuesta correcta generalmente depende de hacer un cálculo numérico para encontrar la solución perfecta.

No contigo, Lisa.

La respuesta aquí es simple, y todo por esas 14 palabras que escribió: “Todavía estoy pagando ese préstamo, pero terminé usando tarjetas de crédito nuevamente”

Eso es todo lo que necesito saber.

El dilema de la tarjeta de créditoEl dilema de la tarjeta de crédito

Solicitó un préstamo personal de $4,000 para pagar sus tarjetas de crédito, pero como admite, “terminé usando tarjetas de crédito nuevamente”. Entonces, déjeme hacerle una pregunta: ¿Qué le hace pensar que un préstamo personal de $10,000 resultará diferente?

He estado aconsejando a los estadounidenses sobre sus deudas durante más de dos décadas y he aprendido que muchos de mis consejos dependen tanto de su psicología como de sus finanzas. El suyo es un ejemplo perfecto de eso.

Si me hubiera dicho que recurrió a la tentación de las tarjetas de crédito debido a una emergencia (una enfermedad, un accidente o un desastre natural), lo atribuiría a una situación única. Sin embargo, sacó un préstamo de $4,000 y ahora tiene $7,000 en deuda de tarjeta de crédito. Esto me muestra que necesitamos abordar la enfermedad, no los síntomas.

Adicción a la tarjeta de créditoAdicción a la tarjeta de crédito

Mi diagnóstico, Lisa: eres adicta a las tarjetas de crédito. Al igual que todas las adicciones, no hay nada de qué avergonzarse, y hay programas de tratamiento disponibles.

De hecho, la adicción a la tarjeta de crédito es más fácil de curar que casi cualquier otra forma de adicción. Para comenzar, el tratamiento es barato. Se llama consejería de crédito. Con una llamada telefónica a una agencia de asesoría de crédito sin fines de lucro, recibirá un análisis de deuda gratuito de un consejero de crédito certificado.

Should I Consolidate my Credit Card Debt¿Debo consolidar la deuda de mi tarjeta de crédito?

¿Qué significa eso en palabras simples? Básicamente, un experto que debe pasar una prueba financiera cada dos años, estudia sus ingresos y gastos. Luego le informan sobre sus opciones, desde cómo hacerlo usted mismo hasta obtener ayuda profesional.

Ahora, Lisa ya probó hacerlo por ella misma y con $7,000 en deuda de tarjeta de crédito (y presumiblemente subiendo), una buena opción es un programa de manejo de deuda. Un DMP, por sus siglas en inglés, puede reducir sus pagos mensuales en un 30 o incluso un 50 por ciento, según sus circunstancias. Lo mejor de todo es que es fácil para su puntaje de crédito, que es una prioridad para Lisa (otras soluciones de deuda realmente afectan su puntaje de crédito, desde la liquidación de deudas hasta la bancarrota.)

Los DMP cobran tarifas, pero ahorrará muchas veces lo que gasta. Lo mejor de todo es que las organizaciones sin fines de lucro de calidad que administran DMP le ofrecen capacitación financiera, para que no recaiga en el mismo problema.

Entonces, ¿cómo encontrar una agencia de consejería de crédito de calidad? Debt.com lo hará por usted cuando llame al . Nos asociamos con proveedores de soluciones de deuda que se adhieren a nuestro Código de Ética, por lo que no tiene que pasar horas investigando reseñas en línea y luego preguntándose si la empresa misma las ha establecido o si son correctas.

Para Lisa y cualquier otra persona a la que le resulte difícil salir de la deuda por su cuenta, no hay vergüenza, y de hecho, mucho de qué enorgullecerse, en buscar ayuda profesional de expertos que hacen este tipo de cosas para ganarse la vida.

¿Quieres salir de las deudas? Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis.

Ayuda gratisCall To Action Link
Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Publicado por Debt.com, LLC