LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

student loan reform; graduation cap on top of coins and a book in front of a chalkboard/ reforma préstamos estudiantiles

Préstamos estudiantiles 101: Guía para solicitar un préstamo

Inicio » Planificación financiera para la universidad » Préstamos estudiantiles 101: Guía para solicitar un préstamo

Actualizado

Publicado


Millones de estudiante dependen de los préstamos estudiantiles para poder alcanzar la educación superior. No obstante, existen muchas complejidades a la hora de solicitar un préstamo estudiantil, provocando que el proceso sea a menudo confuso y abrumador. Para lograr llegar a buen puerto en este complejo panorama financiero, es fundamental conocer a fondo cómo funcionan los préstamos estudiantiles, los distintos tipos disponibles, los costos asociados y las posibles dificultades que hay que evitar. El objetivo de este artículo es proporcionar una guía completa para entender los préstamos estudiantiles, que permita a los prestatarios tomar decisiones con el conocimiento necesario sobre la financiación de sus estudios.

Tipos de préstamos estudiantiles

En la actualidad existen principalmente tres tipos de préstamos estudiantiles: préstamos con subsidio, préstamos sin subsidio y préstamos privados. Los cuales describiremos a continuación.

Préstamos estudiantiles con subsidio

Este tipo de préstamo estudiantil con subsidio es un préstamo federal disponible para estudiantes universitarios con necesidades financieras demostrables. En este caso, el gobierno paga los intereses mientras el estudiante está cursando sus estudios, durante el período de gracia y los períodos de aplazamiento. De esta forma, el costo total del préstamo es menor. Para poder optar a los préstamos con subsidio, los estudiantes deben cumplir unos requisitos específicos y rellenar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés). Estos préstamos ofrecen tasas de interés competitivas y opciones de pago flexibles.

Préstamos sin subsidio

Los préstamos sin subsidio, también son préstamos federales y están disponibles para estudiantes universitarios y de posgrado independientemente de su necesidad económica. La diferencia que poseen estos préstamos con los préstamos con subsidio, es que los intereses comienzan a acumularse a partir de la fecha de desembolso del préstamo. Los prestatarios son responsables de pagar los intereses mientras cursan sus estudios o durante los periodos de aplazamiento y gracia. Los préstamos sin subsidio tienen tasas de interés ligeramente superiores a los de los préstamos con subsidio. A pesar de estas diferencias, en ambos casos, los estudiantes deben completar la FAFSA para solicitar cualquiera de estos préstamos federales.

Préstamos privados para estudiantes

En el caso de los préstamos privados para estudiantes, estos son ofrecidos por bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras. A diferencia de los préstamos federales, los préstamos privados no están respaldados por el gobierno y pueden tener términos y condiciones que varíen dependiendo del prestamista. Las tasas de interés de los préstamos privados pueden ser fijas o variables, y pueden requerir un cosignatario, especialmente para los estudiantes con un historial crediticio limitado. Este tipo de préstamo es una fuente alternativa de financiación cuando la ayuda federal no es suficiente para cubrir los gastos educativos. Sin embargo, los prestatarios deben revisar cuidadosamente los términos, las tasas de interés y las opciones de pago antes de solicitar un préstamo privado para estudiantes.

¿Cómo funcionan los préstamos estudiantiles?

Es fundamental para los prestatarios comprender el proceso de obtención y cómo manejar los préstamos estudiantiles. Por lo que detallaremos paso a paso cómo suelen funcionar los préstamos estudiantiles:

  1. Solicitud de préstamos estudiantiles: El primer paso es presentar la solicitud, en el caso de préstamos estudiantiles federales, los estudiantes deben completar la FAFSA, que determina para qué tipo de ayuda es elegible. Las solicitudes de préstamos estudiantiles privados implican presentar una solicitud directamente al prestamista.
  2. Proceso de aprobación del préstamo: Una vez que haya presentado la FAFSA o la solicitud de préstamo privado, se revisa la información del prestatario y se aprueba el préstamo en función de los criterios de elegibilidad.
  3. Desembolso del préstamo: Luego de ser aprobados, los préstamos federales suelen desembolsarse directamente a la institución educativa para cubrir la matrícula, las tasas y otros gastos educativos. En el caso de los préstamos privados, estos pueden ser desembolsados al prestatario o directamente a la escuela, dependiendo de las políticas del prestamista.
  4. Periodo de gracia e inicio del pago: En la mayoría de los préstamos estudiantiles existe un período de gracia, que es un período de tiempo después de la graduación o de dejar la escuela en el que los prestatarios no están obligados a realizar los pagos del préstamo. Una vez que el período de gracia termina, se espera que los prestatarios comiencen a pagar.
  5. Opciones de pago: Los préstamos estudiantiles ofrecen varias opciones para realizar los pagos, incluyendo el pago estándar, el pago extendido, los planes de pago basados en los ingresos, y otras formas de pago. Los prestatarios deberían explorar estas opciones y elegir la que mejor se adapte a su situación financiera.
  6. Aplazamiento e indulgencia: De acuerdo a ciertas circunstancias, los prestatarios pueden ser elegibles para el aplazamiento o la indulgencia, en estos casos se les permite pausar o reducir temporalmente sus pagos de préstamos. Estas opciones suelen estar disponibles para los prestatarios que enfrentan dificultades financieras o que deciden retomar sus estudios.
  7. Condonación y cancelación de préstamos: En algunos casos, los prestatarios pueden calificar para programas de condonación o cancelación de préstamos, como la Condonación de Préstamos del Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés) o la Condonación de Préstamos para Maestros. Estos programas proporcionan alivio de las obligaciones de pago de préstamos bajo condiciones específicas, tales como trabajar en ciertas profesiones o para empleadores que califiquen.

¿Qué son las comisiones de apertura?

Las comisiones de apertura son cargos impuestos por los prestamistas para cubrir los costos administrativos de la tramitación de un préstamo. En el caso de los préstamos estudiantiles, las comisiones de apertura se deducen del importe del préstamo antes de desembolsarlo al prestatario o a la institución educativa.

Es importante tener en cuenta que las comisiones de apertura suelen estar asociadas a los préstamos federales para estudiantes y no a los préstamos privados. El porcentaje de la comisión puede variar cada año y es un pequeño porcentaje del importe del préstamo. Por ejemplo, si a un prestatario se le aprueba un préstamo de $10,000 con una comisión de apertura del 1%, se deducirían $100 del importe del préstamo, lo que daría como resultado un desembolso neto de $9,900.

Para evaluar el costo total del préstamo, cuando se comparen las opciones disponibles, los prestatarios deben considerar tanto las tasas de interés como las comisiones de apertura.

¿Qué monto puedo pedir en préstamos estudiantiles?

Los préstamos federales para estudiantes tienen límites anuales y totales para evitar un endeudamiento excesivo. Estos límites aseguran que los prestatarios tengan montos de préstamo razonables y a la vez ayudan a mantener su capacidad para pagar los préstamos de manera efectiva.

Límites anuales de préstamo

En el caso del límite de préstamo anual, este especifica la cantidad máxima que un estudiante puede pedir prestada en un solo año académico. Este límite varía en función de la situación de dependencia del estudiante (dependiente o independiente) y de su nivel académico (pregrado o postgrado). Los límites anuales de préstamo sirven como medida de protección para garantizar que los estudiantes no acumulen niveles de deuda que luego no puedan manejar.

Límites agregados de préstamo

Los límites de préstamo agregados representan la cantidad total que un estudiante puede pedir prestada a lo largo de su carrera académica. Estos límites incluyen tanto los préstamos con subsidio como los préstamos sin subsidio combinados. Los límites agregados específicos dependen de la situación de dependencia del estudiante, de su nivel académico y de si cursa estudios universitarios o de posgrado.

Es fundamental que los estudiantes conozcan estos límites de préstamo y pidan prestado de forma responsable para evitar alcanzar sus límites agregados demasiado pronto en su trayectoria académica.

¿Cuál es la diferencia entre un préstamo con subsidio y un préstamo sin subsidio?

Habitualmente surge esta duda entre los prestatarios, ¿cuál es la diferencia entre los préstamos estudiantiles con subsidio y los préstamos estudiantiles sin subsidio? Ahora explicaremos detalladamente sus principales diferencias:

Préstamos con subsidio

Los préstamos con subsidio son préstamos federales basados en la necesidad del prestatario, en este caso el gobierno cubre el interés que se acumula mientras se está cursando los estudios, durante el período de gracia y los períodos de aplazamiento. Esta característica hace que los préstamos con subsidio sean más asequibles a largo plazo. La elegibilidad para los préstamos con subsidio se determina sobre la base de la necesidad financiera del estudiante según lo evaluado por la FAFSA.

Préstamos sin subsidio

Los préstamos sin subsidio están disponibles para estudiantes universitarios y de posgrado sin el requisito de demostrar necesidad económica. A diferencia de los préstamos con subsidio, los intereses comienzan a acumularse en los préstamos sin subsidio desde el momento en que se desembolsan. Los prestatarios son responsables del pago de los intereses durante todos los periodos. Los préstamos sin subsidio proporcionan un acceso más amplio a las opciones de préstamos federales, pero pueden resultar en costos de endeudamiento generales más altos.

Diferencias en la acumulación de intereses

La diferencia clave entre los préstamos con subsidio y sin subsidio radica en cómo se devengan los intereses. En el caso de los préstamos con subsidio, el gobierno cubre los intereses durante periodos específicos, reduciendo el costo total del préstamo. En cambio, los préstamos sin subsidio empiezan a devengar intereses en cuanto se desembolsan. Esto significa que los préstamos sin subsidio acumulan intereses desde el primer día, aumentando la cantidad total que los prestatarios tendrán que devolver.

Requisitos para acceder a los préstamos con y sin subsidio

La diferencia de ambos préstamos radica en las necesidades económicas de los prestatarios. Los préstamos con subsidio están disponibles para estudiantes universitarios con necesidad financiera demostradas, mientras que los préstamos sin subsidio están disponibles tanto para estudiantes universitarios y de postgrado, independientemente de sus necesidades económicas. Para poder optar a cualquiera de los dos tipos de préstamo, los estudiantes deben rellenar la solicitud FAFSA.

Cómo elegir entre préstamos con subsidio y préstamos sin subsidio

A la hora de decidir entre préstamos con subsidio y préstamos sin subsidio, es esencial tener en cuenta factores como la necesidad económica, las tasas de interés y las opciones de pago. Los estudiantes con necesidades económicas pueden dar prioridad a los préstamos con subsidio debido a la bonificación de intereses. Sin embargo, para aquellos sin necesidad financieras demostrables o que requieran fondos adicionales, los préstamos sin subsidio aún pueden proporcionar un valioso apoyo financiero.

¿Cuál es el costo de un préstamo estudiantil?

Saber cuál es el costo de un préstamo estudiantil es fundamental para que los prestatarios puedan presupuestar y planificar el pago de forma eficaz. Existen varios factores que determinan el costo de un préstamo estudiantil, los cuales detallaremos a continuación:

  1. Tasas de interés: Las tasas de interés determinan el costo adicional en que incurrirán los prestatarios por pedir dinero prestado. Los préstamos estudiantiles federales tienen tasas de interés fijas establecidas por el gobierno, mientras que las tasas de interés de los préstamos estudiantiles privados pueden variar en función del prestamista y de la solvencia del prestatario. Comparar las tasas de interés permite a los prestatarios estimar el costo total del préstamo a lo largo del plazo del mismo.
  2. Cálculo de los intereses de los préstamos para estudiantes: Los intereses de los préstamos estudiantiles suelen calcularse utilizando la fórmula del interés simple. Los intereses se calculan en función del saldo pendiente del préstamo y de la tasa de interés. Es importante tener en cuenta que los intereses se devengan diariamente en la mayoría de los préstamos estudiantiles. Cuanto más tiempo se tarde en devolver el préstamo, más intereses se acumularán.
  3. Factores que influyen en el costo de los préstamos estudiantiles: El costo total de un préstamo estudiantil puede variar en función de factores como el importe del préstamo, el plazo de pago y la capacidad del prestatario para realizar los pagos puntualmente. La elección de un plazo de pago más corto generalmente reduce el interés total pagado, lo que resulta en menores costos totales de endeudamiento.
  4. Importancia de los plazos de pago: Los plazos de pago de los préstamos se refiere al período de tiempo que los prestatarios tienen para devolver sus préstamos y la cantidad mínima que pueden pagar mensualmente. Los plazos de pago más largos pueden dar lugar a pagos mensuales más bajos, pero también a costos de intereses más elevados. Es esencial que los prestatarios tengan en cuenta su situación financiera y elegir un plazo de pago que se ajuste a su capacidad para hacer frente a los pagos, minimizando al mismo tiempo el costo total.

Para comprender mejor el costo de un préstamo estudiantil, los prestatarios pueden utilizar calculadoras de préstamos en línea o consultar con los administradores de préstamos para obtener estimaciones de los pagos que deberán realizar de forma personalizada.

¿Qué es un préstamo privado para estudiantes?

Una fuente alternativa para financiar los estudios, además de los préstamos estudiantiles federales, que los prestatarios pueden considerar, son los préstamos estudiantiles privados. Los préstamos privados para estudiantes son otorgados por bancos, cooperativas de crédito y otras instituciones financieras. Estas son las cosas que debería saber con respecto a los préstamos privados para estudiantes:

Este tipo de préstamos para estudiantes son préstamos educativos ofrecidos por prestamistas privados. Estos préstamos no están respaldados por el gobierno federal y pueden tener términos y condiciones diferentes en comparación con los préstamos federales. Los préstamos privados para estudiantes pueden cubrir gastos educativos como matrícula, libros, alojamiento y otros gastos relacionados.

Requisitos para acceder a los préstamos privados para estudiantes

La realidad es que los requisitos para acceder a los préstamos privados para estudiantes varían en función del prestamista. Normalmente, los prestamistas privados tienen en cuenta factores como la solvencia del prestatario, sus ingresos y su estado de matriculación a la hora de determinar la aprobación del préstamo. Hay que tener en cuenta que, en los casos en los que los estudiantes tengan un historial de crédito limitado o inexistente, se puede requerir un cosignatario para aumentar las posibilidades de aprobación del préstamo.

Tasas de interés y opciones de pago

En el caso de los préstamos privados para estudiantes las tasas de interés que pueden ofrecer suelen ser fijas o variables. Hay que tener en cuenta que estas tasas pueden variar en función del perfil crediticio del prestatario y de las condiciones generales del mercado. Los préstamos privados también pueden tener diferentes opciones de pago, como el pago inmediato o el pago diferido mientras el prestatario está en la escuela. Es importante que los prestatarios revisen y comparen las tasas de interés y las opciones de pago que ofrecen los distintos prestamistas para tomar una decisión informada.

Comparación con los préstamos federales para estudiantes

Si está considerando solicitar un préstamo privado para estudiantes, es fundamental evaluar las condiciones y ventajas que ofrecen los préstamos federales para estudiantes. Los préstamos federales suelen tener tasas de interés más favorables, opciones de pago más flexibles y programas de condonación. Sin embargo, los préstamos privados pueden ser una opción cuando la ayuda federal no es suficiente para cubrir todos los gastos educativos. Los prestatarios deben revisar y comparar cuidadosamente ambas opciones antes de tomar una decisión de qué tipo de préstamo solicitar.

Ventajas y desventajas de los préstamos privados para estudiantes

Una de las ventajas que poseen los préstamos privados para estudiantes es que ofrecen flexibilidad y accesibilidad a los prestatarios que necesitan fondos adicionales a la ayuda federal. Los préstamos privados pueden salvar la brecha en la financiación de la educación, especialmente para los estudiantes que asisten a instituciones costosas o que cursan programas específicos. Sin embargo, una desventaja de los préstamos privados es que pueden tener tasas de interés más altas, menos protecciones para el prestatario y opciones de pago menos flexibles en comparación con los préstamos federales. Es fundamental que los prestatarios consideren cuidadosamente las condiciones, las tasas de interés y las opciones de pago antes de elegir préstamos privados para estudiantes.

Los errores más comunes al pedir un préstamo estudiantil

Hay varios errores comunes que los prestatarios deben evitar a la hora de pedir un préstamo estudiantil. Si conocen estas complejidades, los prestatarios pueden tener un panorama completo e informado a la hora de tomar una decisión y de esta forma minimizar los posibles problemas financieros:

  1. Pedir préstamos estudiantiles: En primer lugar, debe evaluar si posee otras opciones además de pedir un préstamo estudiantil. Son demasiados los estudiantes y padres que no buscan diligentemente otros medios que les ayuden a pagar la educación superior. Lo primero que debe hacer es rellenar una Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés). Puede ser complicada de rellenar, pero vale la pena el esfuerzo en relación a los beneficios que puede obtener. Los padres y los futuros estudiantes deberían investigar sobre las cuentas de ahorro 529, las organizaciones civiles locales que ofrecen ayuda a los buenos estudiantes, las opciones del ROTC y muchas otras opciones. Acuda al orientador de su instituto, explore la web y visite la biblioteca local en busca de bases de datos sobre becas. También hay becas poco comunes, a las que casi cualquiera puede optar. Lo que debe considerar es que existen diversas formas de ayuda para pagar la universidad. No confíe sólo en los préstamos universitarios, porque podría terminar uniéndose a los consumidores que deben $1.5 mil millones en préstamos estudiantiles.
  2. Pedir prestado más de lo necesario: Este es un error común, pedir prestado más dinero del necesario para cubrir los gastos educativos. Es importante calcular la cantidad exacta necesaria para la matrícula, los libros y los gastos de manutención y evitar pedir prestado un monto excesivo. Los prestatarios deben elaborar un presupuesto y ceñirse a él para asegurarse de que sólo piden prestado lo que realmente necesitan.
  3. No entender las condiciones: Es fundamental revisar y comprender cuidadosamente los términos y condiciones del préstamo, de lo contrario puede conducir a sorpresas y dificultades financieras más adelante. Los prestatarios deben conocer las tasas de interés, las opciones de pago, los periodos de gracia y las posibles comisiones asociadas al préstamo. Leer detenidamente el contrato de préstamo y hacer preguntas al prestamista puede ayudar a evitar malentendidos.
  4. No pagar intereses mientras está estudiando: Cuando solicita un préstamo sin subsidio, los intereses comienzan a acumularse en el momento en que se desembolsa el préstamo. Esos intereses no dejarán de acumularse hasta que pague el préstamo. ¿Adónde van a parar los intereses? Se añaden al capital, que es el saldo total que debes. No ocurre lo mismo con los préstamos con subsidio, que se basan en la necesidad económica y no empiezan a acumular intereses hasta que termina los estudios. Debe intentar conseguir primero un préstamo con subsidio antes de recurrir a los préstamos sin subsidio, de esa forma no tendrá que preocuparse por los intereses hasta más adelante. Pero cuando no tiene en cuenta los intereses que se acumulan durante sus estudios con los préstamos sin subsidio, y los ignora durante cuatro o más años, el capital crece exponencialmente. Un préstamo de $10,000 podría acabar siendo de $12,000 después de la graduación, por lo tanto, asegúrese de averiguar la tasa de interés de su préstamo antes de solicitarlo. Si por alguna razón no puede hacer los pagos de intereses mientras asiste a la escuela, al menos sabrá cuánto dinero más deberá, aunque eso no es mucho consuelo.
  5. No planificar los pagos: Este es un punto en el que muchos prestatarios fallan, en no considerar la importancia de planificar los pagos. Es fundamental conocer el importe del pago mensual y el costo total del préstamo a lo largo del plazo de pago. Al planificar con antelación, los prestatarios pueden asegurarse de que pueden hacer frente a los pagos del préstamo y elaborar un presupuesto realista.
  6. No saber cuál será el pago mensual: Esto puede parecer una locura, pero muchos estudiantes y padres aceptan préstamos sin preguntar nunca a cuánto ascenderán sus pagos mensuales. ¿Compraría un auto y saldría del concesionario sin saber la cuota mensual? Utilice una de nuestras calculadoras para saber cuánto deberá, porque le guste o no, tendrá que devolver su préstamo a menos que pueda acogerse a un programa de condonación de préstamos estudiantiles. Pero eso no es algo con lo que deba contar.
  7. No ahorrar para la universidad con anticipación: Una de las mejores formas de ahorrar para la universidad es comenzar lo antes posible. Los padres pueden empezar a contribuir a los planes 529 [ING] que hacen crecer sus ahorros libres de impuestos mientras sus hijos son aún pequeños. Pero los jóvenes también pueden ahorrar para su propia universidad. Según el Instituto Americano de Contadores Públicos, la generación millennial es la más propensa a retrasar el inicio de la universidad para poder ahorrar más y pedir menos préstamos. Vivir en casa de los padres unos años más y trabajar antes o durante la universidad es una opción para mantener los costos de estudio bajos.
  8. No explorar primero las opciones de ayuda federal: Debe tener en cuenta que los préstamos estudiantiles federales generalmente ofrecen términos más favorables, como tasas de interés más bajas y opciones de pago flexibles, en comparación con los préstamos estudiantiles privados. Es importante explorar las opciones de ayuda federal y maximizar sus beneficios antes de recurrir a los préstamos privados. Completar la FAFSA es el primer paso para acceder a la ayuda federal.
  9. No buscar ayuda de consejería financiera: Algo que puede ser beneficioso para los prestatarios es buscar orientación de consejeros o profesionales de ayuda financiera. De esta forma puede encontrar información valiosa y ayuda para navegar por las complejidades de los préstamos estudiantiles. Estos profesionales pueden ayudar a comprender las opciones de préstamo, las estrategias de pago y los posibles programas de condonación.

Si conoce estos errores comunes, puede evitarlos y obtener el conocimiento necesario para poder tomar decisiones informadas al solicitar préstamos estudiantiles y de esta forma lograr manejar su deuda de manera más eficaz.

Preguntas Frecuentes

Q:

¿Cómo hago para solicitar préstamos federales para estudiantes?

500

Para solicitar préstamos federales para estudiantes, debe completar la Solicitud Gratuita de Ayuda Federal para Estudiantes (FAFSA, por sus siglas en inglés) [ENG]. La FAFSA recopila información sobre su situación financiera para determinar su elegibilidad para diferentes tipos de ayuda federal, incluidos los préstamos estudiantiles.

Q:

¿Puedo obtener un préstamo estudiantil sin un cosignatario?

500

Federal Por lo general, los préstamos federales para estudiantes no requieren un cosignatario. Sin embargo, los préstamos estudiantiles privados pueden requerir un cosignatario, especialmente si tiene un historial crediticio limitado o un puntaje de crédito bajo. Un cosignatario es alguien que acepta hacerse responsable del préstamo si usted no puede hacer los pagos.
Más información sobre los derechos del cosignatario de un préstamo estudiantil. »

Q:

¿Cómo puedo reducir el costo de mis préstamos estudiantiles?

500

Existen varias estrategias para reducir el costo de los préstamos estudiantiles. Puede considerar hacer pagos adicionales para reducir el saldo principal y disminuir el interés con el tiempo. Además, explorar los programas de condonación de préstamos, como el Programa de Condonación de Préstamos para el Servicio Público (PSLF, por sus siglas en inglés), puede ayudar a eliminar una parte del saldo de su préstamo si cumple con criterios específicos.
Más información sobre el programa de condonación de préstamos para la administración pública (PSLF, por sus siglas en inglés) »

Q:

¿Puedo refinanciar mis préstamos estudiantiles?

500

Sí, la refinanciación de préstamos estudiantiles es una opción que le permite obtener un nuevo préstamo con diferentes términos y tasas de interés. La refinanciación puede ser beneficiosa si usted puede asegurar una tasa de interés más baja o cambiar sus condiciones de pago para adaptarse mejor a su situación financiera. Sin embargo, la refinanciación de préstamos federales en un préstamo privado significa perder los beneficios y protecciones de los préstamos federales.
Más información sobre la refinanciación de préstamos estudiantiles »

Q:

¿Qué ocurre si no puedo realizar los pagos de mis préstamos estudiantiles?

500

Si tiene dificultades para pagar sus préstamos estudiantiles, es fundamental que se ponga en contacto con el administrador de su préstamo inmediatamente. Ellos pueden orientarlo sobre opciones como los planes de pago basados en los ingresos, el aplazamiento o la indulgencia. La falta de pago de los préstamos estudiantiles puede tener graves consecuencias, como el deterioro de su calificación crediticia y posibles acciones legales.
Obtenga más información sobre lo que ocurre si no puede pagar sus préstamos estudiantiles »

Q:

¿Ir a la universidad es la única opción?

500

Un error muy común que cometen los estudiantes, al margen de los préstamos estudiantiles, podría ser su elección de ir a la universidad, cuando esta no es la única opción.

Aplaudimos al 43% de los participantes en la encuesta del AICPA que dijeron que elegirían una escuela de oficios para una profesión específica. Saber a qué se quiere dedicar ahorra tiempo y dinero. El Departamento de Educación de EE.UU. tiene un sitio web donde puede comparar los costos [ENG] de distintas escuelas privadas, públicas y de formación profesional.

Pero si se decide por una escuela técnica o de oficios, le recomendamos que no elija una universidad con fines de lucro. El Departamento de Educación ha amenazado con cerrar algunas de estas escuelas por tener algunas de las tasas de falta de pago de préstamos más altas del país. En su gran mayoría, suelen ser escuelas de belleza, diseño o peluquería.

Otra de las alternativas que pueden ser rentables son los colegios comunitarios. En este caso es necesario que asista al menos a medio tiempo, mantenga un promedio académico de 2.5 y esté trabajando para obtener un título o transferirse a una universidad de cuatro años.

Pero, en el caso de que ya experimente complicaciones con sus préstamos para estudiantes, visite la guía de Debt.com Cómo salir de la deuda de préstamos estudiantiles.

Es fundamental comprender todo acerca de los préstamos estudiantiles tanto para los estudiantes como para sus familias a medida que navegan por los aspectos financieros de la educación superior. Al comprender las diferencias entre préstamos con subsidio y sin subsidio, considerar el costo del préstamo y estar al tanto de los errores comunes, los prestatarios pueden tomar decisiones informadas sobre su financiación educativa. Es esencial revisar cuidadosamente las condiciones de los préstamos, las opciones de pago y explorar todas las ayudas federales disponibles antes de considerar los préstamos privados. Con una planificación adecuada y conocimientos financieros, los prestatarios pueden asegurarse un proceso de pago más fluido y minimizar el impacto financiero a largo plazo de los préstamos estudiantiles.

Encuentre la mejor solución para pagar los préstamos estudiantiles federales y privados.

Evaluación gratuitaCall To Action Link

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.