Aprenda algunos beneficios menos conocidos y consejos para asegurarse de que tendrá mucho dinero cuando esté listo para relajarse y disfrutar de la jubilación

5 minute read

Un plan de jubilación 401(k) es uno de los vehículos de ahorro más poderosos del planeta. Si es lo suficientemente afortunado para trabajar en una compañía que ofrece uno (o su hermana para las organizaciones sin fines de lucro, un 403(b)), es un beneficio valioso que debe aprovechar.

Pero mucha gente ignora su plan de jubilación en el trabajo porque no entienden las reglas, lo que puede parecer confuso al principio. O se preocupan por lo que sucede con su cuenta después de dejar la empresa o creen erróneamente que usted debe ser un experto en inversiones para usar un plan de jubilación.

Hablemos de las siete principales ventajas y desventajas de usar una 401(k). Aprenderá algunos beneficios menos conocidos y obtendrá consejos para ahorrar rápidamente para tener mucho dinero cuando esté listo para relajarse y disfrutar de la jubilación.

¿Qué es un plan de jubilación 401(k)?

Un 401(k) es un tipo de plan de jubilación que puede ofrecer un empleador. Y si es un trabajador autónomo sin empleados, puede tener una cuenta similar llamada solo 401(k) [ENG]. Estas cuentas le permiten contribuir con una parte de su sueldo o de los ingresos de su trabajo autónomo y elegir varias opciones de ahorro e inversión, como CD, fondos de acciones, fondos de bonos y fondos del mercado monetario, para acelerar el crecimiento de su cuenta.

Las cuentas de jubilación tradicionales le dan un beneficio inmediato al hacer contribuciones antes de impuestos, lo que reduce su ingreso imponible anual y su responsabilidad fiscal. Usted difiere el pago del impuesto sobre la renta de las contribuciones y las ganancias de la cuenta hasta que haga retiros en el futuro.

Las cuentas de jubilación Roth requieren que pague impuestos por adelantado sobre sus contribuciones. Sin embargo, sus futuros retiros de aportes y ganancias de inversiones están completamente libres de impuestos. Una cuenta Roth 401(k) o 403(b) es similar a una cuenta IRA Roth; sin embargo, a diferencia de una cuenta IRA Roth, no existe un límite de ingresos para calificar. Eso significa que incluso los que ganan mucho dinero pueden participar en una Roth en el trabajo y cosechar los beneficios.

Ventajas de invertir en un plan de jubilación 401(k) en el trabajo

Cuando tenía 20 años y empecé mi primer trabajo que ofrecía un 401(k), no me inscribí en él. Estaba nervioso por tener inversiones con un empleador porque no entendía qué pasaría si dejaba la compañía, o si ésta dejaba de funcionar.

Quiero que se sienta cómodo con el uso de un 401(k) porque hay muchas más ventajas que desventajas. Aquí hay cuatro ventajas principales para usar un plan de jubilación en el trabajo.

1. Tener protección legal federal

Los planes de jubilación calificados en el lugar de trabajo están protegidos por la Ley de Seguridad de los Ingresos de Jubilación de los Empleados de 1974 (ERISA, por sus siglas en inglés) [ENG], una ley federal. Establece los estándares mínimos para los empleadores que ofrecen planes de jubilación, y los administradores que los manejan.

La ERISA se promulgó para proteger sus intereses y los de sus beneficiarios en los planes de jubilación del lugar de trabajo. A continuación, algunas de las protecciones que le brindan:

  • Divulgación de hechos importantes sobre las características y el financiamiento de su plan.
  • Un proceso de reclamos y apelaciones para obtener sus beneficios de un plan.
  • Derecho a demandar por beneficios e incumplimientos del deber fiduciario si el plan está mal gestionado.
  • El pago de ciertos beneficios si pierde su trabajo o si un plan se termina.

Además, la ERISA ofrece a los planes de jubilación de los lugares de trabajo una poderosa, pero menos conocida protección de beneficios de los acreedores. Digamos que tiene dinero en una cuenta cualificada, pero pierde su trabajo y no puede pagar el préstamo de su auto. Si el prestamista del auto obtiene una sentencia en su contra, puede intentar obtener el pago de usted de varias maneras, pero no aprovechando su 401(k) o 403(b). Hay excepciones cuando un plan ERISA está en riesgo, como cuando usted debe deudas de impuestos federales, sanciones penales o un ex-cónyuge bajo una Orden de Relaciones Domésticas Calificada.

Cuando deja un empleador, tiene la opción de llevar consigo sus fondos de jubilación adquiridos. Puede hacer una transferencia libre de impuestos al plan de jubilación de un nuevo empleador o a su propia cuenta IRA. Sin embargo, tenga en cuenta que, según el estado donde viva, los activos en una IRA pueden no tener las mismas protecciones legales que un plan para el lugar de trabajo.

2. Obtención de fondos de contrapartida

Muchos empleadores que ofrecen un plan de jubilación también pagan contribuciones equivalentes. Esos son fondos adicionales que aumentan el valor de su cuenta.

Por ejemplo, su empresa puede igualar 100% de lo que usted contribuye a su plan de jubilación hasta el 3% de sus ingresos. Si gana $50,000 por año y contribuye con el 3% o $1,500, su empleador también contribuirá con $1,500 en su nombre. Tendría $3,000 en contribuciones totales y recibiría un retorno del 100% de su inversión de $1,500, ¡lo cual es fantástico!

Siempre establezca sus contribuciones 401(k) para maximizar el aporte de su empleador, así nunca dejará de aprovechar dinero fácil.

3. Tener un alto límite de contribución anual

Una vez que contribuya lo suficiente como para aprovechar cualquier igualación de la 401(k), considere la posibilidad de poner sus miras más alto elevando su tasa de ahorro cada año. Para el 2021, el límite permitido sigue siendo $19,500, o $26,000 si tiene más de 50 años. Una buena regla general es ahorrar al menos entre el 10% y el 15% de su ingreso bruto para la jubilación.

La mayoría de los planes de jubilación tienen una función de aumento automático que aumenta el porcentaje de contribución al comienzo de cada año. Puede configurarlo para que aumente sus contribuciones en un 1% por año hasta que llegue al 15%. Es una forma sencilla de prepararse para una jubilación feliz y segura.

4. Obtener consejería de inversión gratuita

Después de inscribirse en un plan de jubilación del lugar de trabajo, debe elegir entre un menú de opciones de ahorro e inversión. La mayoría de los proveedores de planes son grandes empresas de corretaje (como Fidelity o Vanguard) y tienen recursos útiles, como evaluaciones en línea y consejeros gratuitos. Aproveche la oportunidad de obtener consejería personalizada para elegir las mejores inversiones para su situación financiera, edad y tolerancia al riesgo.

En general, cuanto más tiempo tenga hasta la jubilación, o cuanto mayor sea su tolerancia al riesgo, más fondos de acciones deberá poseer. Asimismo, tener menos tiempo o una baja tolerancia al riesgo significa que debería poseer inversiones más conservadoras y estables, como bonos o fondos del mercado monetario.

Desventajas de invertir en un plan de jubilación 401(k) del trabajo

Si bien hay grandes ventajas de invertir en un plan de jubilación en el trabajo, aquí hay tres desventajas a considerar.

1. Usted puede tener opciones de inversión limitadas

En comparación con otros tipos de cuentas de jubilación, como una IRA o una cuenta de corretaje sujeta a impuestos, su 401(k) o 403 (b) puede tener menos opciones de inversión. No encontrará ninguna opción exótica, sólo clases de activos básicos, incluyendo acciones, bonos y fondos en efectivo.

Sin embargo, tener un menú de inversión limitado agiliza sus opciones de inversión y minimiza la complejidad.

2. Es posible que tenga cargos más altos en la cuenta

Debido a las responsabilidades administrativas requeridas por los planes de jubilación patrocinados por el empleador, pueden cobrar honorarios elevados. Y como participante del plan, usted tiene poco control sobre los honorarios que debe pagar.

Una forma de mantener las comisiones de las cuentas de jubilación de su lugar de trabajo lo más bajas posible es seleccionar fondos de índice de bajo costo o fondos cotizados en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) cuando sea posible.

3.  Debe pagar comisiones por los retiros anticipados

Una de las desventajas inherentes de poner dinero en una cuenta de jubilación es que normalmente se penaliza el 10% por retiros anticipados antes de la edad oficial de jubilación de 59½. Además, normalmente no puede usar una 401(k) o 403(b) a menos que tenga una dificultad calificada. Eso desalienta a los participantes a aprovechar las cuentas, por lo que siguen creciendo.

La idea es que sólo debe contribuir con fondos a una cuenta de jubilación que no necesite para los gastos diarios. Si evita los costosos retiros anticipados, las ventajas de usar una cuenta de jubilación en el lugar de trabajo superan con creces los inconvenientes.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC