Avalar un préstamo para un amigo o familiar conlleva grandes riesgos que pueden perjudicar su crédito

4 minute read

Avalar un préstamo de auto para ayudar a uno de sus hijos que acaba de empezar y no ha acumulado suficiente crédito para que se lo aprueben puede no parecer un gran problema. Después de todo, quizá sus padres hicieron lo mismo por usted cuando era joven. O tal vez sea un amigo que intenta reconstruir su crédito el que le pida que firme conjuntamente. Sin embargo, antes de firmar, asegúrese de conocer los posibles riesgos de poner su nombre en la línea de puntos por alguien a quien quiere.

Cuando firma un préstamo, en última instancia, es el responsable del importe del préstamo si la otra persona se retrasa o incumple. Tenga en cuenta que, por mucho que confíe en la otra persona, o por muy responsable que sea, la vida puede darle sorpresas. La gente pierde el trabajo, tiene facturas médicas inesperadas o puede tener que elegir entre pagar una costosa reparación del auto [ING] o hacer los pagos del préstamo.

Asegúrese de pensar seriamente en la idea de ser un aval de un préstamo para otra persona. De lo contrario, esa firma podría volverse en su contra si los tiempos se ponen difíciles para la persona a la que intenta ayudar a conseguir un buen crédito.

He aquí cinco ventajas y desventajas de ser cosignatario de un préstamo:

Ventaja: Está ayudando a otra persona

Por supuesto, quiere que su hija tenga un auto último modelo con todos los elementos de seguridad más novedosos cuando vaya a la universidad. Al igual que quiere ayudar a un buen amigo a recuperarse después de perder su trabajo y dañar su crédito al retrasarse en las facturas. Ayudar a alguien a construir un buen crédito siendo el aval de un préstamo puede cambiar la vida de esa persona para mejor, así que esa es una gran ventaja.

Desgraciadamente, ésa es la única ventaja de ser el aval de un préstamo: La otra persona se beneficia. Él o ella puede construir un buen crédito haciendo pagos a tiempo para que la próxima vez no se necesite un aval. Si la persona a la que ayuda hace todos los pagos y cancela el préstamo, ambos pueden sentirse bien con su experiencia de firma conjunta. Sin embargo, si eso no sucede, las dificultades de la firma conjunta pronto superarán este beneficio.

Infórmese: Cómo le afecta la bancarrota como cosignatario

Desventaja: Podría quedarse atrapado con el pago del préstamo

El plan para el cosignatario es que el prestatario haga los pagos mensuales a tiempo y pague el préstamo. Sin embargo, si esa persona incumple los pagos o incurre en impago, cuando usted es el cosignatario, es el responsable último de pagar la deuda. Por lo tanto, si su hija incumple los pagos, el banco lo llamará para que arregle las cosas.

Tal vez piense que puede hacer frente a esos pagos extra si es necesario, pero ¿qué pasa si tiene miles de dólares en reparaciones inesperadas de la casa durante el mismo año en que ella tiene problemas? Pase lo que pase, usted sigue siendo responsable de pagar ese préstamo, y si no puede hacer los pagos, prepárese para la peor desventaja de todas: Dañar su crédito.

Desventaja: Su crédito podría verse afectado

Como cosignatario, es su buen crédito el que respalda ese préstamo. Pero si la persona que pidió el préstamo no paga y no le avisa, ese historial de retrasos en los pagos aparece en su reporte de crédito. Si el prestatario deja de pagar del todo, el banco le avisará, pero es posible que su crédito ya esté dañado. Además, ahora tiene que pagar usted mismo el préstamo. De lo contrario, su crédito se verá afectado por la falta de pago.

Infórmese: ¿Qué derechos tiene el cosignatario de un préstamo estudiantil?

Desventaja: Le pueden rechazar un crédito

Cuando solicita una tarjeta de crédito o un préstamo, los emisores de tarjetas de crédito y los bancos se fijan en lo que se llama su índice de deuda-ingresos para determinar la aprobación y el límite de crédito o el importe del préstamo para el que puede optar. Si es cosignatario de un préstamo de $20,000 para un auto, eso aumentará su relación deuda-ingresos, lo que hará que algunos acreedores se echen atrás porque piensan que tiene demasiadas deudas.

Según la oficina de crédito Equifax [ING], “dependiendo de la cantidad de deuda que ya tenga, la adición del préstamo como cosignatario en sus reportes de crédito puede hacer que parezca que tiene más deuda de la que puede manejar”. “Como resultado, los prestamistas pueden rehuir de usted como prestatario”.

Infórmese: 5 pasos a seguir si le niegan un crédito

Desventaja: La relación podría empeorar

Por mucho que quiera ayudar a otra persona siendo cosignatario de un préstamo, tenga en cuenta que si las cosas no salen como se planean, su relación puede sufrir. Por ejemplo, es bastante difícil salir a tomar una cerveza con un amigo que le ha clavado con un préstamo de $10,000. Y una hija morosa en la mesa hace que las fiestas sean incómodas. Así que la única forma de sortear este posible problema es considerar el préstamo como un regalo si acaba pagándolo y perdonando la irresponsabilidad de la otra persona. Si no está dispuesto a ello, probablemente sea mejor no firmar un préstamo.

Infórmese: Cómo apoyar a la familia y a los amigos con dinero sin enfrentarse a problemas de deudas

Conclusión

Avalar un préstamo beneficia a la otra persona, pero usted podría acabar pagando la totalidad del importe si no cumplen con los pagos. Antes de ser cosignatario de un préstamo, siéntese con el prestatario y averigüe más sobre la situación financiera de esa persona y su capacidad para devolver el préstamo. Si decide ser cosignatario, asegúrese de que puede hacerse cargo de los pagos si el prestatario no cumple.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC