Una nueva encuesta de Debt.com muestra que a las personas les preocupa que sus tarjetas estén perjudicando su salud mental. Las razones suenan inquietantemente familiares.

Cuando nuestra salud mental recibe un golpe -y eso le ocurre a todo el mundo-, todos lo afrontamos de forma diferente. Los más sanos harán ejercicio, meditarán o se sumergirán en un pasatiempo. Por desgracia, algunos recurren a la bebida, las drogas o… ¿las tarjetas de crédito?

Esa es una de las conclusiones de una nueva encuesta de Debt.com [ENG] realizada durante el Mes de la Concientización sobre la Salud Mental de mayo. Casi tres cuartas partes de los encuestados (74%) dijeron que las tarjetas de crédito “pueden tener un impacto negativo en la salud mental”.

He aquí cómo impactó en la salud mental…

  • 19% se sintió “culpable” después de usar sus tarjetas de crédito, mientras que el 6% se sintió “triste”.
  • 46% ha dejado de pagar una tarjeta de crédito porque no se atrevía a mirar el saldo.
  • Casi dos tercios han utilizado su tarjeta de forma impulsiva y luego se han arrepentido. Casi 2 de cada 10 lo hacen mensualmente, mientras que otro 1 de cada 10 lo hace semanalmente.

Por supuesto, no estoy comparando la devastación física y emocional de la adicción al alcohol y las drogas con la de las tarjetas de crédito. Sin embargo, sí creo -y la encuesta concluye- que las tarjetas de crédito perjudican la salud mental. El hecho de que las drogas y el alcohol causen más daño no es razón para ignorar los efectos menores de las tarjetas de crédito, especialmente cuando parte de la patología es similar.

Disponibilidad y aceptabilidad

Según el Instituto Nacional sobre el Abuso del Alcohol y el Alcoholismo, 70% de los adultos en Estados Unidos tomaron una copa el año pasado. Mientras tanto, según Debt.com, 79% tiene al menos una tarjeta de crédito.

En ambos casos, es más difícil reconocer que se puede tener un problema cuando se esconde en una práctica socialmente aceptable que la mayoría de la gente realiza. “Terapia de compras” es a menudo la forma educada de decir algo que puede ser peligroso para su salud física y mental, algo parecido a decir: “¡Necesito un trago!”. Es fácil pasar de lo caprichoso a lo perjudicial sin darse cuenta realmente.

Funcional y negable

A menudo se oye decir que muchos adictos necesitan “tocar fondo” antes de tomarse en serio la búsqueda de ayuda. Las drogas y el alcohol pueden infligir graves daños físicos antes de que eso ocurra, ya que muchos adictos son funcionales en el trabajo y en el hogar antes de que sus vidas (y las de quienes les rodean) empiecen a desmoronarse.

De nuevo, las tarjetas de crédito representan un problema menor, pero el arco es similar. He aconsejado a personas sobre sus finanzas durante casi tres décadas, y es sorprendente lo mucho que pueden ocultar sus deudas, hasta que todo se viene abajo. Al igual que otros adictos que evitan astutamente que los demás conozcan su secreto, los adictos a las tarjetas de crédito abren varias tarjetas, transfieren saldos, renuncian a gastos necesarios, sacan provecho de las inversiones e incluso roban a sus seres queridos. Los demás pueden tardar en darse cuenta de lo que ocurre. Cuando lo hacen, la salud mental de todos queda destrozada, incluidos los amigos y la familia.

Soluciones y libertad

Al igual que se consulta a un terapeuta para reforzar la salud mental, se puede consultar a un consejero de crédito para reforzar la salud financiera. Debt.com puede ponerse en contacto con un experto que le hará un análisis exhaustivo de la deuda por teléfono. A partir de ahí, obtendrá una lista de opciones, tanto para salir de la deuda como para educarse en formas más saludables en el manejo de sus finanzas. Lo mejor de todo es que ese análisis de la deuda es gratuito.

La salud mental y la salud financiera están tan estrechamente relacionadas como el corazón y los pulmones: ambas cosas son necesarias para respirar. Si sus tarjetas de crédito le dificultan la respiración, llame a Debt.com al .

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Publicado por Debt.com, LLC