El fraude y las tarifas pueden hacer que pague más por una tarjeta de regalo de lo que necesita

minutos de lectura

4

Algunas tradiciones festivas nunca cambian. Los regalos más populares de Navidad no han cambiado y tampoco lo ha logrado el hecho de que el dinero se desperdicie en ellos.

Por 13º año consecutivo, las tarjetas de regalo fueron el artículo más solicitado en la lista de deseos para las fiestas, según la Federación Nacional de Minoristas [1] . Tres quintas partes (59%) de los estadounidenses las están pidiendo este año,la mayor respuesta.

Recuerde que este tipo de regalo puede funcionar para cualquier ocasión, ya sea un cumpleaños, baby shower o open house.

Aquí hay ocho consejos para asegurarse de que usted obtenga el máximo provecho de las tarjetas de regalo mientras las compra.

Úselas o piérdalas

No los tire en la parte trasera del cajón de la cocina o del escritorio de la oficina para que acumulen polvo. Las investigaciones demuestran que los estadounidenses dejan sin usar saldos de tarjetas de regalo por valor de 45.000 millones de dólares [2] . Esas tarjetas pueden expirar con el tiempo, así que no desperdicie el dinero de un amigo o un miembro de la familia.

Inspeccione la tarjeta antes de comprarla

Cientos de consumidores se quejan cada año a la Oficina de Better Business Bureau (BBB, por sus siglas en inglés), por haber sido estafados con tarjetas de regalo. Puede ser tan simple como que alguien anote el número de la tarjeta de regalo y espere a que un comprador inocente active la tarjeta.

“Los consumidores deben estar atentos a las tarjetas de regalo que parecen estar ‘abiertas’ o fuera de su paquete original”, dice Christine Sauers de BBB Delaware.

La BBB dice que debe:

  • Verificar que no se hayan retirado las pegatinas protectoras.
  • Revise los códigos en el reverso de la tarjeta para asegurarse de que no hayan sido raspados para revelar un número PIN.
  • Reporte cualquier daño qie tenga la tarjeta a la tienda que la vende.

Guarde el recibo

Si algo está mal con la tarjeta y no la reconoce hasta después de salir de la tienda, el recibo es prueba suficiente para solucionar el problema. Lo mismo ocurre si la tarjeta se pierde o es robada. Por lo tanto, cuando dé su tarjeta de regalo, dé también el recibo.

Evite los malos tratos

Si usted compra una tarjeta de regalo de una compañía que va a la bancarrota, generalmente no hay manera de recuperar ese dinero. Así que investigue un poco antes de comprar una tarjeta.

La BBB lo expresa de esta manera: “Antes de comprar tarjetas de regalo de una tienda, considere la condición financiera de la tienda o restaurante. Una tarjeta de un negocio que se declara en bancarrota o deja de funcionar puede carecer de valor“.

No acepte una oferta que sea demasiado buena para ser verdad

No crea en los descuentos y ofertas gratuitas que envían como spam a su bandeja de entrada de correo electrónico. Al menos eso es lo que dice el FBI: “Recuerda, si parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea”. [3]

La mayoría de esas ofertas que dicen estar vendiendo tarjetas de regalo con un 85% de descuento son fraudulentas. El FBI sugiere que se busque la compañía o el sitio web en la base de datos de la BBB para ver si es legítima. Simplemente escriba el nombre de la compañía en la barra de búsqueda en la parte superior y mire si está registrada. También puede leer las quejas que los consumidores han presentado a las diferentes compañías. [4]

Compre tarjetas de los minoristas, no de los bancos

La mayoría de los bancos le cobran por comprar una tarjeta de regalo. Bastante típico es el U.S. Bank, que agrega un “cargo por compra” de $3.95 si la compra en una de sus sucursales y $6.95 si la compra en línea. [5]

También hay una tarifa extraña aparentemente diseñada para hacer que la tarjeta se autodestruya: “Después de los primeros 12 meses después de la fecha de emisión de la tarjeta, se cobrará una cuota de 2,50 dólares a su tarjeta de regalo cada mes hasta que la tarjeta caduque”.

Pero casi todos los minoristas rara vez cobran comisiones, ya sea en Victoria’s Secret o en Men’s Wearhouse. [6] Además, no suelen tener fecha de caducidad, porque eso desanima a los compradores a volver. Supongo que a los bancos no les importa.

Revise la letra pequeña

La BBB lo pone de esta manera: “Lea la letra pequeña antes de comprar. ¿Hay algún cargo por comprar la tarjeta? ¿Existen gastos de envío para las tarjetas compradas por teléfono o por Internet? ¿Se deducirá algún cargo de la tarjeta después de su compra?”.

¿La tarjeta de regalo del US Bank que mencionamos? En esta página de términos y condiciones, que está a dos clics de la página de oferta, se muestran sus onerosas tarifas [7] Por supuesto que sí.

Tenga cuidado al comprar en línea

Hay algunos sitios web de tarjetas de regalo con descuentos creíbles que pueden ahorrarle un buen dinero, pero también corre el riesgo de ser estafado cuando busca descuentos. La BBB tiene una lista de sitios de tarjetas de regalo confiables en su base de datos. 

Este artículo de Lulu Ramadan fue publicado originalmente en Debt.com.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Lulu Ramadan

Lulu Ramadan

A former Debt.com intern, Lulu Ramadan is now a reporter for The Palm Beach Post in southern Florida, covering the southern part of Palm Beach County. She was previously editor-in-chief of the University Press, the award-wining biweekly newspaper at Florida Atlantic University. Lulu actually opened her first credit card while working at Debt.com and learned how to wield it responsibly.

Publicado por Debt.com, LLC