Mantener un control absoluto sobre las finanzas es una forma más en la que un maltratador doméstico obtiene poder y control

3 minute read

¿Su pareja o cónyuge insiste en mantener el control total de las finanzas del hogar? Tal vez él (o, con menos frecuencia, ella) restringe su acceso a las cuentas bancarias y retiene el acceso a las inversiones u otra información financiera importante. Si es así, puede ser víctima de abuso financiero.

El abuso financiero es casi siempre una táctica utilizada por una persona abusiva en una situación de violencia doméstica. De hecho, las investigaciones de la Red Nacional para Acabar con la Violencia Doméstica [ING] (NNEDV, por sus siglas en inglés) muestran que el abuso financiero se produce en aproximadamente el 99% de los casos de violencia doméstica.

El abuso financiero es “uno de los métodos más poderosos para mantener a una víctima atrapada en una relación abusiva”, según la NNEDV, un recurso de información, formación y asistencia a organizaciones contra la violencia doméstica.

Esto se debe a que el férreo control de las finanzas por parte de una persona maltratadora inhibe la capacidad de la víctima para salir de la relación o mantenerse a salvo después de dejar a su pareja.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. No tiene acceso a las cuentas bancarias y de crédito

Si su cónyuge es el único en el matrimonio que tiene acceso a las cuentas bancarias conjuntas, a las tarjetas de crédito y a las contraseñas de las cuentas en línea, a pesar de que usted haya pedido el acceso, eso es una señal de abuso financiero.

Sin acceso a los fondos o créditos conjuntos, la víctima de abuso financiero se siente atrapada en la relación abusiva con pocas opciones para salir del abuso.

Infórmese: 6 conflictos de dinero que pueden llevar al divorcio [ING]

2. Una “asignación” (o mesada) muy controlada

Si su pareja simplemente le asigna una determinada cantidad de dinero para los gastos de la casa como parte de su presupuesto mutuamente acordado, eso no es necesariamente la acción de un abusador financiero.

Sin embargo, si su pareja restringe su acceso a los fondos de la casa, repartiendo una “asignación” cada semana o dos semanas de la que usted debe dar cuenta de cada centavo, esa es una táctica común utilizada por los abusadores financieros. La asignación puede incluso empezar como un acto aparentemente cariñoso, en el que su pareja se ofrece a encargarse de todas las finanzas porque usted está bajo mucho estrés.

“Este escenario suele conducir a que el maltratador le dé a la víctima cada vez menos “asignación”, y para cuando la víctima decide que quiere recuperar el control de las finanzas, descubre que todas las cuentas han sido movidas o que ya no tiene conocimiento ni acceso a los fondos familiares”, dice la NNEDV.

Descubra: 6 formas en que el consejero financiero matrimonial puede evitar el divorcio [ING]

3. Su pareja le prohíbe trabajar

Los maltratadores financieros suelen exigir que el cónyuge o la pareja deje de trabajar para que esa persona no tenga ingresos propios. Así, la víctima no puede ahorrar suficiente dinero para marcharse y empezar una nueva vida. Si tiene un trabajo, el maltratador puede sabotear su empleo obligándola a faltar, a marcharse o a llegar tarde al trabajo o acechándola en el lugar de trabajo.

A menudo, una mujer “no deja una relación abusiva porque teme no ser capaz de mantenerse a sí misma o a sus hijos”, según la Oficina de Salud de la Mujer (OWH, por sus siglas en inglés) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

Descubra: Cómo ocultar el dinero a su cónyuge [ING]

4. Control extremo de los gastos

Que los dos miembros de una relación lleven un control de los gastos para elaborar un presupuesto es una buena práctica para ahorrar y gestionar el dinero. Pero cuando uno de los cónyuges exige un recibo por cada taza de café que compra y una contabilidad detallada de las compras diarias, eso es demasiado control y uno de los rasgos distintivos de una pareja financieramente abusiva.

Descubra: 7 estrategias para ahorrar dinero en su divorcio [ING]

5. Acumular deudas impagas en su crédito

Una pareja económicamente abusiva puede obligarle a abrir tarjetas de crédito a su nombre que no puede utilizar. Luego la pareja carga grandes cantidades de deuda en las tarjetas que se niega a pagar. Mientras tanto, usted es responsable de pagar la deuda, pero puede no tener ingresos ni acceso a cuentas bancarias o fondos del hogar. Como resultado, su puntaje de crédito se ve afectado.

Una vez que se abandona una relación de abuso financiero, es importante tomar medidas para proteger su crédito.

“Congelando sus cuentas de crédito o haciendo que una agencia de crédito emita una alerta de fraude, puede dificultar que alguien abra cuentas a su nombre”, dice la OWH.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC