No se deje engañar este verano por estas estafas habituales en las mudanzas.

3 minute read

Tanto si se trata de una gran mudanza como si planea contratar a una empresa de mudanzas en el futuro, lo último que necesita el día de la mudanza -o incluso después de llegar a su nueva casa vacía- es que le engañen con una estafa. Las empresas de mudanzas de dudosa reputación están en cualquier parte, y no pueden esperar por empacar su dinero y su confianza y llevarse sus posesiones en un accidentado viaje.

Las personas perdieron más de $230,000 en 2020 por culpa de empresas de mudanzas fraudulentas, según el Better Business Bureau (BBB, por sus siglas en inglés) [1]. Así que es una mala idea confiar sus valiosas posesiones a la primera empresa de mudanzas que aparezca con un gran camión y promesas aún mayores.

A continuación, cinco de las principales señales de advertencia de la BBB sobre las estafas de mudanzas fraudulentas…

1. La empresa de mudanzas no está registrada

Si la empresa de mudanzas que quiere contratar no está registrada en la Administración Federal de Seguridad de Autotransportes (FMCSA, por sus siglás en inglés), es hora de buscar en otra parte [2]. Las empresas de mudanzas interestatales están obligadas a registrarse en el gobierno federal y a tener un número del Departamento de Transporte de los Estados Unidos (DOT, por sus siglas en inglés), así que, si la empresa de mudanzas no está registrada, es una señal de alarma de que la empresa de mudanzas puede no ser legítima.

Busque siempre en la base de datos de la FMCSA antes de contratar una empresa de mudanzas interestatal. Si la empresa de mudanzas está registrada, puede revisar las quejas presentadas contra ella, junto con la información de seguridad y contacto de la empresa de mudanzas.

2. La empresa de mudanzas da un estimado sin visitar su casa

Una empresa de mudanzas con buena reputación no le dará un estimado después de solo hacerle unas cuantas preguntas por teléfono. La única forma en que una empresa de mudanzas puede dar un estimado exacto es enviando a un representante a su casa para ver todo lo que hay que trasladar y la cantidad de trabajo que supondrá.

“Una empresa de mudanzas que no insiste en una inspección in situ de sus enseres domésticos le está dando un presupuesto estimado, y estos suelen ser demasiado buenos para ser verdad”, según Moving.com. Si la empresa de mudanzas se niega a ir a su casa para inspeccionar los artículos que necesitan ser transportados, es hora de seguir adelante con su búsqueda de una empresa de mudanzas de buena reputación.

3. Aumentos de precio de última hora

Las empresas de mudanzas fraudulentas pueden darle un estimado basado en el peso previsto y luego subir el precio de la mudanza de forma significativa el día de la misma. “Después de cargar el camión, informan al consumidor de que la carga supera el peso previsto y que habrá que pagar un recargo”, dice la BBB. “La mayoría de las veces, el cargo adicional es significativamente más caro por libra, a veces hasta el doble de la estimación original”.

Cuando contrate a una empresa de mudanzas, obtenga siempre todo por escrito. “Asegúrese de leer detenidamente los términos y condiciones del contrato, así como los límites de responsabilidad y cualquier exención de responsabilidad”, dice la BBB. “La fecha de recogida y la fecha de entrega prevista deben estar fácilmente identificadas”.

4. Pedir el pago por adelantado

Las empresas de mudanzas de renombre no le pedirán un gran depósito antes de la mudanza. Y entregar el pago completo antes de que el camión salga de la entrada es una mala idea. Esto se debe a que, si sus posesiones “desaparecen” durante el transporte, o se retrasan durante semanas o meses, no tendrá ninguna ventaja para recuperar sus cosas. Y si la empresa de mudanzas no se presenta el día de la mudanza, buena suerte al intentar conseguir un reembolso.

“Las empresas de mudanzas de buena reputación no exigirán dinero en efectivo ni un gran depósito antes de la mudanza”. Por lo general, se paga a la entrega, según Moving.com. Cuando pague a una empresa de mudanzas, utilice una tarjeta de crédito por si tiene que disputar cargos fraudulentos.

5. Retener sus cosas como rehenes

Las empresas de mudanzas fraudulentas o de dudosa reputación son conocidas por cargar el camión el día de la mudanza y luego retener sus posesiones domésticas como rehenes exigiendo más dinero antes de entregarlas en su nuevo hogar, según el BBB: “Si las posesiones de una persona son rehenes de un pago adicional que no se acordó cuando se firmó el contrato, póngase en contacto con la BBB o con la policía local para obtener ayuda”.


Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC