Cheques de estímulo y beneficios adicionales de desempleo están en camino para quienes vivien en EE.UU. y están en problemas

3 minute read

El Senado aprobó el 22 de diciembre un paquete de estímulo económico de $900 mil millones que incluye otra ronda de cheques de pago de estímulo directo a quienes vivien en Estados Unidos y declaran impuestos, miles de millones en fondos para ayudar a las empresas en dificultades y la expansión de los beneficios de desempleo, la financiación de las agencias federales hasta el año fiscal 2021, y la extensión de ciertas disposiciones fiscales que expiran.[1]

El Senado votó 92-6 para aprobar el tan esperado proyecto de ley de alivio por el coronavirus, sólo horas después de que la Cámara de Representantes aprobara el paquete el lunes. El verano pasado, los estadounidenses que ganaban menos de $75,000 individualmente, recibieron cheques de estímulo directo que ascendían a $1,200 para individuos adultos, $2,400 para parejas casadas y $500 adicionales para cada niño.

Los pagos de estímulo directo a los individuos en el nuevo paquete de ayuda económica son más pequeños esta vez, pero el paquete incluye un pago semanal adicional a las personas que cobran el seguro de desempleo.

Lo que provee el proyecto de ley masivo (5,593 páginas) incluye:

  • $600 de pagos de estímulo directo para quienes que ganan menos de $75,000 individualmente, $1,200 para parejas casadas que ganan menos de $150,000, y $600 adicionales por cada hijo.
  • Alrededor de $300 mil millones para más Préstamos de Protección de Cheques para ayudar a las empresas que luchan debido a la pandemia. [2]
  • $25.000 millones en asistencia para el alquiler y la ampliación de la prohibición de los desalojos hasta finales de enero.
  • Protección contra las facturas médicas sorpresivas. [3]
  • $68,000 millones para apoyar la distribución de vacunas.
  • $13,000 millones para la expansión de los cupones de alimentos.
  • $300 adicionales por semana en compensación por desempleo.

En marzo, el Congreso aprobó la Ley de Cuidados de $2 billones, que incluía muchas disposiciones similares, entre ellas pagos de estímulo directo de $1,200 para individuos. La nueva legislación eleva el total de los gastos de emergencia del gobierno este año a más de $3.3 billones de dólares, según The Washington Post. [4]

Los americanos han esperado ansiosamente durante meses por otro pago de estímulo directo mientras los miembros del Congreso discutían sobre lo que el proyecto de ley debería incluir. Los pagos de estímulo directo a individuos y parejas casadas deberían ayudar a muchos a ponerse al día con las facturas y gastos mensuales, pagar las tarjetas de crédito y otras deudas, ponerse al día con las facturas médicas, y completar las cuentas de ahorro para emergencias.

Los desempleados que luchan por mantenerse a flote también se beneficiarán de la extensión de hasta $300 adicionales por semana además de la cantidad regular recibida en compensación por desempleo por hasta 11 semanas. Otro componente clave del paquete de ayuda económica es la “Ley sin sorpresas” de la legislación, cuyo objetivo es ayudar a los estadounidenses que se enfrentan a facturas médicas “sorpresivas”.

De acuerdo con U.S. News, la disposición “Sin sorpresas” evita que los pacientes sean responsables de las facturas médicas sorpresivas relacionadas con la atención de una emergencia [5]. La legislación también evita que los pacientes tengan que pagar las facturas sorpresivas de un médico fuera de la red que participe en un procedimiento hospitalario planificado dentro de la red. Los proveedores de servicios fuera de la red también deben proporcionar a los pacientes un aviso de al menos 72 horas de antelación de los cargos estimados.

El gigantesco paquete de estímulo es aproximadamente la mitad del tamaño del paquete de alivio de la Ley CARES de $2.2 billones aprobado en marzo, pero sigue siendo “uno de los mayores paquetes de alivio en la historia de Estados Unidos”, según el New York Times.

Fuentes:
Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC