No todo lo que conlleva un buen puntaje de crédito es obvio

minutos de lectura

3

Cuando tenía veinte años, no era buena con el dinero y tenía un trabajo mal pagado, lo que me llevó a tener pagos atrasados, un préstamo estudiantil impago y un mal puntaje de crédito. Sin embargo, en el transcurso de unos años, mejoré mi crédito. Como resultado, mi vida mejoró significativamente.

Pagar las deudas y mejorar el crédito no es “sencillo”, como leí recientemente en un sitio de finanzas personales. Sin embargo, una vez que toma impulso, se vuelve más fácil al ver que su deuda disminuye mientras su puntaje de crédito aumenta. Entonces la vida empieza a mejorar. Esto es lo que puede hacer por usted el hecho de reparar su crédito.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. Las metas se vuelven alcanzables

Antes de reparar mi crédito, tenía metas que no podía alcanzar. Quería volver a estudiar y obtener un título de inglés o periodismo, pero no podía pagar la matrícula. Tampoco podía obtener préstamos estudiantiles porque había dejado de pagar mi préstamo anterior.
Así que establecí un plan de pagos que sacó mi préstamo del estado impago después de seis meses de pagos. Entonces volví a la escuela para obtener el título universitario que necesitaba para conseguir un trabajo de escritora. De repente, tenía un propósito y una meta alcanzable.

2. Puede recurrir al crédito para emergencias

Cuando su cuenta de ahorros para emergencias disminuye, o tiene un gasto inesperado que debe pagar inmediatamente, un buen crédito puede ser su red de seguridad. Cuando necesité un nuevo sistema de aire acondicionado hace cinco años, no tenía $3,000 a mano.
Sin embargo, un crédito excelente me permitió financiar durante 18 meses a un interés del 0%, y pagué el préstamo en un año. Sin un buen crédito, podría haber sido absorbida por un terrible acuerdo de préstamo por miles de dólares más.

3. Se acaba la ansiedad inducida por las deudas

Solía estar muy estresada por tratar de llevar la cuenta de las múltiples fechas de vencimiento de los pagos. De vez en cuando, me saltaba uno, lo que me llevaba a pagar cargos por retraso y una gran dosis de vergüenza por la deuda.
Una vez que diseñe un plan y cree un presupuesto para comenzar a reducir su deuda, tendrá menos fechas límite cada mes. Con cada deuda que pague, se sentirá más aliviado.

4. Puede convertirse en propietario de una vivienda

En un momento dado, simplemente acepté que nunca podría comprar una casa. Entonces pagué mis deudas, reparé mi crédito y ahorré dinero para el pago inicial.

Ahora, mi casa estará pagada en siete años, si no antes. Si quiere comprar un inmueble, necesitará un buen crédito. No se desanime por el tiempo que pueda tardar en mejorar su puntaje de crédito. Los años pasarán tanto si trabaja en su crédito como si no.

Infórmese: 10 pasos para tomar el control de sus finanzas.

5. Los propietarios le alquilarán

Si tiene mal crédito, es probable que los propietarios denieguen su solicitud, lo que le obligará a elegir un apartamento o una casa de alquiler en un barrio menos deseable. Reparar su crédito le abre opciones de vivienda.

6. Se sentirá como un adulto

Ahora que tengo un buen crédito, puedo elegir las opciones de préstamos para automóviles y me aprueban fácilmente las tarjetas de crédito y los préstamos. Después de mejorar su crédito, tendrá acceso a las mismas opciones que todos sus amigos utilizan. Pero será más inteligente porque ha surgido de las terribles trincheras del crédito.

7. Tendrá más respeto por sí mismo

Además de mi punto bajo de préstamos de día de pago, tuve una gran cantidad de momentos vergonzosos al ser negada para tarjetas de crédito y préstamos. Me sentí como un fracaso, incapaz de comprar una casa, un auto o conseguir una tarjeta de crédito. Ahora sé que puedo afrontar los gastos de la edad adulta. Usted también puede, así que tome el control de sus finanzas y empiece a pagar esa deuda.
Sus días de sentirse como un ciudadano de segunda clase pueden terminar si es paciente y persistente. Así que haga un recuento de sus deudas y elabore un presupuesto. En poco tiempo, su vida y la forma en que se ve a sí mismo mejorarán, junto con su puntaje de crédito.
Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC