Vivir en una comunidad con gente de su edad tiene muchas ventajas

3 minute read

Si está a punto de retirarse o sigue trabajando a los cincuenta años, es probable que haya pensado en dónde quiere vivir cuando deje la oficina para siempre. Muchas personas planean quedarse en su casa actual a medida que envejecen, especialmente si la hipoteca está pagada. Sin embargo, otros se interesan por una comunidad para gente mayor en las que sus vecinos tienen todos cincuenta años o más.

En una comunidad 55+, usted y/o su cónyuge deben tener al menos 55 años para comprar o alquilar una casa, cabaña o condominio en la comunidad. Las comunidades 55+ varían en tamaño desde lo más básico, como un pequeño edificio de apartamentos o un complejo de apartamentos, hasta comunidades cerradas con exuberantes terrenos, piscinas, un campo de golf, canchas de pickleball y tenis, gimnasio u otros servicios recreativos.

[Averigüe: ¿Es uno de estos 5 tipos de comunidades para jubilados el adecuado para usted? [ING]] 

A continuación, algunas señales de que una comunidad para gente mayor podría ser adecuada para usted:

1. Quiere vivir con gente de su edad

Vivir en una comunidad de adultos mayores que llevan el tiempo suficiente para saber cómo ser cortés y respetuoso con sus vecinos tiene muchas ventajas. Y lo más probable es que encuentre a mucha gente en la comunidad con intereses y perspectivas de vida similares, así como pasiones compartidas por el golf, el pickleball u otras actividades recreativas. Algunas comunidades de mayores de 55 años pueden incluso dirigirse a un grupo específico de personas, como las comunidades LGBT de mayores de 55 años.

2. Está cansado de sudar los fines de semana

La mayoría de las comunidades 55+ cobran una cuota mensual de la asociación de propietarios (HOA, por sus siglas en inglés), que suele cubrir aspectos como el mantenimiento exterior, el paisajismo, la recogida de basura y los servicios comunitarios. Por lo tanto, si está cansado de las tareas de jardinería y de otros dolores de cabeza relacionados con el mantenimiento de la casa, dejar que otra persona se encargue de las molestias de los propietarios puede liberar tiempo para otras actividades que disfrute.

3. Tener vecinos tranquilos lo hace feliz

¿Ha vivido alguna vez al lado de una casa llena de veinteañeros que empezaban las fiestas nocturnas alrededor de la medianoche, bebiendo, hablando a gritos y festejando hasta el amanecer? Eso no ocurrirá en una comunidad de mayores de 55 años, donde los adultos maduros han aprendido que perturbar la serenidad, la intimidad o el sueño de los demás no es de buen vecino.

4. Quiere un acceso fácil al ocio

¿Está cansado de cruzar la ciudad para ir a un campo de golf, gimnasio o piscina? Si se muda a una comunidad de más de 55 años con esos servicios en el mismo terreno, podrá ir a esas clases de golf por la mañana temprano o a las clases acuáticas sin tener que gastar gasolina ni desgastar su auto.

No hay razón para que no pueda seguir jugando en los otros campos de golf o en las canchas de pickleball de vez en cuando. Pero, ¿quién sabe? Los servicios que están justo en la puerta de su casa pueden convertirse en sus nuevos favoritos.

5. Socializar es importante para usted

Si le gusta socializar, normalmente encontrará muchas oportunidades en una comunidad para mayores de 55 años. Muchas de ellas cuentan con clubes y organizan eventos y actividades que atraen a los adultos mayores activos. Es posible que incluso encuentre un club de lectura, un círculo de tejedores o un grupo de senderismo, tenis u otras actividades recreativas entre los demás residentes. Incluso podría crear su propio grupo, haciendo nuevos amigos por el camino.

6. La reducción de tamaño está en la agenda de la jubilación

Las comunidades de mayores de 55 años tienen todo tipo de precios, por lo que el precio de una comunidad de lujo puede ser incluso más caro que el de su casa actual. Sin embargo, el costo total también podría ser menor, por lo que muchas personas venden su casa actual y compran una casa o un apartamento en una comunidad de 55+, embolsándose los ingresos extra de la venta para aumentar los ahorros para la jubilación.

Sin embargo, no debe hacer las maletas y mudarse a la primera comunidad de 55+ que encuentre. Busque, compare y recorra las propiedades que más le gusten varias veces antes de comprar una nueva casa en una comunidad de 55+. ¿Tiene curiosidad por saber qué hay en el mundo de las comunidades 55+?

Busque en Internet en sitios y directorios como 55Places.com [ING] para hacerse una idea de lo que puede pagar y de los muchos tipos de propiedades y servicios que se ofrecen.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC