Explicamos cómo asegurarse de que puede hacer frente a los pagos mensuales de las tarjetas de crédito con saldos elevados

Si ha acumulado demasiadas deudas en sus tarjetas de crédito durante la pandemia, no está solo. Alrededor de 42% de los consumidores aumentó su deuda de tarjetas de crédito desde marzo de 2020, según una encuesta [ENG] realizada en 2021 por el sitio de finanzas personales Bankrate.

Tal vez usted era optimista de que podría pagar la mayor parte de su deuda de tarjetas de crédito en unos pocos meses de gastos en su tarjeta. Pero ahora la inflación nos está golpeando a todos con fuerza, desde los comestibles hasta el gas, pasando por el aumento de los costos del gas natural y otros servicios públicos. Para cuando pague todo lo que necesita para salir adelante, puede que no le quede mucho para pagar la deuda de tarjetas de crédito.

Muchas personas sólo pagan el mínimo para ahorrar dinero cada mes. Hacer sólo el pago mínimo cada mes es generalmente una mala idea, ya que acabará pagando cientos, incluso miles, de dólares en intereses durante un largo período. Pero ¿qué puede hacer si incluso el pago mínimo de una tarjeta de crédito está fuera de su alcance?

Antes de pasar otra noche en vela preocupándose por cómo el retraso en los pagos, la falta de pagos o la ausencia de pagos en una tarjeta de crédito destrozarán su crédito, pruebe uno o varios de estos consejos para ayudarle a controlar la situación.

¿Quiere estar al día con más noticias financieras? Haga clic aquí [ENG] para inscribirse en nuestro boletín gratuito.

1. Contacte con el emisor de la tarjeta de crédito

Su primer instinto puede ser evitar al emisor de su tarjeta de crédito si no puede pagar las deudas o factura mensual. Pero es una mala idea. Lo que debería hacer es llamar en lugar de enviar un correo electrónico y explique su situación al representante del servicio de atención al cliente. Es posible que puedan ofrecerle una tasa de interés más baja o permitirle saltarse uno o dos pagos mientras se pone al día.

Sin embargo, si espera demasiado tiempo para negociar, es posible que el emisor de su tarjeta de crédito no esté dispuesto a trabajar con usted para encontrar una forma mejor de pagar el saldo. Si se pone al día de inmediato, puede sorprenderse de las formas en que la compañía de tarjetas de crédito puede ayudar.

Descubra: 5 pasos rápidos para reducir la deuda de tarjetas de crédito

2. Transfiera el saldo a una tarjeta con una APR del 0%

Si no puede afrontar los pagos de las tarjetas de crédito con saldos elevados, considere la posibilidad de solicitar una tarjeta de transferencia de saldo con una Tasa de Porcentaje Anual (APR, por sus siglas en inglés) introductoria de 0%. Muchas tarjetas de transferencia de saldos ofrecen una APR introductoria de 0% durante 6 meses, 18 meses o más. Ese período puede servir para no tener que pagar los intereses que se suman a su saldo.

Incluso es posible que pueda hacer sólo el pago mínimo hasta que se recupere y luego hacer pagos más grandes. Sin embargo, antes de solicitarlo, hay que tener en cuenta un par de cosas:

  • Tendrá que pagar una comisión por transferencia de saldo. La mayoría de las tarjetas de transferencia de saldo cobran una comisión de 3% a 5% por cada saldo transferido. Por ejemplo, una tasa de transferencia de 3% sobre un saldo de $2,000 sería de $60. Antes de solicitarla, compare la cuota de transferencia de saldo con la cantidad que probablemente pagaría en intereses a lo largo del tiempo si dejara el saldo en su tarjeta actual para ver si la transferencia del saldo merece la pena.
  • Si se retrasa en el pago, se acabó el trato. Una transferencia de saldo puede ayudarle a pagar las deudas sin intereses si es diligente a la hora de realizar los pagos a tiempo. Sin embargo, por lo general, si paga tarde o se salta un pago, los emisores de la mayoría de las tarjetas de crédito pueden suprimir el acuerdo del 0 por ciento de APR y empezar a cobrar una tasa de interés mucho más alta. Si eso ocurre, podría acabar con una deuda aún mayor en su tarjeta de crédito.

Si paga con retraso o se salta un pago, no se rinda enseguida. Llame a la compañía de la tarjeta de crédito y pida al representante que le dé un respiro esta vez. Es posible que la compañía renuncie a la regla de pagos retrasados o pagar tarde por esta vez. Después, no vuelva a pagar tarde ni a dejar de hacerlo.

Averigüe: Cómo transferir los saldos de las tarjetas de crédito

3. Reúnase con un consejero de crédito

Si sus deudas de tarjetas de crédito están fuera de control, considere la posibilidad de reunirse con un consejero de crédito en una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro o con una tarifa nominal para resolver las cosas y elaborar un plan de pago de la deuda.

¿Cree que su deuda es demasiado embarazosa para hablar de ella con otra persona? No deje que eso lo detenga. Los consejeros de crédito han visto casi todo tipo de situaciones de deuda horribles y probablemente no se inmutarán ante los altos saldos de sus tarjetas de crédito.

Los consejeros de crédito están allí para ayudar de muchas maneras, incluyendo:

  • Ayudar a crear un plan para pagar las deudas
  • Trabajar con usted en un nuevo presupuesto mensual
  • Tratar de elaborar un plan de pagos con las compañías de tarjetas de crédito y otros acreedores
  • Mostrarle cómo puede reparar su crédito si es necesario

Descubra: ¿Qué es la consejería sobre tarjetas de crédito y qué puede hacer por usted?

4. Aumente sus ingresos

Si no puede pagar las deudas de tarjetas de crédito cada mes, haga un trabajo secundario o a tiempo parcial para obtener más ingresos. Pocas personas están dispuestas a reducir su tiempo de ocio con más obligaciones laborales, pero ganar más dinero es una de las formas más rápidas de pagar las deudas de tarjetas de crédito.

Si dedica sus ingresos exclusivamente a los pagos de tarjeta de crédito, se sorprenderá de la rapidez con la que puede reducir los saldos de las tarjetas de crédito y acabar con ellos. Si trabajar en dos empleos le parece demasiado, busque un trabajo que pague más para poder pagar las facturas mensuales de las tarjetas de crédito.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp is a full-time freelance writer based in Kansas City, Mo. Deb went from being unable to get approved for a credit card or loan 20 years ago to having excellent credit today and becoming a homeowner. Deb learned her lessons about money the hard way. Now she wants to share them to help you pay down debt, fix your credit and quit being broke all the time. Deb's personal finance and credit articles have been published at Credit Karma and The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC