Las respuestas podrían ayudar a quienes viven en Estados Unidos y Puerto Rico a combatir sus deudas con nuevas armas

3 minute read

Aunque la ciencia ha curado enfermedades y nos ha llevado a la luna, no faltan las investigaciones ridículas. Desde estudios reales que concluyen que los seres humanos se ponen ropa cuando tienen frío  [ING] hasta que una picadura de abeja en sus partes íntimas [ING] duele más que en otros lugares, la ciencia a veces es tan obvia que no tiene sentido.

Menciono esto porque he visto un estudio financiero que cualquiera podría haber predicho. La prestigiosa Escuela de Negocios de Columbia promocionó sin aliento una investigación con este titular: En el día de pago, los consumidores sienten una licencia para gastar [ING].

Dice el estudio: “Los individuos de todo el espectro de ingresos gastan más en bienes discrecionales (cosas como ropa, entretenimiento y comidas rápidas) en los días en que cobran”.

No hace falta que una escuela de negocios se lo diga. Vaya a cualquier instituto. Pregunte qué sucede cuando un estudiante de segundo o tercer año recibe su primer cheque de su trabajo en una tienda de comida rápida. La respuesta no será: “Lo deposito en una cuenta con intereses para poder maximizar mis ahorros a largo plazo”.

Más esotérico aún es esto: “Los hallazgos se basan en el estudio de cinco años de datos de compras (2011-2015) de Islandia (donde casi todos los pagos se hacen electrónicamente)”.

¿Islandia?

¿No encuentra el dinero para empezar a ahorrar para la jubilación? Debt.com puede ayudarlo a encontrar la mejor solución para salir de las deudas más rápidamente.

Obtenga ayuda ahoraCall To Action Link

Aunque bromeo con los detalles de este estudio en particular, en realidad animo a que se realicen más como éste. Durante demasiado tiempo, los educadores financieros han estado predicando las matemáticas de ahorrar más y gastar menos. Yo mismo lo he hecho: Crear un presupuesto, hacer un seguimiento de los gastos, calcular los tipos de interés a lo largo del tiempo.

Sin embargo, en los últimos 20 años he aprendido que llegar a la gente y cambiar su vida financiera tiene que ver tanto con la psicología como con el dinero. Así que aplaudo el esfuerzo por hacer preguntas de sondeo sobre la forma en que la gente piensa en el dinero, y no sólo sobre cómo lo gastan.

Preguntas

Sin embargo, aquí hay algunas preguntas que espero que los investigadores hagan en el futuro, porque las respuestas podrían ser muy esclarecedoras para los educadores financieros como yo.

1. ¿Cuánto más probable es que alguien se tome en serio sus deudas si sus amigos y familiares hacen lo mismo? Todos sabemos que si todos los que lo rodean están a dieta o haciendo ejercicio, es más probable que se una a ellos. Me encantaría ver alguna prueba empírica de que lo mismo ocurre con el pago de la deuda.

2. ¿A qué edad empieza la mayoría de la gente a preocuparse realmente por su jubilación? Obviamente, es difícil convencer a los veinteañeros de que ahorren para la jubilación. ¿Cuándo es la edad óptima para que podamos centrar nuestros esfuerzos educativos?

3. ¿Cuándo se siente finalmente que la deuda está fuera de control? Por supuesto, esto varía según la persona. He asesorado a personas con altos ingresos que entran en pánico por $5,000 y a personas con bajos ingresos que necesitan convencerse de que $20,000 es mucho para llevar en una tarjeta de crédito. Sin embargo, sería instructivo que los investigadores profundizaran en esta cuestión y llegaran a escenarios que podrían ayudar a gente como yo a persuadir a quienes viven en Estados Unidos y Puerto Rico a conquistar su deuda antes de que se convierta en un desastre.

Tal vez sea sólo yo, pero estas preguntas también parecen más divertidas de analizar que los sueldos en Islandia.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC