LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Inicio » La “Recesión Durmiente” y la “Inflación Sándwich

La “Recesión Durmiente” y la inflación que nos atrapa


Actualizado

Publicado


Resumiendo el 2023 y mirando hacia el 2024

Con conflictos en dos continentes, el año 2023 estuvo marcado por noticias mundiales desalentadoras. Las noticias económicas locales ofrecieron solo una mejora leve. Sin embargo, la manera en que describamos el año 2024 dependerá completamente de su perspectiva y participación.

Por qué el 2023 fue un año extraño económicamente

Frente al año 2023, muchos economistas se encontraban confusos. ¿Se avecinaba una recesión o no?

En julio, el Foro Económico Mundial anunció: «Es posible que Estados Unidos ya esté inmerso en una recesión». Seis días después, CNBC publicó este titular: «Los economistas de la Fed ya no pronostican una recesión en Estados Unidos, según Jerome Powell».

La confusión no se limitaba a los expertos. Una encuesta realizada en ese mismo mes reveló que el 68% de las personas anticipaba una recesión antes de que finalizara el año, y el 80% preveía que sería «severa».

La respuesta correcta resultaron ser ambas. No se experimentó una recesión severa, pero sí una a la que llamo «recesión durmiente». Se puede comparar con padecer una versión prolongada del COVID-19. Aunque aún está afectado, no lo está lo suficiente como para no poder cumplir con sus responsabilidades laborales. En general, se siente desanimado y, aunque no está en su mejor estado, sigue adelante, esperando un cambio.

Esa fue la realidad económica del 2023.

Justo cuando parecía que la situación se estaba recuperando, la inflación continuaba como una fiebre persistente. Asimismo, los problemas en la cadena de suministro, que se pensaba que se resolverían rápidamente, seguían. Durante el verano, las tasas de interés se dispararon, alcanzando un máximo del casi 8% en septiembre. Luego, en octubre, se reanudaron los pagos de préstamos estudiantiles.

Quizás por estas razones, en el 2023 surgió un término de moda: «vibecesión» ( Es un periodo de negatividad general sobre la economía, sin importar cuál sea la situación económica real). Aunque se acuñó en 2022, cobró impulso en 2023 para describir el sentimiento general sobre la economía. Durante ese año, expertos y encuestadores notaron una desconexión evidente. La mayoría de los consumidores creían que la economía estaba peor de lo que realmente era.

Mientras los economistas se cuestionaban sobre la causa de esta desconexión, para un consejero de deuda como yo resultaba fácilmente evidente. Los seres humanos pueden soportar noticias realmente negativas cuando son breves, pero tienen dificultades con noticias ligeramente desfavorables que persisten. Durante la Gran Recesión y la pandemia, las personas gastaron menos y ahorraron más. Una vez que las malas noticias cesaron, volvieron a sus hábitos de desestabilizar el presupuesto.

En el 2023, no fue solo un golpe fuerte, sino una sucesión de embates. No pudimos recuperar el aliento antes de que llegara el próximo revés. Afortunadamente, el 2024 promete ser más llevadero.

Por qué el 2024 puede ser su año financiero

Aquí tiene la primera predicción irrefutable para el 2024: la inflación continuará su descenso, pero los precios permanecerán elevados.

Imagínelo de esta manera: si su tienda favorita de sándwich le cobró $5 por un hoagie a principios de 2022 y aumentó ese precio a $8 en 2023, incluso si la inflación se desploma en 2024, es probable que ese precio solo disminuya a $6. Despídase para siempre de ese sándwich de $5.

No estoy dispuesto a correr riesgos en esta afirmación. La historia demuestra que después de una caída abrupta de la inflación, los precios rara vez vuelven a los niveles anteriores. Aunque los precios pueden disminuir, no regresan a niveles preinflacionarios.

Entonces, aunque los economistas predicen que la inflación caerá de un máximo del 8.5% a menos del 2%, los precios no seguirán la misma proporción a la baja. La razón es simple: las empresas no tienen la obligación de hacerlo. La mayoría de los consumidores simplemente se sentirán aliviados de que los precios estén disminuyendo, sin recordar exactamente cómo eran hace dos años. (Yo ni siquiera recuerdo qué almorcé el martes pasado, ¿y usted?)

Estos mismos economistas anticipan que las tasas de interés también bajarán, pero no alcanzarán las tasas ultrabajas que observamos durante la Gran Recesión o la Pandemia. La magnitud de la disminución de las tasas de interés dependerá de las decisiones de la Reserva Federal, y su Junta de Gobernadores no ofrece predicciones con anticipación. En este momento, no lo saben, ya que lleva tiempo analizar datos sobre inflación, desempleo, además del Índice de Precios al Consumidor (CPI, por sus siglas en inglés) y el Gasto en Consumo Personal (PCE, por sus siglas en inglés).

En resumen, 2024 debería ser un año de descenso de la inflación y las tasas de interés, e incluso la «recesión durmiente» podría empezar a desvanecerse. Sin embargo, la única gran incógnita es… la deuda de los consumidores.

En 2022, la deuda de tarjetas de crédito aumentó en $116 mil millones, alcanzando un total de $1.23 billones. NerdWallet prevé que los consumidores agregarán otros $100 mil millones en 2024. Aunque eso representa una disminución, sigue siendo una tendencia alcista insostenible.

Economías como la que los expertos pronostican para 2024 son precisamente el momento en el que debería saldar sus deudas de tarjetas de crédito. La inflación y las tasas de interés disminuirán, y aunque los precios permanezcan elevados, seguirán descendiendo. Si no puede incorporar el pago de deudas en su presupuesto, ¿cuándo lo hará?

Este es el momento ideal para buscar ayuda profesional con su deuda personal. Si desea que 2024 sea el año en que tome el primer paso hacia la libertad financiera, comuníquese con un experto en deudas. Independientemente del año, obtendrá un análisis de deuda gratuito y una lista de opciones personalizadas según su situación.

Los expertos pueden hacer muchas predicciones sobre la macroeconomía. Algunas se cumplen, otras no. Pero puedo hacer esta predicción sobre su economía: será mejor si posee menos deudas.

ANÁLISIS GRATUITO DE DEUDA

Contáctenos al (844)-669-4596

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.