Obtener una pre-aprobación de un préstamo para comprar un auto puede ahorrarle tiempo, dinero y molestias

2 minute read

Si la Gran Recesión tuvo su lado positivo, fue esto:
Después, vi a muchos más estadounidenses prestando más atención cuando compraron una casa, en lugar de simplemente pagar más dinero.

He estado reflexionando de que la próxima recesión podría ser causada por una auto burbuja en lugar de una burbuja inmobiliaria, y ahora me pregunto si eso es lo que se necesitará para que los estadounidenses se centren en su segunda compra más grande.

Hace unos meses, Debt.com informó que los préstamos para comprar un auto nuevo habían alcanzado un máximo histórico. “La tasa de porcentaje anual de préstamos para automóviles ha aumentado de 4.4% a 5.7% desde 2013“, lo cual no suena como mucho, hasta que considere esto: “Un vehículo nuevo le costará $6.500 más que hace cinco años.”

Esas tristes estadísticas significan que los compradores de autos necesitan ser más inteligentes que nunca. Por desgracia, eso no está sucediendo.

 

Si no está comprando un automóvil nuevo en efectivo y, lamentablemente, muy pocos de nosotros lo hacemos, necesitará un préstamo. La manera más fácil de ahorrar en un préstamo es asegurarlo antes de comprar el automóvil. Puede sonar como si estuviera poniendo el carro delante del caballo, pero en realidad es un movimiento inteligente. Se llama “pre aprobación”.

En pocas palabras, significa que un prestamista ya ha dicho: “Ha obtenido tanto dinero para comprar un auto“. Cuando va al concesionario a negociar el precio, puede soslayar las tácticas de venta de alta presión diciendo: “Esto es cuánto tengo, y no gastaré un dólar más”.

Sin embargo, de acuerdo con un nuevo informe sobre los compradores de automóviles de Equifax, una de las Tres Grandes agencias de crédito:

“Solo el 15% tiene la intención de obtener una aprobación previa para el vehículo que desean. Aún más interesante, casi un tercio (32%), dijo que no planea buscar pre-aprobación durante el proceso de compra”

Que desperdicio. Aquí está el por qué:

1. Es una señal que usted habla en serio

Los concesionarios saben que los compradores pre aprobados son más hábiles que los que no lo son. Después de todo, ha pasado un buen tiempo asegurando un potencial préstamo, por lo que es menos probable que usted sea víctima de tácticas de venta emocionales (y costosas).

2. No esté cerrado

El hecho de que tenga una aprobación previa no significa que no pueda cambiar de opinión. Los concesionarios trabajan con sus propios prestamistas y, debido a que se especializan en préstamos para automóviles, a menudo pueden ofrecer mejores tarifas. Es más probable que obtenga un mejor trato si entra con uno que ya tiene en mano.

3. Puede darse una vuelta para averiguar

Demasiadas personas compran un automóvil nuevo después de que su vehículo actual muere. No tienen tiempo para buscar los mejores términos para un préstamo. Sin embargo, cuando busca aprobación previa, puede consultar con muchos prestamistas. Por lo general, puede obtener la aprobación previa en 24 horas, y esa aprobación generalmente dura hasta 60 días.

Esta es solo una descripción general, por supuesto. Comprar un automóvil nuevo requiere más investigación que leer una columna. Si quiere saber más, mire Cómo los Autos Nuevos Pueden Volverse Viejos Dolores de Cabeza (en inglés).

Si además de la deuda por comprar un auto nuevo también tiene deudas de tarjetas de crédito, nosotros podemos ayudarle. Llame al 1-844-669-4596 y un consejero de crédito certificado le hará una evaluación de su deuda totalmente gratis y le ayudará a encontrar la solución más adecuada a sus problemas financieros. ¡Llámenos!

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Published by Debt.com, LLC