Análisis Gratuito de Deuda

Contact us at 1-888-503-5563

Puede decorar el árbol y aún seguir recortando sus gastos de las fiestas

La primera regla para salir de la deuda es simple: deje de seguir agregando a cualquier deuda que ya haya acumulado. Es simple, pero no necesariamente fácil en los días festivos, cuando la necesidad de derrochar puede derrotar sus mejores intenciones de ser frugal. Pero recortar sus gastos de las fiestas, no significa que se verá obligado a escatimar en lo que respecta a la entrega de regalos.  

Se espera que los compradores aumenten sus gastos en las fiestas este año, en un 5 a un 5,6 por ciento respecto del 2017, según el pronóstico de ventas minoristas de las fiestas al por menor de 2018 de la consultora Deloitte, que cubre el período de noviembre de 2018 a enero de 2019, para un gasto promedio total de $ 1,536 por hogar.

Lo interesante aquí, es que ese total cubre todo, desde una corona para la puerta principal hasta el ponche de huevo que beberá en su casa, e incluso los pasajes de avión que pudiera comprar para viajar a la casa familiar durante las festividades de fin de año. El gasto real para las compras de regalos, es aproximadamente un tercio de la cantidad total, 34 por ciento, según dice Deloitte. Eso es solo $ 525 para comprar un promedio de 16 regalos, con las tarjetas de regalo (desafortunadamente) siendo el artículo más popular.  

Eso es un aumento de $ 95 en regalos, respecto del total del año pasado que era de $ 430, pero si esa es su intención, está bien: aún le quedan más de $1,000 de gastos, que puede considerar recortar sin tener que reducir su gasto en regalos en un solo centavo.

Invertir en experiencias en lugar de cosas

La categoría de gastos de las fiestas más grande de todas, se clasifica como “experiencias”, que incluye socializar fuera de casa y entretenerse en casa, por un total de $ 611.

Esta es una buena noticia por dos razones: primero, los expertos en finanzas personales hacen hincapié en que, en las fiestas, es más valioso invertir en experiencias con amigos y familiares, que en comprar más cosas. En segundo lugar, puede encontrar muchas formas de economizar aquí, como cambiar su velada tradicional de los festejos en una comida común, o en un simple cóctel de Navidad.

La socialización puede trasladarse a reunirse con amigos para almorzar en lugar de las bebidas y cenas caras, o buscar opciones más baratas para viajar. Si tiene que volar a su casa para la época festiva, considere viajar por un período de vacaciones tardías o tempranas, en lugar de los horarios principales de viaje, o tome turnos con otros miembros de la familia y haga que viajen a visitarlo de vez en cuando.  

Reutilizar las decoraciones navideñas del año pasado

La tercera categoría más alta en los gastos de compras navideños, sin regalos, totaliza $ 400, según la encuesta. Lo siguiente es lo que la encuesta de Deloitte define como compras sin regalos…

  • Ropa que no es para regalar
  • Mobiliario de hogar y de las fiestas.
  • Decoraciones
  • Flores
  • Tarjetas de felicitaciones

Nuevamente, si tiene que escatimar, este puede ser un lugar fácil para hacerlo. Use o reutilice sus decoraciones existentes, en lugar de descartar un montón de flores de Pascua que tirará antes del Día de Año Nuevo. Y haga un balance de lo que ya tiene a mano, antes de salir corriendo a comprar cosas nuevas.  

¿Realmente necesita un nuevo suéter de renos de Rudolph “The Red-Nosed Light-up” (con la nariz roja iluminada)? Puede evitar el costoso papel de envolver, lazos, cintas y artículos de papel con un viaje a su tienda local en lugar de pagar el máximo en una tienda de tarjetas, una tienda de comestibles o en una tienda de artículos para fiestas.

Establecer un presupuesto para las fiestas

Planifique sus gastos también, incluso si son solo notas rápidas descriptas en un anotador. Cuando establezca límites de gastos en su lista de regalos, haga lo mismo con sus extras de las fiestas, en lugar de comprar a ciegas por impulso. Y, como en todo lo demás, vale la pena darse una vuelta para poder comprar diversos artículos para las fiestas, como para regalar.

Si no se apresuró a comprar un regalo en Black Friday, se vio frustrado su propósito y gastó más de lo que ahorró, a la hora de comprar papel de regalo, oropeles y adornos. Además, tome dinero cuando vaya de compras: eso bajará sus gastos, porque el “dinero real” tiene un límite, en lugar de tarjetas de crédito o débito, que pueden hacerle gastar fondos que no tiene, o al menos no, para ese propósito. 

Finalmente, si necesita recortar en esta temporada de fiestas, sea directo con sus amigos y familiares. Si Santa Claus está en bancarrota, sitúelo al nivel de su familia, ya que lo más probable es que sientan que las cosas están ajustadas y se concentren en lo que es importante para ellos. Es posible que su cónyuge e hijos prefieran reducir el nivel de los festejos, si eso significa que podrá pagar las vacaciones familiares del próximo año. Del mismo modo, ningún amigo o familiar real deseará un regalo, si sabe que va a descarrilar sus finanzas durante los próximos meses.  

La clave es considerar TODOS sus gastos de las fiestas y hacer un plan y presupuesto, desde tarjetas de regalo para el cartero, hasta el relleno para el ganso asado. De esa manera, podrás gastar menos sin convertirse en un verdadero avaro. 

Para obtener consejos sobre cómo planificar sus gastos de vacaciones, consulte Cómo hacer un presupuesto para las fiestas.

Brian J. O’Connor es el autor del galardonado libro de presupuestos, “El desafío de $ 1,000: cómo una familia recortó su presupuesto sin mudarse bajo un puente o viviendo del queso del gobierno”.  

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Brian O'Connor

Brian O'Connor

Brian O’Connor is an award-winning columnist. He wrote for the Detroit News, was the founding managing editor of Bankrate.com and now writes for Debt.com and Entrepreneur among other outlets. In addition to winning three humor-writing awards from the National Society of Newspaper columnists, he is a two-time Best in Business winner for his column, as well as an awarded finalist in the Scripps Howard National Journalism Awards and winner of the Christopher J. Welles Memorial Prize from Columbia University.

Publicado por Debt.com, LLC