Los puntajes de crédito son complicados, y algunas personas querrán confundirlo a propósito. Aquí le explicamos parte por parte en un lenguaje sencillo

9 minute read

Los “expertos” en línea tienen toneladas de diferentes opiniones sobre cómo funciona su puntaje de crédito. Algunos dicen que debe mantenerse endeudado para obtener un buen crédito, otros dicen que el crédito funciona igual para todos.

Pero debe tomar estos extremos con pinzas. Lo que la gente toma como verdad a menudo son sólo medias verdades, mentiras o, francamente, delirios.

A continuación, rompemos 10 mitos populares sobre su puntaje de crédito y explicamos cómo funciona realmente:

1. “El puntaje de crédito y el reporte son lo mismo”

Esto es una verdad a medias.

Los puntajes de crédito y los reportes de crédito están estrechamente relacionados, y las agencias de reportes de crédito los juntan (para hacer más dinero con usted). He aquí un ejemplo:

Equifax ofrece un paquete de $40 que proporciona un “reporte de crédito de 3 agencias con puntuaciones que refleja todo su perfil crediticio en una vista simple y consolidada” [1]. Pero usted puede obtener la mayor parte de esta información de forma gratuita.

La realidad: Los reportes de crédito y los puntajes de crédito son en su mayoría la misma cosa en un formato diferente (como el agua y el hielo). Los reportes son más útiles para los consumidores, y las puntuaciones son más útiles para los prestamistas. Las grandes diferencias entre un reporte de crédito y un puntaje de crédito son el costo y la transparencia:

  • Un reporte de crédito documenta su historial de crédito, incluyendo las cuentas de crédito con su límite de préstamo o el importe del mismo, el saldo de la cuenta y si realiza los pagos a tiempo. También incluye las solicitudes de crédito y la información sobre las cuentas en cobro, las bancarrotas y las ejecuciones hipotecarias. Puede obtenerla gratuitamente cada año, y puede revisar e informar sobre cualquier error que encuentre.
  • El puntaje de crédito es un resumen numérico de toda la información contenida en el reporte, y se obtiene mediante una fórmula semi secreta que varía con el tiempo y entre las distintas agencias de crédito. Puede obtener una estimación aproximada de su puntuación sabiendo lo que hay en su reporte [2]. Normalmente se paga por saber sus puntajes, con algunas excepciones. En 2013, First National Bank of Omaha y Barclaycard U.S. se convirtieron en los primeros en ofrecer a los clientes puntajes de crédito realmente gratuitos, según CNN Money.[3] Y ahora, cualquiera puede consultar su puntaje de crédito FICO de forma gratuita utilizando Discover Credit Scorecard, independientemente de si es miembro de Discover.

¿Su calificación crediticia lo está frenando? Averigüe cómo solucionarlo.

Obtenga respuestasCall To Action Link

2. “Hay que pagar por un reporte de crédito”

Esto es una mentira.

Es un engaño deliberado de las propias agencias de crédito. Vaya a cualquiera de sus sitios web (Equifax [4], Experian [5], o TransUnion[6] ) y encontrará que intentan venderle un reporte (a veces combinado con algo más, como una puntuación o un control de crédito) por entre $1 y $50.

La realidad: Puede empezar con el material gratuito y luego decidir si necesita algo más. Y aunque las agencias de crédito a veces promocionan reportes de crédito “gratuitos”, en realidad sólo son pruebas gratuitas de servicios de suscripción mensual.

Pero las agencias de crédito no destacan precisamente el hecho de que cada una de ellas le debe un reporte gratuito y sin compromiso cada 12 meses. (Las tres tienen un pequeño enlace en la parte inferior de la página de inicio que alude a ello). El gobierno federal les obliga a hacerlo.

El sitio web oficial para obtener sus reportes crediticios gratuitos de las tres agencias de crédito es AnnualCreditReport.com.[7] Asegúrese de anotar ese nombre, porque hay muchas falsificaciones que intentan cobrarle. FreeCreditReport.com, por ejemplo, está gestionado por Experian y afirma que el reporte gratuito puede tardar hasta dos días en llegar. La versión de pago es, por supuesto, instantánea. Que gran engaño.

3. “Los puntajes de crédito discriminan”

Esto es una verdad a medias.

FICO se apresura a enumerar varias cosas que no incluye en los puntajes de crédito: raza, color, religión, origen nacional, sexo y estado civil (porque esa es la ley). También menciona un estudio de la Reserva Federal de 2010 que concluye que los puntajes de crédito no tratan a las personas de forma diferente en función de la raza, la etnia o el género.

La realidad: El panorama es más confuso, como han argumentado Lisa Rice y Deidre Swesnik, del grupo antidiscriminatorio National Fair Housing Alliance, en la revista Suffolk Law Review [8], que afirman que existe un doble rasero histórico en el mercado que afecta injustamente al crédito de las minorías, aunque se les juzgue con los mismos criterios: reciben el mismo trato, pero resultados diferentes.

¿Por qué? Puede que el modelo de puntuación en sí mismo no sea discriminatorio, pero cuando alguien discrimina, puede empañar los datos. Los autores citan un acuerdo del Departamento de Justicia de 2011 con el prestamista hipotecario Countrywide, que supuestamente cobró a más de 200,000 prestatarios negros e hispanos comisiones y tipos de interés más altos que a los blancos [9].

“Miles de familias que deberían haber recibido préstamos de primera calidad fueron dirigidas a préstamos de baja calidad. Es razonable suponer que sus puntajes de crédito se vieron afectadas negativamente por el mero hecho de recibir un préstamo subprime más caro”. (Para que no piense que se trata de un incidente aislado, consulte los muchos casos más recientes de discriminación generalizada en esta lista del Departamento de Justicia) [10].

Algunos senadores de EE.UU. argumentan lo mismo sobre el uso de los reportes de crédito para la contratación. Sostienen que descalifica de forma desproporcionada a las mujeres y a las minorías, y proponen una ley para poner fin a esta práctica. Decenas de grupos de derechos civiles, desde la NAACP hasta la Organización Nacional de Mujeres, la respaldan.

4. “Comprobar su propio crédito lo perjudica”

Esto es un engaño.

Algunas personas creen que comprobar su reporte, su puntuación, o ambos, perjudica su solvencia. Ninguna de las dos cosas es cierta.

La realidad: Una comprobación de crédito se conoce en el sector como consulta de crédito, y hay dos tipos: blanda y dura. Las consultas blandas aparecen en su reporte de crédito, pero no afectan a su puntaje porque son invisibles para todos menos para usted. Incluyen sus propias solicitudes, las comprobaciones de las empresas con las que ya tiene cuentas y las comprobaciones de las empresas que le envían esas molestas ofertas de crédito precalificadas. (Sí, así es como saben que está precalificado).

Por otro lado, las consultas duras pueden afectar, y de hecho lo hacen, a su puntuación. Cada vez que solicita algún tipo de crédito, está dando permiso para comprobar su puntuación, lo que aparece en su reporte y afecta a su puntaje, aunque no tanto como podría pensar.

5. “Pedir un crédito perjudica su crédito”

Esto es una verdad a medias.

Las consultas de crédito duras pueden perjudicar, pero normalmente no mucho, y el daño es temporal. Mientras que las bancarrotas pueden permanecer en su reporte durante 10 años y los pagos atrasados durante siete, las consultas le afectan durante dos o menos.

La realidad: Cuanto más crédito e historial crediticio tenga, menos importan las consultas. Si es un novato en el mundo del crédito, el problema es mayor, pero de todos modos tiene poco que perder si pregunta.

Esto dice FICO:

“Para muchas personas, una consulta crediticia adicional puede no afectar en absoluto a su puntuación FICO. Para otros, una consulta adicional les restaría menos de 5 puntos de su puntuación FICO. Sin embargo, las consultas pueden tener un mayor impacto si tiene pocas cuentas o un historial de crédito corto”[11]

No hay que dejarse llevar. Cuantas más consultas vean los prestamistas, más se asustan de que esté desesperado por el crédito y de que pueda caer en bancarrota. A sus ojos, cada consulta adicional es una posible deuda extra que aún no aparece en su reporte.

Las excepciones son las consultas de préstamos para la vivienda y el automóvil. Dado que se espera que compare las compras grandes como éstas, la fórmula de FICO agrupa todas las consultas de un período de 30 días.

6. “Hay que endeudarse y mantenerse endeudado para conseguir un buen crédito”

Esto es una mentira.

Esta es una teoría que anda dando vueltas por ahí, y dice que la única manera de tener un buen puntaje de crédito es endeudarse, mantenerse endeudado y pagar continuamente sus cuentas a la perfección, sin añadir demasiada deuda ni pagar demasiado. En otras palabras, le dicen que debe mantenerse endeudado todo el tiempo que pueda.

La realidad: La única pequeña verdad dentro de este mito es que hay que jugar para ganar. También es cierto que, si juega sin conocer las reglas, va a perder. Pero en general, los buenos puntajes de crédito pertenecen a las personas con menos deudas.

Tomemos lo que FICO llama tasa de utilización del crédito. Es el porcentaje de crédito disponible que ha utilizado: si tiene un límite de tarjeta de crédito de $5,000 en una o en varias tarjetas, y su(s) extracto(s) muestra(n) un saldo de $1,500, su tasa es del 30%. Tener una tasa por debajo de esa cifra es bueno para su puntaje de crédito, ya que demuestra que tiene el control de sus finanzas y no es un adicto al juego desesperado.

En la misma línea, no pagar su deuda, no pagar a tiempo y tener demasiadas tarjetas de crédito puede perjudicar su puntuación [12].

Por supuesto, puede argumentar que el uso de las tarjetas de crédito significa que se está endeudando, incluso si paga la totalidad del saldo cada mes. También puede argumentar que está continuamente endeudado con las compañías telefónicas y de servicios públicos porque paga esas facturas mensualmente. Pero eso es una tontería.

No tiene que endeudarse para conseguir un buen crédito. Si es responsable, puede crear crédito y ganar dinero haciéndolo.

7. “Cerrar una tarjeta de crédito perjudica su puntaje”

Esto es una verdad a medias.

Si obtiene una nueva tarjeta con un límite más alto, mejores condiciones o más recompensas, es posible que no utilice la antigua tarjeta tanto, o en absoluto. Pero cerrarla no ayudará a su crédito, y puede perjudicarlo.

La realidad: ¿Recuerda esa cosa llamada índice de utilización del crédito? Cerrar una tarjeta lo perjudica y también podría dañar su puntuación a menos que empiece a gastar menos.

Supongamos que tiene una tarjeta con un límite de crédito de $3,000 y obtiene una nueva con un límite de $2,000. Ahora, cuando utiliza $1,000 del crédito disponible, su tasa es del 20%. Si cierra la tarjeta antigua, su tasa pasa a ser del 50%. De repente parece más arriesgado por gastar la misma cantidad de dinero y dar el paso aparentemente responsable de dejar una tarjeta que no necesita.

Por otro lado, puede que no perjudique mucho a su puntuación si gestiona su tasa de utilización, o si la nueva tarjeta compensa con creces el límite de crédito de la antigua. Y, desde luego, no tiene sentido mantener una tarjeta que no piensa utilizar si tiene una cuota anual.

8. “FICO es una agencia gubernamental”

Esto es un engaño.

El acrónimo FICO seguro que suena como si significara algo así como Instituto Federal de Oportunidades de Crédito, y no se le puede culpar por pensar que algo tan esencial como el crédito estaría dirigido por el gobierno. Pero no es así.

La realidad: FICO se conocía anteriormente como Fair Isaac Corporation, en honor a sus fundadores Bill Fair y Earl Isaac. TransUnion, Experian y Equifax también son empresas privadas. La Oficina Federal de Protección Financiera del Consumidor puede regular el sector, y ya existen leyes como la Ley de Reportes de Crédito Justos que establecen normas para los reportes de crédito y evitan la discriminación. Pero no hay nada que diga que tienen que explicar exactamente cómo funciona el puntaje de crédito, y no lo hacen.

9. “Los puntajes de crédito funcionan igual para todos”

Esto es un engaño.

Cuando la gente explica cómo funcionan los puntajes de crédito, suelen dar este desglose de FICO:

  • Historial de pagos: 35%
  • Cantidades adeudadas: 30%
  • Duración del historial de crédito: 15%
  • Tipos de crédito en uso: 10%
  • Nuevo crédito: 10%

Lo que suelen omitir es cuando FICO dice esto: “Estos porcentajes se basan en la importancia de las cinco categorías para la población general” [13].

La realidad: Como dice FICO, la importancia de cualquier factor en particular depende de su perfil crediticio general. Las personas que no llevan mucho tiempo utilizando el crédito no tienen mucho historial de pagos (si pagó a tiempo) ni historial de crédito (la antigüedad de sus cuentas). Todo su crédito es un crédito nuevo, por lo que los porcentajes anteriores son diferentes para ellos.

“A medida que la información de su reporte de crédito cambia, también lo hace la importancia de cualquier factor para determinar su Puntuación FICO”, dice la compañía.

¿Cómo de diferente? ¿Y cuánto de eso es un despiste para evitar que la gente descubra la fórmula exacta? No se sabe, ya que FICO no ofrece un gráfico circular similar para ningún otro grupo de personas. Quieren que usted aprenda los principios del buen crédito, no cómo jugar con su sistema.

Lo más cerca que está la compañía de revelar cómo los errores crediticios afectan a las personas de forma diferente es un solo gráfico, que ofrece los antecedentes crediticios de dos personas, sus puntajes iniciales y lo que ocurre con sus puntuaciones después de que agoten una tarjeta de crédito, hagan un pago atrasado o se declaren en bancarrota [14].

10. “No hay un solo puntaje de crédito, hay docenas, así que su puntaje no importa”

Esto es una verdad a medias.

John Ulzheimer, un experto en crédito que solía trabajar para FICO y Equifax, es conocido por decir que hay toneladas de diferentes puntajes de crédito FICO. No una, ni tres, sino más bien 50 variaciones [15]. Algunas personas lo interpretan como que los puntajes de crédito están en el ojo del espectador, pero él no dice eso.

La realidad: Hay un montón de puntajes de crédito, al igual que hay múltiples versiones de Windows y iPhones. El modelo de puntuación cambia con el tiempo y puede ser alterado para centrarse en diferentes cosas para diferentes tipos de crédito, como los préstamos para automóviles o las hipotecas. Además, todas las agencias de crédito tienen sus propias variaciones de esos diferentes modelos.

Esto significa que las probabilidades de que las puntuaciones que usted adquiera sean exactamente las mismas que ven los prestamistas son escasas. Las probabilidades son aún peores si no está buscando una puntuación FICO, que es el estándar de la industria, sino algún otro tipo de estimación de puntuación gratuita o modelo alternativo. Por ejemplo, las agencias de crédito han desarrollado el VantageScore para desafiar a FICO, que es un modelo totalmente diferente [16].

Pero todas esas variaciones sólo importan cuando se está en el umbral entre un préstamo aceptable y uno bueno y, de hecho, se planea buscar ese préstamo en los próximos meses. El resto del tiempo, la cifra exacta no importa, porque las formas de aumentarla son las mismas. Al igual que ocurre con la pérdida de peso, no hay que preocuparse por la cifra a diario. Simplemente, siga haciendo las cosas que sabe que moverán la aguja con el tiempo.

Kristen Grau contribuyó a este reporte.

Fuente:
[1] https://www.econsumer.equifax.com/otc/order.ehtml?prod_cd=3N3&pri_opt=1-ZAXQN||3N3-ONLINE||DEFAULT
[2] https://www.myfico.com/free-credit-score-range-estimator/
[3] https://money.cnn.com/2015/01/13/pf/free-fico-score/index.html
[4] https://www.equifax.com/personal/
[5] https://www.experian.com/consumer-products/credit-monitoring.html
[6] https://www.transunion.com/credit-monitoring
[7] https://www.annualcreditreport.com/index.action
[8] https://cpb-us-e1.wpmucdn.com/sites.suffolk.edu/dist/3/1172/files/2014/01/Rice-Swesnik_Lead.pdf
[9] https://www.justice.gov/usao-cdca/dojcountrywide-settlement-information
[10] https://www.justice.gov/crt/recent-accomplishments-housing-and-civil-enforcement-section
[11] https://www.myfico.com/credit-education/credit-reports/credit-checks-and-inquiries
[12] https://www.myfico.com/credit-education/whats-in-your-credit-score
[13] https://www.myfico.com/credit-education/whats-in-your-credit-score
[14] https://www.credit.com/blog/the-simple-chart-that-can-explain-why-your-credit-score-dropped-105835/
[15] http://www.johnulzheimer.com/about/
[16] https://www.credit.com/blog/experian-credit-score-v-fico
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Brandon Ballenger

Brandon Ballenger

Having more than $10,000 in student loan debt has a way of piquing your interest in personal finance. And because my degree was in English and public communication, I get to share that interest with you. My wide-ranging stories on money and business have run on Business Insider, the Christian Science Monitor, Reader's Digest, the front pages of MSN.com and Yahoo! Finance, Money Talks News, and the South Florida Business Journal. In my free time, I like to jump off skyscrapers and play video games.

Publicado por Debt.com, LLC