¿Qué tienen en común el ahorro y el cuidado de los dientes?

Esta semana comienza el Mes de la Educación Financiera [ING]. Aunque estoy entusiasmado con esto, entiendo perfectamente que usted no lo esté.

Siempre he comparado la educación financiera con el uso del hilo dental: Sabe que es bueno para usted y que sólo le lleva unos minutos, pero no puede motivarse para hacerlo regularmente.

La analogía se pone aún peor.

Tratar su dinero como a su dentadura

Al final, la mayoría de nosotros pedimos una cita con el dentista y nos sentamos en una silla incómoda mientras un higienista nos quita la placa de los dientes con instrumentos muy afilados. Soportamos que nos perforen las caries. Pagamos por las endodoncias. ¿Por qué? Porque comprendemos este simple hecho: puede que me duela un poco ahora, pero si no lo hago, me dolerá mucho más después.

Lamentablemente, la mayoría de nosotros no ha llegado a la misma conclusión sobre nuestro dinero.

La polémica que no debería existir

El Mes de la Educación Financiera tiene muchas facetas, pero la principal es sencilla: Tenemos que enseñar tanto a los niños como a los adultos a conseguir y mantener la liberación de las deudas. No suena controvertido, ¿verdad? Sin embargo, en el pasado tuve que defender el concepto de alfabetización financiera de una crítica del sitio web nacional Slate. Justo antes del Mes de la Educación Financiera de 2014, el editor de Debt.com tuvo que defenderse igualmente de un economista y un profesor de Harvard.

Hasta que los institutos y las universidades exijan a sus alumnos que aprendan a manejar el dinero, depende de usted. Creo que quienes viven en Estados Unidos y Puerto Rico tienen que repasar sus conocimientos sobre el dinero igual que se cepillan los dientes: Tiene que ser un pequeño hábito diario.

Por eso está Debt.com. Si no vuelve a visitar este sitio web, le insto a que primero haga clic en nuestra sección de Herramientas y Consejos. Allí podrá conocer las principales formas de deuda y cómo salir de todas ellas, ya sea haciéndolo usted mismo o pidiendo ayuda profesional. Francamente, no me importa cómo lo haga. Sólo quiero que lleve una larga vida con los dientes limpios y las finanzas limpias.

Howard Dvorkin es contador público y presidente de Debt.com, un recurso educativo para quienes desean conquistar todas las formas de deuda en sus vidas.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

I’m a certified public accountant who has authored two books on getting out of debt, Credit Hell and Power Up, and I am one of the personal finance experts for Debt.com. I have focused my professional endeavors in the consumer finance, technology, media and real estate industries creating not only Debt.com, but also Financial Apps and Start Fresh Today, among others. My personal finance advice has been included in countless articles, and has appeared in the New York Times, the Washington Post, Forbes and Entrepreneur as well as virtually every national and local newspaper in the country. Everyone should have a reason for living that’s bigger than themselves, and besides my family, mine is this: Teaching Americans how to live happily within their means. To me, money is not the root of all evil. Poor money management is. Money cannot buy happiness, but going into debt always buys misery. That’s why I launched Debt.com. I’m glad you’re here.

Publicado por Debt.com, LLC