Una recesión significaría despidos y un mercado de trabajo ajustado, pero una nueva encuesta muestra que muchos trabajadores están contentos de asumir el riesgo.

3 minute read

La mayoría de las personas esperan una recesión. Si están en lo cierto, las empresas deberían esperar despidos y los nuevos empleados no estarán exentos. Empezar en un nuevo puesto de trabajo durante una recesión económica es una decisión arriesgada. Sin embargo, la gente está renunciando en masa.

No es que ya nadie quiera trabajar, sino que son más selectivos a la hora de elegir su lugar de trabajo. Y están dispuestos a ser selectivos incluso con el riesgo del desempleo.

En junio, 4.2 millones [ENG] de personas dejaron su trabajo, lo que supone un aumento del 24% respecto a junio de 2019. [ENG]. Parece que la gente tiene una buena razón para este incremento.

Una nueva encuesta de Quicken [ENG] encontró que los trabajadores que recientemente cambiaron de trabajo están más contentos que los que decidieron quedarse. El grupo de finanzas personales encuestó a 1,000 adultos. De los que cambiaron de puesto, el 40% dijo estar contento, frente al 25% que no lo estaba.

Los empleados con capital o acciones en su empresa también consideraron que era más fácil marcharse, ya que el mercado de valores está bajando.

Aumento de la ansiedad

Un mercado en declive significa un aumento del miedo. Un estudio de Allianz [ENG], una empresa de servicios financieros, descubrió que al 82% de las personas les preocupa que la inflación disminuya su poder adquisitivo en los próximos seis meses. A otro 66% le preocupa que una recesión esté a la vuelta de la esquina.

Incluso si no esperan una recesión completa, 8 de cada 10 esperan que la inflación siga aumentando en los próximos 12 meses.

“El aumento de los costos de necesidades como la comida y la gasolina está afectando a las cuentas bancarias de los consumidores”, afirma Kelly LaVigne, vicepresidenta de Consumer Insights de Allianz. “Algunos habrán recurrido a sus ahorros para cubrir esos aumentos iniciales a corto plazo. Pero, a medida que esto se prolonga, aumenta la preocupación por cómo el aumento de la inflación afectará al poder adquisitivo y al ahorro a largo plazo.”

Los trabajadores son conscientes de la difícil elección que tienen ante sí y sienten cierta “angustia” al decidir si renuncian o no.

La mitad de los trabajadores que tenían previsto dejar su empleo este año decidieron esperar, según Quicken. La preocupación por el aumento de los precios de la gasolina fue la razón número uno por la que los empleados pusieron en espera sus planes, seguida por el temor a la recesión y el aumento de las tasas de interés de los préstamos.

Descubra: 4 pasos que hay que dar antes de “renunciar” a un trabajo

Así que, quiere dejar su trabajo

Aunque siempre va a haber un riesgo inherente al renunciar a su trabajo, es posible minimizar ese riesgo.

Lo más importante es no tomar ninguna decisión precipitada. Tómese el tiempo necesario para elaborar un plan de acción. ¿Tiene otro trabajo previsto? ¿Qué seguridad tendrá en ese trabajo y está preparado para perderlo?

Acumule ahorros para que, si lo despiden, tenga dinero para mantenerse mientras busca un nuevo puesto. Lo ideal sería tener suficiente dinero ahorrado para cubrir varios meses de alquiler y otros gastos.

Tampoco es mala idea buscar un trabajo secundario, ya que puede ayudarlo a ahorrar y garantizarle algún tipo de ingreso si se queda sin trabajo a tiempo completo.

Si cuenta con esta red de seguridad, el mercado laboral actual es una gran oportunidad para encontrar un trabajo que le haga más feliz. Por cada persona sin trabajo hay dos [ENG] puestos de trabajo abiertos.

Pero si llega una recesión, el mercado no estará tan abierto.

Descubra: No deje que la deuda lo mantenga encadenado a un trabajo que odia

 

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

Gillian Manning

Gillian Manning

Gillian Manning graduated from Florida Atlantic University in 2021 with her bachelor’s degree in journalism. At FAU she served as the editor-in-chief of the student-run newspaper, the University Press. During her time there, the paper saw an increase in content production, readership, and engagement. Before she even graduated, Gillian was published in various outlets such as South Florida Gay News and the Boca Raton Tribune.

Publicado por Debt.com, LLC