Una nueva encuesta de Debt.com muestra que nos sentimos muy convencidos acerca de las resoluciones de deuda -sobre hacerlas y NO hacerlas.

Cada año, hago la misma resolución de Año Nuevo. Como muchos estadounidenses, nunca logro mi objetivo.

Entonces, ¿cuál es mi resolución? Es ambiciosa: convencer a los estadounidenses a tomar más resoluciones sobre su dinero que cualquier otra cosa. Concéntrese en perder deuda antes de perder peso. Enfóquese en ganar dinero antes de ganar masa muscular.

Es por eso que Debt.com tiene este lema de invierno: “Año nuevo, sin deuda”. También es la razón por la que encuestamos a un par de miles de estadounidenses cada año, sobre sus objetivos financieros.

Puede leer los resultados en nuestro reporte de investigación de 2019 Año Nuevo, Sin Deuda[ENG], que ha revelado algunos datos interesantes. Mi segundo favorito: más del 40 por ciento preferiría pagar sus tarjetas de crédito o préstamos estudiantiles, que perder 10 libras. (Siga leyendo para conocer mi primer hecho favorito que reveló nuestra encuesta).

Debt.com encuestó a más de 2,000 personas y, a pesar de que no estaban distribuidas de manera uniforme en todo el país, me divertí observando tanto la edad como el desglose de estado por estado. Si bien estos resultados no son científicos, siguen siendo interesantes…

Los jóvenes planean con anticipación

He escrito a menudo sobre los millennials y sobre cómo debemos dejar de burlarnos[ENG] de los estereotipos que les hemos impuesto. En términos aún más amplios, me ha alentado ver que todos los jóvenes están comprometidos con salir de la deuda.

En nuestra encuesta, el 56 por ciento de los encuestados de 18 a 24 años habían establecido metas financieras como sus resoluciones. Eso es impresionante, considerando nuestro estereotipo de que los estadounidenses de esas edades solo se preocupan por las costosas “experiencias de vida” que impresionarán a sus amigos en Instagram.

Igualmente sorprendente, es que los estadounidenses en su mejor momento (de 25 a 44 años) estaban aún más entusiasmados con las resoluciones financieras: el 77 por ciento las había hecho.

Donde vive y que debe

Si bien las respuestas estado-por-estado no fueron lo suficientemente científicas como para que las incluyéramos en la sección de investigación de Debt.com, confirmaron algo que siempre creí: No puede ver las deudas de un gobierno estatal y sacar conclusiones sobre las deudas de sus residentes.

Por ejemplo, preguntamos: “¿Cuál es su mayor arrepentimiento financiero de 2018?” Una respuesta se repitió a menudo: Aumentar o maximizar las tarjetas de crédito. En Arizona encabezaron la lista con un 48 por ciento, seguidos por los de Florida, Georgia y Missouri, todos con un 46 por ciento.

Los estados que histórica y públicamente han luchado con su deuda pública estaban más abajo en la lista. California ocupó el décimo lugar, New Jersey fue el 16, y Nueva York fue el 20.

La deuda personal es solo eso. Es personal. Lo que significa que no hace falta estar en un poblado, para volverse financieramente independiente. Requiere esfuerzo personal, quizás con la ayuda de expertos. Eso nos lleva a mi último punto.

Mi estado favorito

Permítanme terminar con un resultado de la encuesta que suena deprimente, pero me parece alentador.

Debt.com preguntó a aquellos que no hacen resoluciones de deudas: ¿Por qué no? La segunda respuesta más popular (después del 28 por ciento que dijo que simplemente no funcionan) fue el 10 por ciento que dijo esto: “Mis finanzas son tan malas que no puedo averiguar por dónde empezar”.

En esta respuesta, veo la oportunidad.

¿Por qué pasa eso? Debido a que hay una manera comprobada de comenzar, que ha existido durante décadas. Funciona, y no cuesta nada. Lamentablemente, pocos estadounidenses saben acerca de la consejería de crédito. Muchos piensan que es demasiado bueno para ser verdad. ¿Cómo puede una agencia de consejería de crédito sin fines de lucro, ofrecerme un análisis de deuda gratuito de un consejero certificado que tiene que pasar una prueba cada dos años? ¿Cuál es el truco?

No hay trampa. Obtenga más información leyendo el reporte de Debt.com sobre consejería de crédito. Luego haga una resolución de Año Nuevo que sea fácil de mantener: levante el teléfono y llame a un consejero.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC