El uso de tarjetas de crédito está aumentando una vez más, al igual que las deudas de las tarjetas de crédito. Esto es lo que hay que hacer (y no hacer) al respecto

minutos de lectura

5

formas más tontas e inteligentes de pagar las deudas de las tarjetas de crédito

Las 5 maneras más tontas e inteligentes de pagar la deuda de su tarjeta de crédito

Pagar su tarjeta de crédito mensualmente para ganar recompensas [ENG], es un uso inteligente del plástico, pero mantener un saldo renovable no lo es. Lo mismo ocurre con las formas de pagar la deuda de su tarjeta de crédito [ENG], hay maneras inteligentes de hacerlo y hay maneras tontas.

La deuda total de las tarjetas de crédito en Estados Unidos es ahora de más de 1 billón de dólares, según datos recientes de la Reserva Federal [1 ENG]. Cuando se divide esto entre los 128 millones de hogares de los Estados Unidos, el resultado es de más de $8,300 cada uno. Toda esa deuda debe ser pagada.

Haga clic o pase las diapositivas para ver las maneras más tontas e inteligentes de hacerlo…

1. Obtener un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda

Usar su casa como garantía es una manera de pagar su tarjeta de crédito de alto interés, pero ¿es ese un riesgo que está dispuesto a correr? Su casa es su mayor activo. Obtener un préstamo sobre el valor acumulado de la vivienda le dará el dinero que necesita ahora, pero lo pone en riesgo de incumplir con su hipoteca. Si está luchando por pagar sus tarjetas de crédito, no juegue con su casa. La perderá si no devuelve el préstamo.

2. Obtener un préstamo de día de pago

Es una idea terrible. Así que usted querrá consolidar su deuda, pero esta opción le costará mucho más dinero a largo plazo. La tasa de interés promedio de las tarjetas de crédito es de más del 19 por ciento [2 ENG]. ¡Los préstamos de día de pago [ENG] normalmente cobran un 400 por ciento de tasa de interés anual (APR, por sus siglas en inglés)! [3 ENG] Y se le cobran tarifas cuando no puede pagar el préstamo.

Utilizar la titularidad de su coche como garantía de préstamo

3. Usar el título de su auto como garantía de préstamo

Usted no puede permitirse el lujo de pagar sus tarjetas de crédito, por lo que utiliza el título de su coche para obtener un préstamo. ¿Por qué es una idea tonta? Porque si no puede pagarlo, el cobrador vendrá por su auto. Con eso viene la dificultad de ir al trabajo, y pronto estará en aguas más calientes que cuando se le ocurrió la idea.

4. Drenar su 401(k)

Es dinero que tiene ahorrado. Debería poder gastarlo como quiera, ¿verdad? No, a menos que quiera pagar una fuerte multa por retiro anticipado. Cuando retire fondos de su 401(k) antes de los 59 años y medio de edad, tendrá que pagar una multa del 10 por ciento junto con los impuestos sobre los fondos distribuidos. También le quitará dinero a su futuro cuando sea mucho más difícil seguir trabajando.

5. Préstamo contra una póliza de seguro de vida

Lo que usted pide prestado se toma con intereses agregados si no lo devuelve. También corre el riesgo de reducir el beneficio por fallecimiento de los miembros de su familia, lo que a menudo es la razón por la que la gente contrata una póliza de seguro de vida en primer lugar. También es posible que tenga que pagar impuestos sobre la renta si no paga la cantidad total, y hay un lapso en su póliza.

Ahora, a las formas inteligentes…

Pagar la tarjeta con el tipo de interés más alto

6. Pagar la tarjeta con la tasa de interés más alta

Se llama la avalancha de la deuda. Usted enfoca el pago de su deuda en la tarjeta de crédito con la tasa de interés más alta y normalmente el saldo más bajo. Este método es estupendo porque ver cómo se reduce su saldo es psicológica y monetariamente gratificante. El interés es una tasa que se cobra adicionalmente al dinero que usted pide prestado.

Así que cuando derriba ese saldo, se siente bien saber que lo ha compensado y ahorrado en intereses. Luego, simplemente pase a la siguiente tarjeta con la tasa de interés más alta y hago lo mismo. Antes de que se de cuenta, el pago de la deuda se convierte de una pequeña bola de nieve en una avalancha.

7. Hacer dos pagos al mes

Con 52 semanas en un año, equivale a 26 medios pagos o 13 pagos mensuales en comparación con 12 pagos. Esto duplicará el pago de su deuda, y ver cómo se desvanece el saldo lo mantendrá optimista con respecto a sus finanzas.

8. Consolidar su deuda

Algunos deudores deciden consolidar los saldos de sus tarjetas de crédito a través de una tarjeta de crédito de transferencia de saldo del cero por ciento. Pero a menudo se necesita una puntuación de crédito más alta para calificar para esa opción.

Afortunadamente, hay organizaciones sin fines de lucro que ofrecen soluciones a quienes no tienen el mejor crédito. Además, las transferencias de saldo de tarjetas de crédito pueden ser percibidas como una trampa. Si no paga el saldo total para el momento en que expire la oferta de cero por ciento de APR, se quedará con el saldo y la tasa de interés posterior a la oferta.

Contratar a un profesional

9. Contratar a un profesional

La situación de la deuda de cada uno es tan única como cada persona lo es. Un profesional puede ayudarlo a evaluar su situación y señalarle las opciones que pueden ayudarlo. Tal vez usted es más adecuado para un programa de gestión de deudas, o de liquidación de deudas. Usted no debe depender de su vecino para que le dé consejos financieros sobre su deuda, a menos que ese vecino sea un profesional certificado en administración de deudas.

10. Pedirle dinero prestado a un extraño

Sólo bromeaba. En realidad es un préstamo entre iguales. Es un préstamo personal sin garantía, disponible para aquellos con buen crédito y un trabajo. Compañías como LendingClub le ofrecen la posibilidad de consolidar la deuda de su tarjeta de crédito en un solo préstamo con una tasa de interés más baja. También hace que sea más fácil llevar un registro de sus deudas si tiene más de una tarjeta.

Este artículo de Joe Pye fue publicado originalmente en Debt.com.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Joe Pye

Joe Pye

Joe Pye started writing about debt and personal finance five years ago while attending Florida Atlantic University, where he served as Editor-in-Chief of the student-run newspaper, the University Press. Before graduating with a bachelor's degree in multimedia journalism, Pye placed as a finalist for the Mark of Excellence award by the Society of Professional Journalists Region 3 for feature writing and in-depth reporting. In 2021, Pye earned First Place in the Green Eyeshade awards for "Best Blog" for his side-project BrowardBeer.com. Since taking a full-time position as associate editor at Debt.com in 2018, Pye has become a certified debt management professional who's applied what he's learned to his personal life by paying down more than $22,000 worth of combined credit card, student loan, auto and tax debt in less than two years.

Publicado por Debt.com, LLC