5 asesores financieros que cuentan historias vergonzosas, y lo que aprendieron de ellas

Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor(es) y no reflejan necesariamente las opiniones y/o políticas de Debt.com.

A veces, la mejor manera de aprender es regocijarse con las desgracias de los demás. Eso suena duro, pero es verdad. ¿Con qué frecuencia escucha una historia sobre alguien que comete un grave error y se dice a usted mismo: "Wow, tengo que asegurarme de que yo nunca haga algo así!"

La temporada de compras navideñas, es la época perfecta del año para aprender lecciones similares. Esta puede ser la época más maravillosa del año, pero también es la más peligrosa para su salud financiera. El gasto excesivo durante las últimas 6 a 8 semanas del año es tan común, que le sucede incluso a las personas que deberían saberlo mejor: los contadores públicos certificados (CPA, por sus siglas en inglés) y también los consejeros financieros. De hecho, muchos expertos financieros se motivaron para convertirse en expertos después de que se sumergieron profundamente en la deuda de la época de las fiestas.

¿No me cree usted? Me topé con cinco de estos expertos, personas muy diferentes que brindan excelentes consejos en cinco sitios web muy diferentes. Comparten las mismas historias de horror de gastar demasiado, y le dicen a usted, cómo nunca repetir el error de sus conductas…

1. Chris McCarthy en Money Crashers [ENG]

Los problemas de McCarthy se remontan a sólo unos pocos años atrás. "Definitivamente me excedí en los gastos, habiendo sobrepasado mis posibilidades financieras durante las festividades", recuerda. “Compré muchas más cosas y celebré mucho más de lo que hubiera debido hacerlo. El resultado fue una deuda de tarjeta de crédito de alrededor de $ 1,000".

La suya era una historia típica. Lo que sucedió después no fue tan típico…

Rápidamente superé el hecho de que cometí un error, e inmediatamente comencé a buscar formas de ahorrar en todas las facturas mensuales. Renuncié a casi todo el entretenimiento, diciéndome a mí mismo que podría seguir adelante una vez que mi deuda hubiera sido cancelada. También recorté las compras personales. Usé cupones digitales y de papel, para ahorrar en comestibles. Cuando todo estuvo dicho y hecho, lo pagué en aproximadamente 12 semanas.

Eso es raro en este país. Cuando muchos estadounidenses cometen un error financiero, ignoran el problema. McCarthy lo enfrentó. De hecho, ese es su consejo: "Para ayudar a mantenerse dentro del presupuesto en esta temporada de vacaciones. ¡Elabore uno! Debería haber categorías para obsequiar regalos, entretenerse, salir a cenar y, probablemente, algunas otras, como propinas. Realicé un seguimiento semanal, ya que la temporada de las fiestas es corta, y debe entender que, si está gastando demasiado en una categoría, debe recortar en otra."

2. Sara Trezzi en Gathering Deams [ENG]

“Hace unos años, siempre pensé que cuanto más grandes los regalos que pudiera comprar, ¡mejor!” Dice Sara Trezzi, quien dirige un sitio web personal que documenta su viaje hacia la libertad financiera. "Solía ​​gastar entre $ 300 y $ 400, solo en el regalo para mi novio".

¿Qué cambió? "Comencé a hacer un seguimiento de mis gastos, y me di cuenta de que entre ambos, ¡gastábamos más de $ 2,000 al año en regalos para nosotros mismos y nuestras familias!", Dice Trezzi. "Realmente nunca pensé que estábamos gastando tanto, y ver el número negro sobre blanco fue como una gran bofetada en la cara".

Esa bofetada en la cara resultó en que Sara pusiera los pies sobre la tierra. Ella ideó tres reglas:

  1. “Establezca un presupuesto para regalos”. Antes de que comience la temporada de las fiestas, ella, ahora, establece un presupuesto para regalos. "Escribir una lista de todas las personas para las que necesita comprar regalos, con un presupuesto al lado de cada nombre".
  2. “Establezca expectativas”. Ella comienza con una discusión familiar. "Es difícil pasar de gastar $ 100 para tu hermano a $ 20", dice, pero agrega, "Te sorprenderá el alivio en sus caras. Nadie realmente quiere gastar de más, pero todos se sienten presionados para hacerlo".
  3. "No sea impulsivo". Sara comienza a comprar en noviembre. “Esto le ayudará a evitar tener que comprar artículos de última hora, y tendrá tiempo para buscar ofertas y descuentos en efectivo”.

Si estas reglas suenan duras, Trezzi no: "¡La temporada de las fiestas debe consistir en pasar tiempo con sus seres queridos, no en gastar dinero!"

3. Kalen Bruce en Money Mini Blog [ENG]

"La primera Navidad de mi primer hijo fue exagerada", dice el padre de cinco hijos. "Nos “arrojamos por la borda” y compramos demasiado, pero me alegro de haberlo hecho, porque esa conducta nos abrió los ojos".

Bruce gastó tanto, ambos ojos se abrieron de par en par.

"A través de los años, nos dimos cuenta de que nuestros hijos apreciaban más cuando obtenían menos", dice. "Ahora tenemos cuidado de comprar cosas específicas que sabemos que a nuestros hijos les encantarán, pero ya nunca compramos demasiado".

Esa fue una lección dolorosa. "Nos recuperamos de la primera Navidad al reducir nuestros otros gastos para los meses posteriores a la Navidad", dice. "Ahora comenzamos las compras navideñas en enero y buscamos ofertas todo el año para no tener que luchar contra la multitud del Viernes Negro".

También aprendió que el mejor regalo que puede dar a sus hijos no tiene nada que ver con los regalos navideños: “Priorice las finanzas de su familia, sobre los regalos, que a sus hijos ni siquiera les importarán en seis meses. Haga que las vacaciones sean más sobre recuerdos y menos sobre recibir regalos".

4. Jason Cabler en Celebrating Financial Freedom [ENG]

Antes de ser financieramente libre, Cabler estaba estresado financieramente.

"Recuerdo que al principio de nuestro matrimonio, mi esposa Angie y yo nunca estábamos bien preparados para el gasto navideño", dice. "Comenzábamos a apartar dinero de nuestros cheques de pago, a partir de octubre, pero nunca fue suficiente. Nos sentimos constantemente estresados financieramente durante las fiestas, porque siempre intentábamos ponernos al día."

Después de unos años de este estrés, Cabler tuvo suficiente. Fue a la vieja escuela.

"Comenzamos a usar el sistema de sobres y comenzamos a poner dinero en nuestro sobre de" Navidad "todos los meses, a partir de enero. Luego, cuando llegaron las fiestas, estábamos completamente preparados, y no tuvimos ningún estrés financiero”.

La vieja escuela no se detuvo en los sobres.

"Solo usamos dinero en efectivo de nuestros sobres, no tarjetas de crédito, por lo que no tenemos que preocuparnos por los gastos excesivos y las temidas facturas de las tarjetas de crédito que vienen con él", dice. "En estos días, disfrutamos mucho más de las fiestas, y podemos enfocarnos mejor en el significado real de la temporada, sin estar bajo la presión financiera".

5. Alaya Linton, Hope and Cents [ENG]

Linton recuerda una temporada de las fiestas particularmente horrible, y en realidad me estremecí cuando escuché acerca de ella…

Mi esposo y yo, le compramos a nuestro hijo una cantidad increíble de juegos y juguetes, mucho más de lo que cualquier niño de 5 años podría saber qué hacer con ellos. Además de eso, nos regalamos una computadora nueva, y otras cosas que ni siquiera puedo recordar. Compramos y compramos sin una lista o cualquier tipo de plan. El resultado fue que gastamos $ 3,000,  o incluso $ 4,000 ese año en nuestra pequeña familia de tres, todo a crédito.

Ese cuento único encapsula todo lo que está mal con nuestras compras de las fiestas. Linton aprendió de la manera más dura, pero tomó decisiones difíciles, pagó la deuda y prometió no volver a hacerlo.

"Me tomó un tiempo superar ese gasto excesivo", dice ella. “En retrospectiva, lo que debería haber hecho, y mi consejo de hoy, es elaborar un presupuesto específico para las fiestas. Puede acercarse a sus gastos para las festividades, de la misma manera que lo haría con un presupuesto mensual: identifique las categorías en las que necesitará gastar (como regalos y decoraciones) y establezca un monto en dólares para cada una. Además, planifique una cantidad razonable de gastos diversos, para detectar las cosas que olvidó o que puedan aparecer."

Linton llama a esto, la cura para "la culpa de gastar a ciegas".

Conclusión

Si no tiene una historia de terror propia de los gastos en la fiestas, considérese talentoso y bendecido. Si lo hace, no se desespere. Estas personas que hemos presentados, cometieron los mismos errores. Se recuperaron, y ahora están prosperando. Siga sus consejos, y usted también podrá hacerlo.

análisis de deuda 855-654-9191

Conoce al autor

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

CPA y Presidente

Dvorkin is the author of Credit Hell and Power Up and Chairman of Debt.com.

credit card debt, Dvorkin on Debt, winter holidays

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Diciembre 4, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Gastar demasiado en las festividades: un error que cometen incluso los expertos - AMP.