Muchos se preocupan por pagar los costos básicos de la vida, incluida la atención de los cuidados de salud.

8 minute read

Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Los psicólogos y los profesionales de finanzas personales están de acuerdo en una cosa: la gente está estresada por el dinero. Mejor dicho, muy estresados.

¿Por qué?

“El dinero es un componente muy importante para una vida estable”, dijo Norman Anderson, CEO y vicepresidente ejecutivo de la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés), a CBS News (en inglés). “Cuando la gente enfrenta problemas financieros, tiene sentido que su nivel de estrés aumente.”

El estudio (en inglés) de APA descubrió que los costos de la atención médica y el aumento del costo de vida son dos de los principales factores que contribuyen a los temores sobre el dinero. Tres cuartas partes de los estadounidenses dicen que se preocupan a veces, mientras que el 22 por ciento experimenta un estrés extremo debido a sus finanzas.

¿Cómo afectan las finanzas a las personas?

La mitad de los estadounidenses luchan por administrar su dinero tanto ahora como para el futuro, pero muchos en realidad no saben cómo les va.

Eso es de acuerdo a la investigación del proveedor de servicios financieros Prudential (en inglés). Ellos encuestaron a más de 3,000 personas, encontrando que más de un cuarto de los estadounidenses tienen una comprensión sesgada de su dinero…

  • 17 por ciento se están “quedando atrás”, pero piensan que están bien.
  • Y el 12 por ciento de la gente “tiene un alto nivel de salud financiera”, pero son pesimistas al respecto.

“Nuestra relación con el dinero puede afectar nuestra salud física, los niveles de estrés y el estado de ánimo, la dinámica familiar e incluso nuestro rendimiento en el trabajo”, dice Stephen Pelletier, Director de Operaciones de Prudential.

El estudio añade que las personas pesimistas “podrían someterse a un estrés innecesario e insalubre, y privarse de experiencias y comodidades que podrían mejorar su calidad de vida”.

¿Cuáles son nuestros mayores factores de estrés financiero?

Los estadounidenses se sienten inseguros con sus finanzas, y esto está afectando su salud mental.

Veintiocho por ciento (28%) de los estadounidenses dicen que la ansiedad por problemas de dinero hace que se sientan deprimidos al menos una vez al mes, dice un estudio (en inglés) de la firma de inversiones Northwestern Mutual. Y el 17 por ciento dice que tan frecuente como a cada hora.

He aquí una mirada al tipo de problemas de dinero que hacen que los estadounidenses estén tan ansiosos:

  • Aumentos en el cuidado de la salud: 59 por ciento
  • Emergencia financiera no planificada: 55 por ciento
  • Emergencia de salud no planificada: 53 por ciento
  • Ingresos: 48 por ciento
  • Nivel de ahorro: 48 por ciento
  • Deuda: 42 por ciento
  • Planificación de la jubilación: 41 por ciento

Y sentimos la carga del estrés financiero en nuestras vidas personales. Cuarenta y uno por ciento (41%) dice que el estrés financiero afecta negativamente sus relaciones con sus seres queridos. De hecho, el diecinueve por ciento (19%) dicen que discuten al menos una vez al mes. Sin embargo, como podrá imaginarse, nueve de cada 10 se sienten felices cuando sus finanzas están en orden.

El treinta por ciento de los estadounidenses sienten estrés por el dinero todo el tiempo, según una encuesta independiente de la aplicación de banca móvil Varo Money (en inglés). Y el 85 por ciento está estresado a veces. Eso significa que la mayoría de los estadounidenses sienten que no pueden tener sus finanzas en orden con la frecuencia que les gustaría. Especialmente, no con el tipo de deuda que tienen los americanos.

El presupuesto no tiene por qué ser difícil. Empiece a utilizar una herramienta de presupuesto que actualiza automáticamente las hojas de Google y Excel con sus datos bancarios, tarjetas de crédito y otras transacciones.

¡Comience GRATIS!

Estrés por la deuda

Los estadounidenses tienen colectivamente 13 trillones de dólares en deudas personales, incluyendo tarjetas de crédito, préstamos estudiantiles, hipotecas y más. Toda esa deuda tiene que ser pagada. Pero cuando no podemos, sentimos la presión.

Un estudio (en inglés) de la Universidad Northwestern sobre cómo la deuda afecta nuestra salud dice que “una deuda elevada podría ser peligrosa para nuestra salud”. La deuda está relacionada con una presión arterial diastólica más alta y una peor salud mental y general auto-reportada en adultos jóvenes (24-32 años de edad). Cuando se toma la presión arterial, la diastólica es el número inferior, o la medida de los latidos del corazón en reposo.

“Ahora vivimos en una economía impulsada por la deuda”, dice Elizabeth Sweet, autora principal del estudio. “Desde la década de 1980, la deuda de los hogares estadounidenses se ha triplicado. Es importante entender las consecuencias para la salud asociadas a las deudas”.

Los tenedores de deudas más altas, tuvieron un aumento de 1.3 por ciento en su presión arterial diastólica, un aumento clínicamente significativo, según el estudio. Un aumento de dos puntos en ese tipo de presión arterial se relaciona con un riesgo 17 por ciento mayor de hipertensión y un riesgo 15 por ciento mayor de accidente cerebrovascular.

“Uno no esperaría necesariamente ver asociaciones entre la deuda y la salud física en personas que son tan jóvenes”, dice Sweet. “Tenemos que ser conscientes de esta asociación y entenderla mejor.”

Estrés durante la jubilación

Si usted pensó que el retiro era un lecho de rosas, le romperá el corazón descubrir que habrá algunas espinas en él.

Casi la mitad de todos los estadounidenses – 49 por ciento – no creen que alcanzarán sus metas de jubilación para cuando alcancen la edad de jubilarse, dice el Instituto Americano de Contadores Públicos Certificados (American Institute of CPAs, en inglés). De los más de 1,000 adultos encuestados, el 5 por ciento de los no jubilados, han alcanzado sus metas de jubilación.

Cuanto menor sea el nivel de confianza, mayor será el nivel de ansiedad para los no jubilados. Las siguientes son sus mayores fuentes de ansiedad financiera:

  • Costos de atención médica: 71 por ciento
  • Desconocimiento sobre la salud personal: 62 por ciento
  • No estar seguro de las tasas de impuestos: 52 por ciento

Ser pobre en la jubilación no es nada nuevo, y esos deliciosos años dorados se parecen más al bronce, ya que los bajos ingresos no sólo contribuyen a la ansiedad, sino también a la depresión y la soledad en los estadounidenses mayores.

¿Dónde están los estadounidenses más estresados financieramente?

A la mayoría de los estadounidenses les preocupa no poder pagar sus deudas. Pero en Delaware y Washington, D.C., la gente está más preocupada de cómo lograr pagar su estilo de vida.

Los residentes de DC necesitan ganar $80,000 para vivir cómodamente, debido a que enfrentan el segundo costo de vida más alto de la nación. Pero dos tercios del país están más preocupados por pagar deudas como las tarjetas de crédito, según un estudio del sitio de finanzas personales GOBankingRates.

“Los resultados de nuestra encuesta reiteran el impacto que la actual crisis de la deuda está teniendo en los estadounidenses realmente, sin importar en qué parte del país vivan”, dice Kristen Bonner, investigadora principal del estudio para GOBankingRates. “Los estadounidenses están sufriendo por pagar sus gastos pasados, en lugar de mirar hacia adelante y concentrarse en establecer un futuro financiero sólido.”

Este mapa interactivo, muestra los mayores factores de estrés financiero que enfrentan los residentes de cada estado…

El estrés no es la única emoción negativa que nuestras finanzas hacen aflorar en nosotros. Los estadounidenses tienen miedo, e incluso se avergüenzan de su situación financiera.

Miedos del dinero

La compañía de consejería de crédito Affirm, dice que dos tercios de los adultos jóvenes (22-44 años de edad) tienen un miedo real a las deudas, a pesar de que constantemente planifican sus gastos.

“Aunque un gran porcentaje de los consumidores se preocupan por la mala administración de las tarjetas de crédito, al mismo tiempo están abiertos a una cantidad saludable de deudas”, dice el informe.

La encuesta efectuada a más de 1,000 estadounidenses dice que el 32 por ciento de ellos tienen miedo de las deudas porque no saben cuánto tiempo les llevará pagarlas. También entre los hallazgos:

  • Planean sus gastos semanalmente, dos veces al mes o mensualmente: 93 por ciento
  • Tienen al menos una tarjeta de crédito: 86 por ciento
  • Tienen tres o más tarjetas de crédito: 31 por ciento
  • Llevan un saldo de tarjeta de crédito que tenga por lo menos $1,000 en deuda de tarjeta de crédito: 57 por ciento

A pesar del uso intensivo de tarjetas de crédito, el reporte dice, esa no es la única opción entre los adultos más jóvenes. Más de un tercio – 36 por ciento – de los no usuarios de tarjetas de crédito prefieren pagar en efectivo y el 29 por ciento tienen “miedo de gastar más de lo que pueden permitirse”. Sin embargo, más de la mitad de los usuarios que no utilizan tarjetas de crédito dijeron que desean obtener crédito.

La vergüenza del dinero

La mayoría de los estadounidenses no tienen mucha fe en sus conocimientos financieros. Y su ignorancia financiera les está costando decenas de miles de dólares a lo largo de sus vidas. Pero también los hace sentir avergonzados en el presente.

Una escritora de finanzas personales registró sus experiencias de sentir vergüenza por su situación financiera. Ella pensó que no fue el miedo, el estrés, el pánico o el resentimiento por sus finanzas lo que más le afectó. Fue la vergüenza la sensación que quedó en ella.

“Recuerdo que una noche, cuando tenía 24 años, salí con unos amigos y surgió el tema de los préstamos estudiantiles”, escribió Casey Hynes en el sitio de finanzas personales Make Change. “Uno de los muchachos de allí mencionó su deuda de préstamo, y cómo la tendría pagada en unos pocos años. Él y su novia comenzaron a hablar de cómo ya estaban ahorrando para sus futuros hijos, a pesar de que estaban a años de estar listos para tenerlos.”

Recordó la experiencia haciéndola sentir tan incómoda, hasta el punto de que la abrumaba físicamente.

“A medida que la conversación se volvía cada vez más sobre temas de dinero, mis mejillas ardían de vergüenza y mi estómago se anudaba de ansiedad”, escribió Hyness. “Nunca podré pagar mis préstamos estudiantiles. Nunca me permitirá tener hijos. Me moriría si todos se enteraran de la deuda que tengo. Perderían todo el respeto por mí.”

Hynes buscó consejo para superar su vergüenza financiera y usted también puede hacerlo. Para empezar, revise los siguientes consejos para ayudarle a lidiar con las deudas.

5 maneras de lidiar con los problemas de la deuda

En Debt.com, trabajamos con la gente todos los días para ayudarles a salir de la deuda y volver a encarrilar sus vidas. Aquí hay algunos consejos para ayudarle a lidiar con las deudas y evitar que le incapaciten.

1. Concéntrese en los pasos concretos que puede dar ahora mismo

Debido a que estar endeudado puede ser abrumador, es útil concentrarse en lo que puede hacer, en lugar de en lo que no puede hacer. Independientemente de lo mucho que quiera rendirse y meter la cabeza en la arena, seguir los pasos que se indican a continuación puede al menos ponerle en el camino correcto.

2. Haga un presupuesto y apéguese a él

Escribimos mucho sobre cómo cumplir con un presupuesto, pero vale la pena repetirlo una y otra vez porque es muy importante. Si no está haciendo un seguimiento de sus gastos, ese es el primer lugar para empezar. Puede utilizar productos de presupuestación digital como Tiller. O tal vez usted es como la mayoría de los estadounidenses que prefieren hacer un presupuesto con lápiz y papel, según un estudio de Debt.com.

3. Manténgase física y mentalmente activo

No necesita una membresía de gimnasio. El ejercicio al aire libre, tomar aire fresco, dar un paseo en bicicleta o correr, ayudan a mejorar su estado de ánimo y, a su vez, a disminuir sus niveles de estrés. El ejercicio libera endorfinas, sustancias químicas que causan placer y nos hacen sentir con un menor nivel de estrés y dolor. Y como el ejercicio mantiene su cuerpo en forma, es beneficioso tanto para su cuerpo como para su mente.

4. Obtener apoyo

Encontrar a un amigo que le ayude a salir de la deuda le hará responsable. Él o ella pueden brindarle un oído que escuche, apoyo emocional y aliento.

Como le decía su padre en high school: “no se meta con la gente equivocada”. En este caso, eso significa relacionarse con gente que sepa que usted se atiene a un presupuesto.

5. Manténgase positivo

Es un cliché, pero tener una actitud positiva es realmente necesario si usted está luchando financieramente. Debido a que es fácil atascarse, y estirar el dólar es un fastidio, tener la actitud correcta puede disminuir la cantidad de estrés que está sintiendo financieramente.

Ahora que sabe estos consejos, le recomendamos la extensa guía de Debt.com “Haciendo frente al estrés financiero“.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Gideon Grudo

Gideon Grudo

Grudo es un escritor y editor independiente basado en Brooklyn, New York, y suele trabajar en el diseño de estrategias de contenido. Anteriormente, fue editor digital de Air Force Magazine y director editorial de South Florida Gay News.

Publicado por Debt.com, LLC