¿Listo para invertir en criptomonedas y NFT pero no quiere ser estafado? Laura responde a las preguntas de los oyentes sobre quién debería poseer criptoactivos, los riesgos potenciales y cómo saber cuándo un ciberdelincuente está intentando aprovecharse de usted

Prakash U. dice: “Su podcast sobre criptomonedas fue fascinante, y las tasas de interés de BlockFi y Gemini para las stablecoins me dejaron boquiabierto. Mencionó que no tienen seguro FDIC. Entonces, para obtener tasas tan altas, ¿cuáles son los riesgos?”

Susan H. dice: “Me encanta su podcast y lo escucho en mis paseos matinales con mis perros. Soy una mujer casada de 51 años y he trabajado como asistente legal durante 24 años. Mi marido tiene la misma edad y llevamos 21 años casados sin hijos, sólo dos labradores muy mimados. Tenemos $500,000 en un 401(k) y debemos unos $120,000 por nuestra casa, que vale unos $350,000. Tenemos un préstamo para el auto y unas cuantas tarjetas de crédito que equivalen a unos $20,000 de deuda de la que estoy intentando deshacerme.

Escuché su podcast sobre la criptomoneda y quiero entrar en el juego, como dicen, para que en diez o veinte años cuando todo el mundo haya invertido, no haya perdido el barco. Mi pregunta es, ¿por dónde empiezo? Me siento tan ignorante y abrumada tratando de entenderlo”.

Gracias por sus preguntas, Prakash y Susan. Este post las responderá y cubrirá quién debería poseer criptomonedas y NFT y las formas de evitar ser estafado.

¿Qué son las criptomonedas?

Hay miles de criptomonedas en circulación, pero la más conocida es el bitcoin [ING]. Aunque cada criptomoneda es diferente, todas son monedas digitales que puede utilizar para realizar pagos o mantener como inversión, con la esperanza de que su valor suba. Las criptomonedas se guardan en un monedero digital, que puede estar en el ordenador, en una bolsa online o en un disco duro externo (conocido como almacenamiento en frío).

El principal inconveniente de poseer criptografía es que no está asegurada ni respaldada por el gobierno. Por tanto, si lo pierde o lo almacena en una empresa que quiebre o sea pirateada, no recuperará su dinero.

Además, el valor de las criptomonedas puede fluctuar enormemente, incluso por horas. Las únicas excepciones son las stablecoins, respaldadas por un activo de reserva, como el dólar estadounidense o el oro. En otras palabras, las stablecoins vinculan su valor a algún activo externo, lo que les da más estabilidad. En un momento cubriremos cómo convertirse en inversor y evitar las estafas de las criptomonedas.

¿Qué es un NFT?

La criptomoneda es fungible, lo que significa que es intercambiable. Cada bitcoin es igual a otros bitcoins. Si intercambio un bitcoin con un amigo, ninguno de los dos pierde nada.

Pero algunos activos digitales no son intercambiables, como los tokens no fungibles o NFT. Son objetos únicos, como una imagen o un archivo digital. Aunque pueda copiar físicamente cualquier archivo NFT (como un JPEG o un vídeo), poseerlo significa que hay un registro de su compra en la blockchain.

Hay muchas cadenas de bloques diferentes, como Bitcoin, Ethereum, y Solana [ING]. Sin embargo, la mayoría de las NFT se han creado como tokens en la red Ethereum, incluyendo una de las colecciones más conocidas llamada CryptoPunks [ING]. Un mercado de primer nivel para la compra y venta de NFT es OpenSea [ING]. Próximamente, hablaremos de cómo la gente puede ser presa de las estafas de NFT.

7 estafas de criptomonedas y NFT que hay que evitar

Esto es lo que todo inversor debe saber sobre las formas en que los delincuentes pueden robarle en las estafas de criptomonedas y NFT.

1. Correos electrónicos de phishing

Las estafas de phishing han estado ocurriendo durante décadas. Ocurre cuando un estafador lo convence de divulgar datos privados o hacer clic en un enlace malicioso a través de un correo electrónico. Por ejemplo, alguien le hace creer que es de una bolsa de criptomonedas que utiliza y le pide su frase de inicio o que hagas clic en un enlace que instala un software dañino en su ordenador. Un atacante podría llevarse todas sus monedas o activos digitales.

En lugar de hacer clic en un enlace, pasa el cursor por encima para ver la URL real. Si quiere visitar el sitio, escriba la dirección directamente en su navegador web en lugar de hacer clic en un enlace. Nunca haga clic en los hipervínculos de un correo electrónico ni abra los archivos adjuntos a menos que esté 100% seguro de lo que son y de quién los envía.

Un estafador que consigue el control de su ordenador o teléfono a través de un sitio web o una aplicación móvil puede hacerle daño. Son conocidos por crear sitios de phishing, que son réplicas de sitios diseñados para robar datos o instalar malware, dejándolo susceptible a un ciberataque. Así que, si una URL parece sospechosa o la ortografía es ligeramente diferente a la de una empresa honesta, no vaya allí.

Otra estafa que hay que evitar es cualquier comunicación (como un correo electrónico, un mensaje de texto o una publicación en las redes sociales) en la que se pida dinero o ayuda para mover dinero. Se trata de un fraude común en el que un delincuente dice que obtendrá una parte de los fondos a cambio de su ayuda, pero en su lugar se lleva su dinero. Incluso si viene de alguien que conoce, su correo electrónico o cuenta de redes sociales podría haber sido hackeada.

Además, tenga cuidado con los correos electrónicos que le piden que restablezca su contraseña o que haga clic para gestionar algún problema administrativo en su cuenta. Compruebe la comunicación reenviándola a la empresa o accediendo a su cuenta online en caso de duda. Si hay un problema legítimo, debería verlo allí.

2. Ransomware

El ransomware es un tipo de malware que bloquea el acceso a los archivos o a un dispositivo a menos que se pague un rescate. Un delincuente puede decir que ha hackeado su ordenador y que tiene información confidencial o que ha utilizado su cámara web para grabarlo haciendo algo embarazoso. Pueden amenazar con enviarlo a su correo electrónico y a sus contactos de las redes sociales o con destruir sus datos a menos que les pague bitcoin u otra criptomoneda.

De nuevo, por eso es tan importante no hacer nunca clic en un hipervínculo, descargar un archivo o instalar un software que pueda no ser legítimo. Si se convierte en el objetivo de un ransomware, no envíe dinero y realice la denuncia inmediatamente a la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés) [ING].

3. Exchanges falsos

A medida que las cripto se han vuelto más popular y valiosas, más delincuentes están tratando de robárselo creando falsos exchanges, que son mercados digitales para comprar e intercambiar cripto. No puede comprar bitcoin u otras criptomonedas directamente de un corredor o banco. Debe crear una cuenta en una plataforma de criptomonedas para cambiar sus dólares estadounidenses (u otra moneda) a moneda digital.

Tenga cuidado con los mensajes de correo electrónico o de las redes sociales que dicen que puede comprar cripto por debajo del valor de mercado. Cuando visite un exchange, asegúrese de que la URL comienza con HTTPS y no con HTTP. Sin la “S”, el sitio no es seguro, y debería alejarse de él. Si usted utiliza un exchange de cripto falso para comprar cripto, un estafador puede tomar su dinero.

Si quiere comprar cripto, utilice un exchange de buena reputación, como:

4. Regalos gratuitos

A veces los estafadores intentan aprovecharse de usted ofreciendo algo gratis, como bitcoin o una NFT, a cambio de datos personales, como su correo electrónico, número de teléfono o dirección postal. Pueden utilizar esa información para intentar hackear sus cuentas financieras.

En el mundo de las NFT, los creadores pueden enviar tokens al azar a los monederos de criptomonedas. Pueden ser legítimos, pero también podrían ser enviados por un ciberdelincuente e incluir codificación maliciosa. Podrían intentar atraerlo a un sitio web falso para vender los tokens, donde descubriría que no son reales.

Por lo tanto, si recibe un token o NFT inesperado a su billetera virtual, ignórelo porque probablemente sea inútil y potencialmente peligroso.

5. Suplantadores

Muchas de las estafas de la vieja escuela se basan en alguien que intenta hacerse pasar por una empresa, una persona famosa o una autoridad, como su banco o el IRS. Los criptoestafadores intentan hacer lo mismo llamándolo para decir que debe dinero por deudas o impuestos. Dicen que puede solucionar el falso problema comprando y enviando cripto a su billetera en un corto periodo de tiempo.

Recuerde que ninguna empresa legítima o funcionario del gobierno le llamaría para decirle que debe dinero, siempre le llegará una notificación por correo físico. Nunca de su información personal o financiera por teléfono. En caso de duda, pida la información de contacto de la persona que llama y comuníquese a la empresa o institución para preguntar si se han puesto en contacto con usted.

Del mismo modo, si una persona influyente en las redes sociales se pone en contacto con usted a través de las mismas y le pide la contraseña de su billetera virtual, conocida como frase de inicio [ING], información personal o dinero, ignore la petición. Desafortunadamente, es fácil para los estafadores crear cuentas sociales falsas y suplantar a las personas para tratar de engañarlo.

6. Pump and dumps

Un esquema de pump and dump [ING] ocurre cuando alguien o un grupo compra un gran número de inversiones, como una acción o cripto, para impulsar la demanda para que el precio suba o sea “bombeado” (“pumped”, en inglés). Luego, los que saben venden o “se deshacen” (“dump”, en inglés) del activo para obtener un beneficio rápido, haciendo que el precio caiga en picada, por lo que todos los que se quedan con él salen perdiendo.

Investigue siempre por usted mismo sobre las inversiones y nunca compre algo basándose en un consejo de alguien. Si ve a las mismas personas comprando y vendiendo un activo, podría indicar que se trata de una operación de “pump and dump”. Y si cree que compró una inversión que está siendo “pumped”, véndala y salga rápidamente.

7. Rug pulls

Un “rug pull” pasa cuando un criminal crea una criptomoneda o un NFT, manipula su valor y luego roba el dinero de los inversores. Un “rug pull” muy conocido fue el del token SQUID [ING]; una vez que su valor alcanzó un pico de $2,850, los desarrolladores “tiraron de la alfombra” de los inversores, impidiéndoles vender. El valor de la moneda se desplomó hasta casi cero, dejándola sin valor para los propietarios, mientras que los creadores de SQUID robaron millones de dólares.

Los defraudadores utilizan varias tácticas tecnológicas y activadores ocultos para el “rug pull”. La idea es promocionar un activo, por ejemplo, en las redes sociales, hacer que la gente lo compre y dejarlos con una inversión sin valor.

En octubre de 2021 se produjo una notoria operación de retirada de fondos de NFT, cuando una colección de 10,000 “Evolved Apes [ING]” salió al mercado y se agotó en diez minutos. Una semana después, el desarrollador, conocido como Evil Ape, sacó del proyecto 798 Ethereum, por valor de unos $2.7 millones. Ese dinero debía servir para pagar varios gastos, como el marketing, el desarrollo de un videojuego prometido y el reembolso al artista.

La lección es que, si un proyecto parece cocinado rápidamente, los desarrolladores no son conocidos, o el sitio web no parece legítimo, es probable que sea una estafa. Antes de comprar un NFT, compruebe los datos de la transacción para ver quién lo acuñó en la blockchain y cuándo. Es una forma fácil de detectar una réplica. Nadie quiere comprar una falsificación, especialmente cuando se supone que los NFT son activos digitales únicos e irremplazables.

Cómo mantenerse a salvo de las estafas con activos digitales

Las criptomonedas y los NFT son activos relativamente nuevos y complejos cuyo valor se ha disparado. Lamentablemente, por eso los estafadores pueden engañar a los inversores sin conocimientos y desprevenidos.

La mejor manera de protegerse de los ladrones cibernéticos es investigar bien antes de comprar una moneda o NFT y utilizar bolsas y mercados de confianza. Si alguien se acerca a usted en las redes sociales, le promete una rentabilidad garantizada y sin riesgos, quiere su información confidencial o le pide que le dé algo valioso, cuestione su motivación.

Aunque creo que hay grandes oportunidades de inversión en las criptomonedas y las NFT, si algo parece demasiado bueno para ser verdad, probablemente lo sea. Incluso si sigue los consejos aquí, todavía no hay garantía de que no pueda perder dinero en inversiones legítimas en cripto y NFT.

¿Quién debería invertir en criptomonedas y NFT?

Volvamos a las preguntas de los oyentes del podcast de Money Girl, Prakash y Susan. Prakash quería saber sobre los riesgos de obtener altos rendimientos en las stablecoins. Y Susan preguntó sobre cómo empezar a invertir en cripto como novato.

En primer lugar, quiero destacar que las criptomonedas y las NFT son inversiones alternativas que no encajan en las categorías convencionales, como las acciones y los bonos. Eso significa que los inversores promedios deberían poseer un porcentaje relativamente pequeño de ellas. Por ejemplo, si usted tiene $500,000 en inversiones totales, incluyendo bienes raíces, podría limitar su exposición a las criptomonedas a no más del 3% al 5% o de $15,000 a $25,000.

Sin embargo, si usted es un inversor conservador o no tiene un plan de retiro en el lugar de trabajo o por cuenta propia, la criptomoneda puede no ser apropiada para usted. Antes de realizar inversiones sujetas a impuestos, siempre hay que maximizar las opciones con ventajas fiscales, como un 401(k) o una IRA [ING].

La mayoría de los exchange de criptomonedas ofrecen stablecoins, como USD Coin (USDC, por sus siglas en inglés) [ING], vinculado al dólar estadounidense. Ahora mismo, puede ganar hasta un 10% en USDC en Crypto.com [ING]. Las bolsas pagan altos rendimientos por las stablecoins porque ofrecen liquidez en el mercado de las criptomonedas, lo que les permite ganar dinero haciendo criptopréstamos, de forma similar a como lo hacen los bancos tradicionales.

Las stablecoins se han comparado con las cuentas del mercado monetario, que también se esfuerzan por igualar al dólar estadounidense; sin embargo, no es una comparación de manzanas con manzanas porque las cuentas de criptomonedas no están aseguradas por la FDIC [ING]. Por lo tanto, los altos rendimientos de las criptomonedas tienen en cuenta el riesgo potencial de un mercado relativamente joven con poca regulación.

Aunque los exchange de buena reputación no han hecho que los inversores de stablecoin pierdan dinero, siempre es posible. Y a medida que el mercado madure, es probable que veamos que los rendimientos de las stablecoin caen significativamente.

Mi consejo para Susan es que, si está interesado en comprar criptomonedas sin la volatilidad de monedas como bitcoin o Ethereum, la compra de una stablecoin de alto rendimiento podría ser un gran lugar para empezar. De nuevo, limite su exposición total a un porcentaje que tenga sentido para sus objetivos financieros y su tolerancia al riesgo.

El primer paso para invertir en criptomonedas es abrir una cuenta en una bolsa de valores de confianza, como Crypto.com [ING], Coinbase, o BlockFi.

A continuación, transfiera los fondos de su cuenta bancaria a la bolsa. Pueden pasar uno o dos días hasta que su cuenta reciba fondos, y entonces podrá comprar cualquier activo digital que aparezca allí.

Muchas exchange ofrecen mucha información sobre sus monedas, NFT y temas relacionados con las blockchain. Coinbase tiene una función de “Aprender y Ganar” en la que se completa una pequeña cantidad de información sobre ciertas monedas y se pagan pequeñas cantidades de la moneda como recompensa. Por lo tanto, es una excelente plataforma para que los principiantes exploren y vean si poseer cripto es adecuado para ellos.

Este artículo de Laura Adams fue publicado originalmente en Quick and Dirty Tips [ING].

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC