No deje que las reparaciones innecesarias de su auto le hagan endeudarse más con la tarjeta de crédito.

minutos de lectura

4

Steer Clear of These 6 Common Car Repair Rip-Offs | estafas de mecánicos
Sean Locke Photography / shutterstock.com

Evite estas 6 estafas comunes en la reparación de automóviles

Si usted es como muchos consumidores, probablemente no tenga un amplio conocimiento de las partes y piezas que mantienen su auto funcionando sin problemas. Cuando su vehículo empieza a hacer ruidos o avisos de alarma en el tablero, es probable que visite a un mecánico para averiguar qué está pasando.

La mayoría de los mecánicos son honestos, pero algunos no son tan dignos de confianza, por lo que resulta útil saber a qué atenerse cuando se trata de  estafas de mecánicos que quieren aumentar su factura de reparación.

“La mejor manera de evitar las estafas de mecánicos en la reparación de automóviles es estar preparado”, aconseja la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés),[1] “Saber cómo funciona su vehículo y cómo identificar los problemas comunes del automóvil es un buen comienzo”.

1. El miedo a la luz de “check engine”

Cuando la luz de “check engine” del tablero se enciende y permanece encendido, es fácil imaginar lo peor. ¿Su motor lo va a dejar tirado en una autopista o en el carril de giro a la izquierda en un cruce con mucho tráfico? ¿Necesita un motor nuevo?

Según Consumer Reports, la luz de revisión del motor puede indicar cualquier cosa, desde un tapón de gasolina suelto hasta un motor defectuoso [2], pero un mecánico deshonesto puede aprovecharse de sus peores temores sobre la luz del motor.

La buena noticia es que probablemente pueda hacerse una idea de lo que ocurre con la luz de revisión del motor si va a su tienda local de piezas de autos. Tiendas como Auto Zone conectan una máquina de diagnóstico que puede detectar fallos en el motor u otros problemas, así que inténtelo antes de concertar una cita con un mecánico.

Descubra: 9 formas de ahorrar dinero en las reparaciones del auto

2. Ventas engañosas para el cambio de aceite

Puede ser tentador utilizar el cupón recibido por correo para un cambio de aceite barato en la tienda de neumáticos de la calle. Sin embargo, el negocio que ofrece el cupón probablemente no obtendrá beneficios de su cambio de aceite barato, por lo que un técnico deshonesto podría intentar venderle servicios o reparaciones que no necesita para salir ganando.

En lugar de buscar el cambio de aceite más barato de la ciudad y arriesgarse a caer en estafas de mecánicos, encuentre y mantenga un mecánico de confianza y pídale que le cambie el aceite, junto con el resto del mantenimiento regular del vehículo.

Descubra: 10 formas fáciles de ahorrar dinero en el auto [ENG]

Non-itemized estimates
Have a nice day Photo / shutterstock.com

3. Estimados no desglosados

Si pide un estimado por escrito de los costos de reparación y el mecánico o el concesionario imprimen un estimado que no está detallado, pida un desglose de las piezas y los costos de mano de obra para saber lo que está pagando.

Según la Comisión Federal de Comercio (FTC, por sus siglas en inglés), un estimado detallado debe identificar lo que se va a reparar, las piezas necesarias y la mano de obra prevista para las reparaciones.

Es fácil buscar el costo de las piezas en Internet para saber si un precio estimado es justo, e incluso puede encontrar el costo típico en su región para una reparación específica en sitios como RepairPal [3].

4. Costos inflados de las piezas

Algunos mecánicos pueden aumentar los precios de piezas, entre un 10% y un 20%, para obtener un pequeño beneficio, pero si el margen de beneficio es exagerado -un 200% o un 300%, por ejemplo-, ese margen de beneficio es una estafa de mecánicos.

Aunque el costo de las piezas de automóvil puede parecer un terreno misterioso en el que sólo pueden entrar los mecánicos, es sorprendentemente fácil encontrar los precios de las piezas de automóvil en Internet.

Sólo tiene que buscar por la marca y el número de modelo de su vehículo en las tiendas de repuestos o en otros sitios web de piezas. Pídale al mecánico los nombres de las piezas necesarias para hacer las reparaciones y luego búsquelas para asegurarse de que los precios que le cobra son justos.

5. Mantenimiento programado prematuro

Si un mecánico insiste en que necesita reemplazar las bujías y cambiar el refrigerante del motor en su auto que sólo tiene 20,000 millas pero el manual del propietario del vehículo recomienda esos servicios de mantenimiento a las 100,000 millas, podría estar vendiéndole servicios que no necesita.

El recurso automotriz Edmunds.com recomienda consultar el manual del propietario de su vehículo y llevar las tablas de mantenimiento programado del fabricante cuando visite al mecánico [4].

Infórmese: 8 maneras en las que las leyes del limón de su estado pueden ayudarle cuando su máquina es un desastre [ENG]

Suspect front-end work
makasana photo / shutterstock.com

6. Trabajo sospechoso en la suspensión delantera

El ciudadano promedio no sabe mucho sobre el funcionamiento de la suspensión delantera de un vehículo. Por eso, si lleva su auto para que revisen un volante que vibra ligeramente y el mecánico le dice que necesita un costoso trabajo en la suspensión delantera, no se apresure a dar el visto bueno a una reparación costosa.

Si un mecánico en el que no confía dice que su auto necesita rótulas de dirección o juntas de rótula y su auto sigue siendo controlable y no hace sonidos extraños, busque una segunda opinión en otro taller antes de pagar por reparaciones potencialmente innecesarias, recomienda el recurso de automoción AutoWise [5].

Este artículo de Deb Hipp se publicó originalmente en Debt.com.

Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC