Evite estos errores comunes de presupuesto en el año nuevo para tener éxito financiero

3 minute read

¿Es incapaz de ceñirse a un presupuesto mensual pero no sabe qué es lo que está haciendo mal? O tal vez esté listo para encaminar sus finanzas en 2022 pero no está seguro de cómo crear un presupuesto que funcione. En cualquier caso, su presupuesto mensual de este año podría ser justo lo que necesita para ayudar a pagar las deudas, hacer los pagos a tiempo y ahorrar para emergencias o grandes compras.

Si quiere elaborar un presupuesto que funcione para el 2022, asegúrese de evitar estos ocho errores comunes en la elaboración de presupuestos.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. No tener un presupuesto

Uno de los mayores errores de presupuesto que puede cometer es no tener un presupuesto. Si ha estado improvisando cada mes llevando la cuenta de las facturas y las fechas de vencimiento en su cabeza y sacando su tarjeta de crédito para la mayoría de las compras, esa es una receta para gastar en exceso.

Para empezar a crear un presupuesto, descárguese una aplicación de presupuestos como Mint [ING] o You Need a Budget  [ING] (YNAB, por sus siglas en inglés). Si se siente más cómodo con un presupuesto impreso, encontrará muchos consejos y plantillas de presupuesto en Internet.

Descubra: Crear un presupuesto que realmente funcione para usted

2. Adivinar las facturas mensuales

Es posible que durante uno o dos meses tenga que hacer estimaciones aproximadas de algunas partidas del presupuesto. Sin embargo, una vez que el presupuesto se ponga en marcha, debería tener una buena idea de cuánto asignar al alquiler, la hipoteca, los pagos del auto, el seguro y los gastos cotidianos. Preste atención a lo que gasta y luego ajústelo en consecuencia.

Descubra: Siga estos 4 pasos para ponerse al día con las facturas cuando se ha atrasado [ING]

3. No hacer un seguimiento de los gastos

Una vez que tenga un presupuesto, haga un seguimiento de sus gastos para asegurarse de que se mantiene en el camino. Saber cuánto gasta cada mes o cada semana puede ayudarle a ver si el presupuesto que tiene funciona o si el mes que viene hay que ajustarlo.

Descubra: 6 formas sencillas de controlar sus hábitos de gasto

4. Asignar las facturas grandes a un solo cheque de pago

Puede parecer lógico destinar la mayor parte de una paga quincenal a la hipoteca o el alquiler y el otro cheque de ese mes a los pagos del auto, el seguro médico u otro gasto importante. Sin embargo, es mejor destinar una cantidad de cada nómina a los grandes gastos recurrentes. De este modo, si tiene una reparación inesperada del auto, un electrodoméstico que se rompe u otro gasto de emergencia, aún tendrá suficiente para pagar las grandes facturas mensuales.

Descubra: 6 remedios para vivir con su sueldo todo el mes 

5. Ser poco realista

Pocas cosas son más desalentadoras que entusiasmarse con el cumplimiento de su nuevo presupuesto y luego darse cuenta de que a menudo supera las cantidades asignadas en varias categorías. Presupuestar más bajo en ciertas categorías puede sentirse bien cuando se elabora el presupuesto, pero si no es realista, podría desanimarse y acabar abandonando todo el presupuesto.

En lugar de rendirse, haga ajustes, aumentando las asignaciones cuando sea necesario y aprendiendo de esos primeros intentos de presupuesto. Pronto volverá a tener un presupuesto mensual más realista.

6. Omitir los gastos anuales

Por muy bien que parezca funcionar su presupuesto mensual, si no asigna una parte cada mes a los gastos anuales recurrentes, podría verse en un aprieto financiero más adelante. No se olvide de asignar dinero para el ahorro designado para los gastos anuales como los impuestos sobre la propiedad y la renta y el seguro del automóvil, del propietario y del inquilino, también.

7. No presupuestar los ahorros para emergencias

Si deposita en su cuenta de ahorros para emergencias sólo cuando le sobra dinero, probablemente no haga un depósito de cada cheque de pago. Es demasiado fácil gastar el dinero en otra cosa. Asegúrese de presupuestar al menos una pequeña cantidad cada mes para el ahorro de emergencia. De este modo, cuando haya una emergencia costosa, tendrá suficientes ahorros para cubrirla y no tener que hacer pagos atrasados de otras facturas.

Descubra: 4 formas de acumular ahorros de emergencia rápidamente en 2022 [ING]

8. Privarse totalmente

Su presupuesto puede quedar bien sobre el papel, pero si se priva de todos los placeres al preparar el plan mensual, podría resentir el presupuesto al quitar demasiadas cosas que le gustan. Por ejemplo, si le gusta hacer ejercicio, presupueste su suscripción al gimnasio y recorte buscando formas de ahorrar en las compras del supermercado u otros gastos. Deje espacio en su presupuesto para pequeños lujos, como salir a cenar de vez en cuando o una prenda de ropa nueva cada tanto.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC