Análisis Gratuito de Deuda

Contact us at (844)-669-4596

Es difícil enseñar educación financiera a sus hijos cuando usted mismo no sabe tanto.

Debt.com se esfuerza por brindarles a nuestros usuarios información útil sin dejar de ser imparcial y veraz. Hacemos que nuestros patrocinadores y socios cumplan con los más altos estándares de la industria. Una vez investigados, los patrocinadores pueden compensarnos por los clics y las transacciones que se producen desde un enlace dentro de esta página.

Los padres temen tanto enseñar a sus hijos sobre el dinero, que la mayoría espera 15 años para empezar a hacerlo.

Pero cuando hablan de ello, no es muy efectivo. Cuando lo intentan, los padres se aferran a temas de nivel superficial como el presupuesto y el ahorro, lo que podría perjudicar el conocimiento de sus hijos a largo plazo.

En un examen que mide a los estudiantes de todo el mundo en matemáticas, ciencias y educación financiera, casi el 22 por ciento de los jóvenes de 15 años de los EE.UU. obtuvieron un puntaje por debajo de un grado de aprobación, dice el Centro Nacional de Estadísticas Educativas (National Center for Educational Statistics, en inglés).

Esto es lo que los padres están haciendo mal, y cómo pueden arreglarlo…

Los padres pueden enseñar lo básico, pero no mucho más

Muchos padres están de acuerdo en enseñar a sus hijos a ahorrar dinero, pero la responsabilidad, literalmente, se detiene ahí.

Cuando se trata de lecciones específicas de finanzas personales, como ahorrar para la jubilación, inversiones e historial de crédito, los padres no son tan útiles para sus hijos, según una encuesta de U.S. Bank. Resulta que los padres pueden estar mal informados acerca de algunos temas financieros, y no pueden enseñarles con precisión a sus hijos acerca de ellos.

“Hablar con los adolescentes sobre el dinero debe ser tan rutinario como cepillarse los dientes o ir de compras al supermercado”, dice Robyn Gilson, entrenadora de U.S. Bank de Educación Financiera Estudiantil: “Necesitan tener confianza en el crédito y la planificación para el futuro, de lo contrario el impacto es costoso.”

Según la encuesta, el 77 por ciento de los padres habla con sus hijos sobre el ahorro de dinero en general, y más de la mitad habla sobre el presupuesto y la construcción y/o mantenimiento del crédito. Pero sólo el 30 por ciento de los padres hablan de invertir dinero; mientras que el 32 por ciento educa a los niños sobre cómo ahorrar dinero para la jubilación.

Esto podría deberse a que los propios padres no entienden bien las finanzas personales. Cincuenta y uno por ciento (51%) de los padres piensan que la cantidad de dinero que usted tiene en el banco afecta su puntaje de crédito, mientras que el 52 por ciento cree que los cheques y las tarjetas de débito ayudan a crear crédito. Ninguna de las dos cosas es verdad.

Los padres esperan demasiado tiempo para empezar a enseñar a sus hijos sobre el dinero

Es fácil juzgar la terquedad de una persona, por el tiempo que evita tener conversaciones difíciles con su familia. Veinticinco por ciento (25%) de los padres están bien esperando a tener conversaciones financieras importantes, hasta que “su edad o su salud se conviertan en un problema”, según un estudio de TIAA, una compañía de servicios de seguros. Además, el 20 por ciento (20%) está de acuerdo con no tener la conversación en absoluto.

La mayoría de los padres, un 67 por ciento (67%), piensan que sus hijos de 5 a 8 años deberían estar aprendiendo sobre el dinero, dice una encuesta de Junior Achievement USA. Pero sus hábitos dicen lo contrario – de nuevo, la mayoría no les enseña sobre finanzas hasta que tienen al menos 15 años, dice T. Rowe Price.

No es una gran sorpresa que los padres estén apenas más interesados en hablar con sus hijos sobre las finanzas que sobre el sexo. Para los padres, es una más cuestión sobre: “qué es peor” que sobre “qué es necesario”. Lo que es necesario, sin embargo, es que los padres enseñen a sus hijos sobre el dinero.

Sin embargo, debido a su propia ignorancia financiera, los padres a menudo no pueden hacer esto. Claro, el presupuesto y el ahorro son fáciles para algunos, pero invertir y ahorrar es difícil para muchos padres. Esto deja a los niños – crecidos o no – con la creencia de que cuando se trata de dinero, ¡todo está bien! ¡No hay nada que ver aquí! En realidad, los padres están ocultando su ignorancia.


El juego de la culpa

Un abrumador 92 por ciento de todos los padres piensan que es crucial incluir a sus hijos en las discusiones financieras sobre sus préstamos, dice una encuesta de Discover (en inglés). Pero los padres se encuentran con problemas cuando intentan fingir su conocimiento del dinero.

El estudio del U.S. Bank encontró que el 77 por ciento de los padres hablan de ahorrar dinero en general, y más de la mitad de ellos hablan de construir y mantener el crédito. Al mismo tiempo, el 51 por ciento de los padres piensa que el dinero en sus ahorros afecta su puntaje de crédito, y el 52 por ciento piensa que las tarjetas de débito y los cheques ayudan a su puntaje de crédito – ambos son falsos. La falta de conocimiento lleva a los padres a enseñar sus malos hábitos a sus hijos.

Pero no todo es malo. El noventa por ciento (90%) de los niños y padres piensan que se debería enseñar educación financiera en la escuela secundaria, dice un estudio de Next Gen Personal Finance (en inglés). Si usted no puede enseñar, busque a alguien más que lo haga.

La generación sándwich está financiando a sus hijos adultos

Muchos adultos jóvenes no tienen ni idea de lo que entra en el presupuesto, y eso podría ser porque sus padres nunca les dejan entrar en las finanzas del hogar. Según la encuesta del U.S. Bank, el 56 por ciento de los padres de personas entre 18 y 24 años de edad, dicen que sus hijos tenían poca o ninguna participación con las finanzas familiares. No es de extrañar que no sepan qué hacer luego con el dinero, una vez que dejan el nido.

“Parece que cuando los padres simplemente hablan con sus hijos sobre el dinero, se imparten lecciones valiosas”, dice Howard Dvorkin, presidente de Debt.com. “Cuando los padres dan dinero a sus hijos, se producen excelentes hábitos.”

El problema número uno que tienen los padres con la forma en que los jóvenes piensan sobre el dinero, es que hay demasiada dependencia de mamá y papá. A los padres también les preocupa que a sus hijos adultos no les importe las metas a largo plazo, ni entiendan lo importante que es ahorrar para la jubilación.

Los padres que están apoyando a sus hijos adultos, también enfrentan los retos de apoyar a sus padres ancianos. Pew dice (en inglés) que casi la mitad de los adultos entre 40 y 50 años están apoyando financieramente a un padre de 65 años o más, mientras que también están apoyando financieramente a un hijo adulto.

Cómo enseñar a los niños sobre el dinero a cualquier edad

La educación de los niños sobre el dinero debe comenzar a una edad temprana, incluso a partir de los dos años de edad. Los buenos hábitos financieros, les ayudarán durante toda su vida si usted hace un buen trabajo.

Hay juegos de presupuesto y aplicaciones, y también divertidas lecciones de dinero por toda la Internet. Deje que le observen, y le hagan cualquier pregunta que tengan sobre cómo funcionan las cosas. Puede parecer tedioso o molesto, pero en realidad estarán contentos de aprender.

Para los jóvenes, hágalo divertido. Los niños de 2 a 5 años pueden aprender a sumar y restar mientras cuentan dinero. Para niños más grandes, de 6 a 10 años de edad, enséñeles cómo abrir una cuenta de ahorros y presupuestar una asignación. Expóngalos a lo que usted hace cuando le pagan y a dónde va su dinero.

Para los preadolescentes, introduzca cómo obtener un ingreso, como ganar dinero por las tareas domésticas o cuidando a los vecinos. Para los adolescentes, es importante hablar sobre el costo de la universidad y cómo funcionan los préstamos estudiantiles. Tal vez no quiera pensar en conseguirles una tarjeta de crédito todavía, pero muéstreles cómo funcionan los puntajes de crédito y lo que entra en un buen historial de crédito.

No importa la edad que tenga su hijo o hija, no le oculte información financiera. Muéstreles cómo se gana un dólar, y lo que significa cuando se gasta o se ahorra.

Para obtener más información sobre cómo enseñarles a sus hijos sobre finanzas, visite la guía ¿Cuál es la mejor manera de enseñarles finanzas a los niños?, y sobre el dinero de Debt.com.

Acorns - Invest your spare change from everyday purchases

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Dori Zinn

Dori Zinn

Dori Zinn is a full-time freelance journalist based in Fort Lauderdale, Fla. She’s president of Blossomers Media, Inc., a web development and online media consulting company. Along with her work on debt.com, she’s been a longtime freelancer for Money Talks News — a personal and consumer finance website — and South Florida Gay News — the largest weekly LGBT newspaper in the South.Zinn has written for a variety of other publications, including Huffington Post, The Week, Quartz, Fort Lauderdale Magazine, Indulge, and realtor.com.

Publicado porDebt.com, LLC