Cuando necesite dinero urgentemente, no caiga en las opciones fáciles que pueden empeorar sus problemas financieros

minutos de lectura

4

5 Fast-Cash Options to Avoid When You’re Desperate dinero fácil
muratart / shutterstock.com

5 opciones de “dinero fácil” que debe evitar cuando esté desesperado

Cuando el dinero es escaso, las numerosas opciones de dinero fácil que llegan a su correo, o que están disponibles en la tienda de préstamos de día de pago de la calle, pueden parecer una respuesta rápida a sus problemas financieros.

Sin embargo, conseguir dinero rápido cuando se está desesperado suele tener un precio elevado.

Por un lado, a menos que pida un préstamo tradicional a un banco o a otro prestamista de confianza, normalmente pagará un tipo de interés superior a la media en los préstamos rápidos. De hecho, algunos prestamistas de dinero rápido cobran tipos de interés tan altos que hacen que devolver el préstamo sea difícil, o si no, imposible para muchos prestatarios.

Entonces, ¿cómo puede saber de cuales opciones de dinero fácil debe huir cuando necesite dinero? Descubra las 5 vías que debe evitar cuando le falte dinero.

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. Préstamos de día de pago

No es ningún secreto que los préstamos de día de pago a corto plazo son una mala idea. Según la Comisión Federal de Comercio [1] , estos préstamos de alto interés cobran una tasa porcentual anual (APR, por sus siglas en inglés) del 390% o más.

“Desgraciadamente, algunas operaciones de préstamos de día de pago han empleado el engaño y otras conductas ilegales para aprovecharse de los consumidores en apuros económicos que buscan estos préstamos”, dice la FTC.

En lugar de pedir un préstamo de día de pago, busque otras formas de conseguir el dinero que necesita para pagar las facturas. Venda algo en Internet, acepte un trabajo a tiempo parcial o solicite una tarjeta de crédito con una APR del 0% durante 12 o 15 meses. Después, utilice la tarjeta de forma responsable para pagar las facturas hasta que haya mejorado su situación financiera.

2. Préstamos sobre el título

Los préstamos sobre el título son tan malos como los préstamos regulares de día de pago, ya que, si no puede pagar el préstamo, su fiel vehículo acabará a la venta en el lote de autos de préstamos sobre el título. Esto se debe a que, para obtener un préstamo sobre el título a 30 días, el plazo típico del préstamo, debe entregar el título de su auto o camioneta. [2]

Si no puede pagar el préstamo, más una cuota, no sólo habrá gastado la mayor parte (o todo) del dinero que pidió prestado, sino que también tendrá que comprar un nuevo vehículo, lo que le hará hundirse aún más en la deuda.

Si es absolutamente necesario que obtenga un préstamo y tiene un puntaje de crédito inferior a 620, considere la posibilidad de recurrir a un prestamista de confianza que trabaje con bajos puntajes de crédito, seguramente le cobrará un tipo de interés ligeramente superior a la media, pero al menos podría permitirle reconstruir su crédito si realiza los pagos a tiempo.

Descubra: Cómo conseguir un préstamo personal con mal crédito

Credit card cash advances
0tvalo / shutterstock.com

3. Anticipos de efectivo de la tarjeta de crédito

Los anticipos en efectivo de una tarjeta de crédito pueden ser dinero fácil, pero no son baratos. La APR promedio de los anticipos en efectivo es del 24.8%, según una revisión de Creditcards.com de 2020 de 100 tarjetas de crédito populares. [3]

La mayoría de las tarjetas de crédito tienen una APR promedio de entre el 17% y el 24%, así que considere pagar las facturas con su tarjeta de crédito si no tiene suficiente dinero en el banco en lugar de pagar más con un costoso adelanto en efectivo.

4. Pedir dinero prestado a amigos y familiares

Pedir dinero prestado a amigos y familiares es arriesgado, ya que, si no puede devolver el préstamo, la relación podría quedar permanentemente dañada o destruida por no cumplir con lo pactado.

Si pedir prestado a un amigo o familiar parece su única opción, ponga por escrito las condiciones de pago y la duración del préstamo para que no haya malentendidos ni sentimientos heridos más adelante. Después, tome todas las medidas necesarias para devolver el dinero a tiempo.

5. Cheques de conveniencia de la tarjeta de crédito

Cuando recibe un “cheque de conveniencia” en blanco por correo del emisor de su tarjeta de crédito, cobrarlo le permite acceder inmediatamente a la línea de crédito de su tarjeta. El dinero fácil puede ser justo lo que necesita para cubrir los gastos mensuales. Sin embargo, normalmente pagará un precio elevado por este tipo de anticipo de efectivo.
Los cheques de conveniencia suelen llevar consigo elevadas APR y comisiones adicionales, así que lea atentamente la letra pequeña antes de cobrar el cheque. Mejor aún, evite la “conveniencia” del dinero rápido con este método, ya que una APR alta, junto con el adelanto de efectivo u otros cargos es lo último que necesita cuando tiene problemas financieros.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
Yes
No

About the Author

Deb Hipp

Deb Hipp

Deb Hipp es un escritor independiente de tiempo completo que reside en Kansas City, MO. Deb pasó de no poder obtener la aprobación de una tarjeta de crédito o un préstamo hace 20 años, a tener un excelente crédito hoy, y haberse convertido en propietario de su casa. Deb aprendió sus lecciones sobre el dinero por el camino más difícil. Ahora ella quiere compartir sus experiencias, para ayudarlo a pagar sus deudas, arreglar su crédito y dejar de estar al borde de la quiebra todo el tiempo. Los artículos de finanzas personales y créditos de Deb suelen publicarse en editoriales relevantes como Credit Karma y The Huffington Post.

Publicado por Debt.com, LLC