Descubra las diferencias fundamentales que debe tener en cuenta y cómo afectan a sus impuestos actuales y a su futura jubilación

6 minute read

Si trabaja en una empresa que ofrece un plan de jubilación [ENG], como una cuenta 401(k) o una 403(b), probablemente tenga la opción de hacer aportaciones “tradicionales” o “Roth” a su cuenta. Aunque disponer de más opciones de inversión es algo positivo, es posible que se sienta abrumado o confundido sobre las ventajas de cada una de ellas.

Hoy repasaré los puntos críticos sobre las diferencias entre un plan de jubilación tradicional y uno Roth en el trabajo. Aprenderá quién puede participar, cuánto puede aportar y cómo afectan a su jubilación y a sus impuestos.

¿Qué es un plan de jubilación 401(k)?

Sólo las empresas pueden ofrecer un plan de jubilación 401(k) o 403(b) tradicional o Roth a los trabajadores que reúnan los requisitos necesarios. Es posible que tenga que alcanzar una determinada edad, como 21 años, o estar empleado durante un periodo, como uno o seis meses, para poder optar a ellos.

Las empresas pueden personalizar ciertas características de sus planes de jubilación; sin embargo, deben cumplir con la Ley de Seguridad de Ingresos de Jubilación de los Empleados de 1974 (ERISA, por sus siglas en inglés) [ENG]. Se trata de una ley federal que establece normas mínimas para la mayoría de los planes de jubilación en el lugar de trabajo, lo que protege a los participantes. Su empresa debe proporcionar cada año un Resumen de la Descripción del Plan, que explica las características de su plan de jubilación y sus derechos.

Cuando se inscribe en un plan 401(k), autoriza a su empresa a deducir automáticamente de su nómina las aportaciones elegidas y enviarlas a su cuenta de jubilación. Si su empresa ofrece fondos de contrapartida [ENG], aporta dinero adicional de forma gratuita.

Un ejemplo de la típica aportación de la cuenta 401(k) es 2% o 3% de su remuneración. Por ejemplo, si su salario es de $40,000 al año, el 2% son $800. Si usted contribuye con esa cantidad, también lo hará su empresa, lo que le dará una contribución total de $1,600 ($800 de su sueldo más $800 de su empresa). Y si sólo puede contribuir con $500, su empresa contribuirá con $500, lo que supone una contribución total de $1,000.

No hay muchas formas de ahorrar para la jubilación que garanticen un rendimiento del 100%, incluso antes de tener en cuenta el rendimiento de las inversiones. Así que asegúrese siempre de participar en un plan en el lugar de trabajo y de aprovechar al máximo los fondos de contrapartida cuando se le ofrezcan.

Algunos planes de jubilación vienen con un calendario de adquisición de derechos. Se trata de un periodo en el que debe permanecer empleado para hacer suyas las aportaciones de contrapartida u otros fondos proporcionados por la empresa, como la participación en los beneficios. Sin embargo, sus aportaciones siempre se adquieren al 100%. Nunca se pierde el dinero propio que se pone en una cuenta de jubilación (a menos que las inversiones elegidas pierdan dinero).

Los límites anuales de las aportaciones a los planes 401(k) y 403(b) han ido aumentando lentamente cada pocos años, según las normas del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés). Para 2021, puede aportar hasta $19,500, o $26,000 si tiene más de 50 años. Los altos límites de aportación, las deducciones automáticas de la nómina y la equiparación gratuita hacen que los planes de jubilación en el lugar de trabajo sean populares y útiles para aumentar el patrimonio que se gastará en la jubilación.

Diferencias entre las cuentas de jubilación tradicionales y las Roth

Ahora que ya conoce los fundamentos de las cuentas de jubilación, vamos a tratar las diferencias entre las cuentas tradicionales y las Roth.

Una cuenta de jubilación tradicional permite realizar aportaciones antes de impuestos, lo que le proporciona un beneficio fiscal en el año en que las realiza. No paga ningún impuesto sobre la renta por el dinero que invierte. En cambio, paga el impuesto sobre la renta por sus aportaciones y sus ganancias de inversión cuando retira dinero en la jubilación.

Una cuenta de jubilación Roth requiere que realice aportaciones después de impuestos, lo que no le proporciona un beneficio fiscal inicial. Sin embargo, la gran ventaja es que puede retirar tanto las aportaciones como los beneficios totalmente libres de impuestos durante la jubilación (siempre que haya sido titular de la cuenta durante al menos cinco años).

Por tanto, la principal diferencia entre las cuentas tradicionales y las Roth es cuándo se pagan los impuestos. Una cuenta de jubilación tradicional le ayuda a reducir su factura de impuestos sobre la renta actual. Y una Roth le permite evitar el impuesto sobre la renta cuando utilice la cuenta en el futuro.

Con una cuenta Roth, puede retirar sus aportaciones en cualquier momento. Esto se debe a que ya ha pagado impuestos por ellas. Sin embargo, si retira las ganancias antes de los 59.5 años, deberá pagar una penalización del 10%, más el impuesto sobre la renta, sobre la parte no gravada.

El inconveniente de cualquier cuenta de jubilación es que se le penaliza por sacar las cantidades que no han tributado antes de alcanzar la edad oficial de jubilación de 59.5 años.

5 formas en que una cuenta Roth en el lugar de trabajo es diferente de una Roth IRA

Muchas personas asumen erróneamente que todas las cuentas Roth son iguales. Es importante entender cinco diferencias principales entre una cuenta Roth 401(k) y una Roth IRA [ENG].

1.  Los límites de ingresos anuales se aplican a una Roth IRA, pero no a una Roth en el trabajo. Cuando sus ingresos superan los límites anuales, no puede realizar nuevas aportaciones a una Roth IRA. Para 2021, los contribuyentes solteros con ingresos superiores a $140,000 y los declarantes conjuntos con ingresos familiares superiores a $208,000 quedan bloqueados. Sin embargo, con una cuenta Roth 401(k) o 403(b), puede contribuir sin importar cuánto gane.

2. Los límites de contribución anual para una Roth IRA son mucho más bajos que los de una Roth en el lugar de trabajo. En 2021, puede aportar hasta $6,000, o $7,000 si tiene más de 50 años, a todas sus cuentas IRA. Como mencioné anteriormente, puede contribuir un total de hasta $19,500, o $26,000 si tiene más de 50 años, a sus cuentas de jubilación en el lugar de trabajo.

3. Las distribuciones mínimas obligatorias (RMD, por sus siglas en inglés) no se aplican a las cuentas Roth IRA. Puede mantener el dinero en la cuenta indefinidamente y transmitirlo a sus herederos. Sin embargo, debe retirar las RMD de una cuenta Roth en el trabajo a más tardar a los 72 años (a menos que siga trabajando allí). Siempre que haya tenido la cuenta durante cinco años, sus distribuciones estarán libres de impuestos.

4. Los retiros anticipados  de las aportaciones de la cuenta Roth IRA pueden realizarse en cualquier momento sin que se produzcan impuestos sobre la renta o una penalización. Sin embargo, la retirada de fondos de una Roth en el trabajo suele estar sujeta a condiciones, como experimentar una dificultad financiera como facturas médicas impagas o gastos funerarios.

5. Los préstamos suelen estar permitidos para una Roth en el trabajo. Debe devolver el importe a la cuenta con intereses en un plazo de cinco años. Sin embargo, tomar un préstamo de una cuenta Roth IRA no está permitido.

Así, puede ver que una Roth 401(k) y una Roth IRA tienen ventajas similares y tienen diferencias en cuanto a cómo los participantes pueden utilizarlos.

RELACIONADO: ¿Qué es una Backdoor Roth IRA? [ENG]

¿Debe elegir una cuenta de jubilación tradicional o Roth?

Un factor importante a la hora de elegir una cuenta de jubilación tradicional o una Roth son los tipos impositivos que se aplicarán en el futuro y cuánto ganará durante la jubilación. Ninguno de nosotros puede predecir el futuro, así que tenemos que adivinar qué será lo mejor.

Si prefiere un “pájaro en mano” para reducir los impuestos más pronto que tarde, entonces una cuenta tradicional puede resultarle atractiva. Pero si no le importa pagar impuestos en el año en curso, entonces una Roth tiene más ventajas a largo plazo.

Si no está seguro de qué tipo de cuenta elegir, o si quiere beneficiarse de ambos tipos de cuentas, puede dividir las aportaciones entre una Roth y una 401(k) o 403(b) tradicional en el mismo año. Puede elegir cualquier proporción, como 50/50 o 20/80, siempre que el total no supere el límite anual permitido por el Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés).

Si sus ingresos son demasiado elevados para una cuenta Roth IRA, disponer de una Roth en el trabajo es una magnífica ventaja. Como ya he mencionado, no hay límites de ingresos para una Roth en el lugar de trabajo. Eso significa que las personas con altos ingresos pueden utilizar una y disfrutar de retiros libres de impuestos en el futuro.

Disponer de ingresos imponibles y no imponibles en la jubilación es una buena idea. Así que, en lugar de deliberar entre un plan tradicional o una Roth en el trabajo, considere las ventajas de utilizar ambos. Si tiene una aportación del empleador, esas aportaciones son siempre tradicionales o antes de impuestos. Por lo tanto, elegir una Roth 401(k) o 403(b) es una excelente manera de diversificar sus ingresos y opciones futuras.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams, Quick and Dirty Tips

Laura Adams es una autora galardonada de varios libros, incluidos “Smart Moves to Grow Rich de Money Girl”. Su título más reciente, Plan para estar Libre de Deudas: “Cómo salir de las deudas y construir la vida financiera que usted ama”, es una nueva versión de Amazon No. 1.

Publicado por Debt.com, LLC