Separarse de su cónyuge significa dividir sus finanzas: con las deudas incluidas

5 minute read

El divorcio no es nada fácil. Además de las emociones que conlleva, hay decisiones difíciles inherentes a la separación de una vida en dos.

Se quiera afrontar o no, el divorcio es una parte común de la vida. 90% de las personas se casan a los 50 años, según la Asociación Americana de Psicología [ING]. Pero entre el 40 y el 50% de las parejas casadas se divorcian.

Durante el tiempo que estuvieron juntos, probablemente acumularon bienes y probablemente crearon deudas. Saber lo que ocurre con las finanzas en un divorcio puede ayudar a las personas a evitar una catástrofe más adelante.

Aquí hay 10 cosas que debe saber sobre cómo se manejan las deudas durante un divorcio:

Haga clic aquí para inscribirse en nuestro curso gratuito de educación financiera por correo electrónico.

1. La responsabilidad de las deudas varía según el lugar en el cual viva

Debt responsibility varies by location

Cuando se trata de desenredar su vida financiera durante un divorcio, su ubicación determina en gran parte quién es responsable de qué deuda.

Por ejemplo, en los estados de bienes gananciales, ambos cónyuges son responsables de las deudas contraídas durante el matrimonio, independientemente del nombre que figure en la cuenta, como regla general (existen excepciones). Los estados de bienes gananciales [ING] son:

  • Arizona
  • California
  • Idaho
  • Luisiana
  • Nevada
  • Nuevo México
  • Texas
  • Washington
  • Wisconsin

2. Cómo maneja la deuda un Estado de distribución equitativa

How an equitable distribution state handles debt

La mayoría de los estados se adhieren a la regla de “distribución equitativa”.

En estos estados, un juez de familia decidirá lo que es equitativo (o justo) y distribuirá los bienes y las deudas en consecuencia. Cada cónyuge puede reclamar legalmente lo que considere una cantidad justa y equitativa de sus bienes, así como de sus deudas.

Los bienes y las deudas pueden no dividirse utilizando la misma fórmula en todos los casos. Por ejemplo, uno de los cónyuges podría tener más deudas que bienes o viceversa.

3. Los contratos de préstamo se mantienen a pesar del divorcio

Lender contracts remain in place despite divorce

Un divorcio no importa a sus prestamistas. Uno o ambos firmaron un contrato de préstamo para pedir dinero prestado. Esa obligación no se ve afectada por un divorcio.

Los acreedores no suelen saber si se ha divorciado o no porque esta información no aparece en ningún sitio, ni siquiera en un reporte de crédito. El cambio de nombre o de dirección no lo liberará de pagar los saldos pendientes.

4. Los acreedores pueden ir tras de usted por las cuentas de su ex-cónyuge

Creditors may come after you on your ex spouses accounts

Los acreedores a menudo persiguen al otro cónyuge para que pague las cuentas morosas. Esto puede ocurrir incluso cuando el nombre del cónyuge inocente no figura en la cuenta. También puede ocurrir incluso cuando los cónyuges ya no están casados.

Si vive en un estado de bienes gananciales, una forma de contrarrestar esto es incluir una disposición en su sentencia de divorcio que lo indemnice por cualquier cuenta a nombre de su ex-cónyuge en caso de que éste no pague. Además de tener que pagar la deuda, también será responsable de los gastos de demora y de los costos de cobro.

Otra opción es pagar la deuda de su ex-cónyuge y guardar el comprobante de pago. Después, puede ponerse en contacto con el juzgado de familia y pedirles que le ayuden a conseguir el reembolso de su ex.

5. La deuda estudiantil no se comparte en algunas situaciones

Student debt isn't shared in some situations

Mientras que la hipoteca, el préstamo del auto y la deuda de la tarjeta de crédito pueden ser deudas compartidas, la deuda estudiantil es diferente. Si acumuló préstamos estudiantiles antes de casarse, esa deuda sigue siendo su única responsabilidad.

La única manera de que la deuda estudiantil a nombre de su ex-cónyuge sea su responsabilidad es que si de alguna manera figura así en un acuerdo prenupcial.

6. La deuda estudiantil adquirida durante el matrimonio también puede ser compleja

Student debt can get tricky too

Cuando la deuda de préstamos estudiantiles se contrae durante el matrimonio, se vuelve un poco más difícil de resolver. A menos que ambos cónyuges firmen conjuntamente ese préstamo estudiantil, la cuestión de quién es responsable entonces depende del estado en el que se viva (es decir, estado de bienes gananciales o de distribución equitativa) y de quién se benefició del préstamo estudiantil.

7. Responsabilidad conjunta de la deuda no asegurada

Joint responsibility for unsecured debt

Las deudas no aseguradas, como las tarjetas de crédito, son responsabilidad fiscal de ambas partes en un divorcio. Si los dos deciden no pagarlas, ambos verán disminuir su puntaje de crédito.

Durante un divorcio, cuando se dividen los bienes, es una buena idea considerar el uso de algunos de esos ingresos para deshacerse de la deuda de la tarjeta de crédito conjunta.

8. Considerar la posibilidad de refinanciar la deuda existente

Consider refinancing existing debt

Si su divorcio es relativamente civilizado, tal vez quiera discutir la refinanciación de su deuda existente para eliminar los nombres de cada uno de las deudas específicas, dejando sólo a un cónyuge responsable de esos pagos. Es posible que cada uno tenga que solicitar su propio préstamo nuevo. A veces esto puede ser un reto debido a un bajo puntaje de crédito o a unos ingresos reducidos.

Esta estrategia puede ayudar a cada persona a seguir adelante financiera, mental y físicamente.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Did we provide the information you needed? If not let us know and we’ll improve this page.
Let us know if you liked the post. That’s the only way we can improve.
Yes
No

About the Author

John Boitnott

John Boitnott

I am a tech writer and journalist for more than 20 years who contributes to several respected online publications including BusinessInsider, Inc., and Entrepreneur. In addition to journalism, writing about social good companies and in-depth research, I’m also active in my community and enjoy metaphysical book reading groups, as well as hiking on the amazing trails of the San Francisco Bay Area.

Publicado por Debt.com, LLC