LLAMA AHORA:

(844)-669-4596

Inicio » ¿Condonación de Préstamos Estudiantiles para un Ingreso de Seis Cifras? ¡Eso es Imperdonable!

¿Condonación de Préstamos Estudiantiles para un Ingreso de Seis Cifras? ¡Eso es Imperdonable!


Actualizado

Publicado


Desde que el presidente Biden anunció su plan de condonación de préstamos estudiantiles, la reacción ha sido predecible y política.

A los liberales les encanta.

«Estoy muy agradecida por este momento decisivo de un primer paso: es tan alentador, emocionante y ya ha cambiado la vida de TANTAS personas», publicó en Instagram la representante de Nueva York Alexandria Ocasio-Cortez. Añadió: «Depende de nosotros, y de ustedes, decidir si vamos a parar aquí, o si vamos a seguir empujando.»

Los conservadores lo odian.

«Si ese barísta perezoso que desperdició siete años en la universidad estudiando cosas completamente inútiles, ahora tiene préstamos y no puede conseguir un trabajo, Joe Biden acaba de darle $20,000», Criticó el senador de Texas Ted Cruz, quien agregó que podría «Aumentar la participación, particularmente entre los jóvenes» para las próximas elecciones intermedias, «si pueden soltar la pipa (bong) por un minuto y dirigirse a la estación de votación.»

Todos ellos están perdiendo el enfoque.

Por supuesto, se trata de un movimiento político. Biden ha programado su anuncio para conseguir más votos en las elecciones. No me gusta, pero lo entiendo. Ambos partidos lo hacen.

Esto es lo que no entiendo: ¿Por qué Biden y sus partidarios toman el camino menos racional y más costoso para ayudar a quienes se ahogan en la deuda de los préstamos estudiantiles?

Soy contador público y fundador de varias empresas que sacan a los consumidores de sus deudas personales. Así que se podría pensar que estaría encantado con el plan de Biden. Tengo tres buenas razones para oponerme rotundamente a él…

1. Ayuda a los que deberían ayudarse a sí mismos

El aspecto más negativo del plan de Biden es simplemente los límites de ingresos. La Casa Blanca dice que «proporcionará hasta $20,000 en la cancelación de la deuda a los beneficiarios de la beca Pell con préstamos en manos del Departamento de Educación» a aquellos con «ingresos individuales inferiores a $125,000 ($250,000 para las parejas casadas)».

Afortunadamente, añade, «Ningún individuo de altos ingresos ni tampoco ningún hogar de altos ingresos -en el 5 por ciento superior de los ingresos- se beneficiará de esta acción.»

Eso no es un gran consuelo para el resto de la nación.

Sí, conozco los puntos de conversación aquí. Muchas enfermeras, profesores y otros profesionales altamente capacitados y compensados están cargados con préstamos estudiantiles que aún los arrastran. Y sí, sé que la Casa Blanca insiste en que «el 87% iría a personas que ganan menos de $75,000».

Sin embargo, sigue gastando casi $330,000 millones en la próxima década a asalariados que, aunque definitivamente están sufriendo, probablemente no temen a la bancarrota y la falta de vivienda. En mi carrera, he ayudado a personas de alto riesgo que literalmente contemplan perderlo todo. He formado a consejeros de crédito certificados que pueden contarle historias de horror de clientes que sollozan por teléfono.

No he preguntado a ninguno de mis antiguos clientes, pero me pregunto qué opinan de que $330,000 millones vayan a parar a personas que ganan más dinero del que ellos pueden esperar ganar.

Descúbra: 5 cosas que hay que saber sobre el nuevo plan de condonación de préstamos estudiantiles

2. Ayuda a los que ya se han ayudado a sí mismos

La condonación de los préstamos estudiantiles -como concepto general y no sólo este plan- ayuda a unas pocas personas en el momento, pero condena a muchas más al endeudamiento posterior.

Esto se debe a que no aborda el lado de la demanda del problema.

Cuando el presidente Obama garantizó federalmente la mayoría de los préstamos estudiantiles, las matrículas aumentaron. ¿Y por qué no? Las universidades son negocios. No es de extrañar que este punto de vista se haya tratado poco en la última semana. Quizás el análisis más destacado fue un editorial del Wall Street Journal que predijo: «El mundo académico seguirá subiendo las matrículas, y los estudiantes tendrán incentivos para pedir más préstamos».

Imagínese que usted es el presidente de una universidad que contempla la posibilidad de subir las matrículas. A diferencia de cualquier otro negocio, no tiene que preocuparse de si sus clientes pueden pagar los precios más altos. El gobierno federal acaba de rescatar a sus antiguos clientes endeudados, y un partido político está promoviendo aún más. ¿Por qué se preocupan de repente por los precios?

Es razonable esperar que la universidad sea más cara para la clase de primer año de este año, y que se enfrenten a una deuda de préstamos estudiantiles aún mayor que la de los actuales graduados. Por eso me opongo al plan de Biden, aun cuando he pasado tres décadas como defensor de los consumidores con dificultades. Su última ronda de condonación no hace nada para ayudar a la próxima generación de estudiantes universitarios.

3. Les cuesta a todos

Aunque hay cierta controversia sobre las cifras, la conservadora National Taxpayers Union Foundation estima que las personas que ganan menos de $50,000 pagarán unos $160 más de impuestos, mientras que los que ganan entre $200,000 y $500,000 pagarían casi $10,000.

Ahora bien, con esas cantidades repartidas a lo largo de una década, eso podría parecer una carga financiera para cualquiera. Sin embargo, hay un problema mayor aquí: Esto es sólo el comienzo de esa carga.

Como Biden no ha hecho nada para frenar los costos universitarios, otra ronda de condonación de préstamos estudiantiles está destinada a llegar. Se puede imaginar a otros graduados reclamando: «Oye, ¿y yo qué?». Como el cambio de estación, las nuevas rondas de condonación llegarán justo a tiempo.

Por supuesto, eso no tiene en cuenta la última causa liberal. El senador de Vermont Bernie Sanders ha elogiado el plan de Biden, pero también lo ha utilizado para revivir su propuesta de «universidad gratuita», que, por supuesto, no sería gratuita en absoluto para los contribuyentes. Su clamor ha sido asumido por varios demócratas en el Congreso.

Infórmese: 5 consejos para evitar la condonación de los préstamos estudiantiles

La verdadera solución es aburrida, pero funciona

Los republicanos ya se preparan para acudir a los tribunales para revertir el plan de Biden, pero tampoco han pregonado su propia solución.
¿Quiere ponerle fin a la crisis de los préstamos estudiantiles? Esto es lo que propuse hace dos años, y sigue siendo válido hoy: «Ahora mismo, la tasa de interés promedio es del 5.8% entre todos los hogares con deuda estudiantil. Propongo reducirlos al 1% o 2%».

No es excitante, no es partidista, pero funcionará. Como terminé esa columna…

“Esta es la verdad más simple: La gente que paga algo por su educación también le prestará más atención.”

No espero que los políticos de ninguno de los partidos respalden o incluso estudien ese plan, y no espero que los medios de comunicación lo pregonen, pero funcionaría. Los graduados recibirían un poco de alivio, y las universidades serían avisadas de que el gobierno dará un respiro, pero no un rescate.

Lo mejor de todo es que, en nuestra era hiperpartidista, este es un plan en el que ambos partidos pueden cantar victoria. Los demócratas defienden a los graduados universitarios que componen cada vez más su partido, y los republicanos son fiscalmente conservadores porque el déficit federal no se ve afectado.

Mantengo la esperanza de que algunos políticos perspicaces abracen este “aburrido” plan.

ANÁLISIS GRATUITO DE DEUDA

Contáctenos al (844)-669-4596

¡Mira cuánto podrías ahorrar!

Sólo dinos cuánto debes en total y estimaremos tu nuevo pago mensual consolidado.