Análisis Gratuito de Deuda

Contact us at 1-888-503-5563

Los niños tienen hambre y mal humor. Prepare bocadillos para ahorrar algo de dinero antes de que se distraigan con cada restaurante en el camino.

5 minute read

Mi familia acaba de regresar de un torbellino viaje de 10 días a Florida. Incluía paradas en ambas costas, así como en el centro del estado, y si bien se podía etiquetar como “vacaciones”, para los adultos que viajábamos, era poco menos que una pesadilla.

Viajar con niños en sí mismo no es esencialmente el problema, es la adición de una o más personas a su rutina de viaje bien establecida. Si viaja solo, es posible que no disfrute de empacar, pero solo necesitará empacar para una sola persona: usted mismo. Y solo necesita preocuparse por usted mismo desde el punto A hasta los puntos B, C o por muchas paradas que pueda tener que hacer en el camino.

Agregando a su pareja, será un estilo de viaje diferente, podría agregarse estrés al viaje. Habrá discusiones u opiniones dispares respecto a la “cantidad de equipaje”, preocupaciones por “salir al aeropuerto a tiempo” e incluso desacuerdos con el “itinerario”, pero al final, solo habrá dos personas, ambas adultas y pudiendo cuidarse a sí mismas, si fuera necesario.

Pero con los niños, se agregará mucho más estrés, además del estrés de los niños. Los niños no pueden cuidarse solos, especialmente los niños pequeños. No pueden empacar por sí mismos. Necesitan asientos especiales para el automóvil, bocadillos, juguetes, bebidas, ropa de repuesto, chaquetas y más. No entienden cuándo están cansados y necesitan descansar. No necesariamente saben que tienen hambre hasta que es demasiado tarde y se están “muriendo de hambre”. Tampoco recuerdan usar el baño por su cuenta o dependen de usted para asegurarse de que sus vestimentas estén limpias.

Viajar con niños aumenta la cantidad de “cosas” que se llevan en un viaje, diez veces. Mi esposo quería llevar una bolsa para los cuatro, para la totalidad del viaje, explicando que solo utilizó un equipaje de mano para su viaje en solitario a la India. Le expliqué que: “él era una persona, no cuatro”, eventualmente sucumbió, tomando una bolsa extra, que era una bolsa de mano, junto con una mochila y una maleta con ruedas para nuestro hijo mayor que tenía juguetes y mantas.

Había cochecitos para llevar, bolsas para los cochecitos y bolsas para los asientos del automóvil. Fue ridículo.

Consejos de equipaje y empaque para viajar con niños:

  • No discuta sobre lo que está acondicionando para los niños. Con los niños, es mejor tener un poco demasiado que demasiado poco.
  • Empaque siempre un juego de ropa de repuesto para sus hijos. Nunca se sabe lo que podrían derramar o expulsar de sus cuerpos en el vuelo.
  • ¡Lleve bocadillos! Comprarlos en el aeropuerto puede ser muy costoso. Ha habido ocasiones en que nuestro vuelo se ha retrasado y me olvidé de haber llevado suficientes bocadillos. Para cuando el servicio de comida nos llegó, ya no quedaba comida y los niños se morían de hambre. Haga una compra grande con tiempo de antelación al viaje, sáquelos de sus cajas para que pueda meter más cantidad en sus bolsos, o directamente en los de mano.
  • La Tienda de Dólar es su amiga. Las chucherías, los juegos y las baratijas, pueden mantener a los niños entretenidos si su tableta se queda sin batería, o si usted es de los que evita el tiempo de pantalla para sus hijos.
  • Determine la forma más fácil de llegar al aeropuerto. En el viaje anterior, utilizamos Lyft para llevarnos al aeropuerto, que funcionó. Pero también fue estresante, debido a la cantidad de cosas que teníamos que subir a un auto pequeño. En el pasado, hemos utilizado un servicio de valet fuera del sitio, que recomiendo ampliamente a las personas como alternativa al estacionamiento en el aeropuerto. Por lo general, cuesta menos que un día de estacionamiento en el aeropuerto, y cuando regresa, lo recogerán en su propio automóvil, luego el chofer toma su propia manera de volverse por su cuenta.

Usted llega a su destino, ¿ahora qué?

La gente pequeña necesita comida, básicamente todo el tiempo. Como adulto, puede ocuparse y olvidarse de comer, o saltarse una comida aquí y allá, ¿pero los niños qué? ¡No los alimente, y verá las consecuencias! Tendrá un Gremlin o en sus manos. Es difícil pedalear hacia atrás una vez que comprende el punto, en el que su hijo está hambriento. Es importante hacer tiempo para las comidas en su horario, incluso si eso significa paradas rápidas en un viaje en auto. Aún mejor, haga una parada en una tienda de comestibles una vez que llegue a su destino para elegir algunas opciones saludables para los niños que durarán.

No olvide la hora de dormir. Los niños necesitan descansar. Nuevamente, como adulto, usted puede soportarlo y acostarse tarde y levantarse temprano, pero “nada de comida ni descanso, hace que los niños se vayan con algo“. No es una visión bonita cuando se tiene un niño en una zona horaria diferente que se está saltando siestas, y yendo a la cama a las 11:30 pm cada noche.

Los consejos para viajar con niños una vez que llegues son:

  • No congestione demasiado la programación de sus actividades. Nuestro tiempo estaba tan lleno de reuniones con diferentes personas, que abrumó a los niños y a nosotros. Fuimos a un parque temático, un juego de la NFL, una boda, una pesca y un zoológico. Eso no incluye todas las paradas en las casas de amigos. Resultó ser demasiado. La próxima vez creo que reduciremos a la mitad la cantidad de cosas que haremos y de paso, ahorraremos unos cuantos dólares con eso.
  • Quédese con amigos y familiares para ahorrar en hoteles, pero quédese en hoteles si necesita algo de espacio. Nos quedamos con amigos y familiares a lo largo de nuestro viaje, que fue increíblemente amable por parte de nuestros amigos (¡especialmente aquellos sin niños!) y nos ayudó a bajar nuestros costos. Sin embargo, cuando llegamos a nuestra última parada, decidimos quedarnos en un hotel por unos días. Hicimos esto porque el hotel era razonable, pero también porque nos permitió recuperar un poco de normalidad en nuestras vidas. Podríamos llevar a los niños de vuelta a un lugar tranquilo donde podrían ir a dormir a una hora más regular, y sin demasiada interrupción. Las habitaciones del hotel son notablemente oscuras, por lo que también les permitió dormir un poco más. A veces, puede sentir que está echando a los amigos y la familia, cuando lleva a los niños para que los acompañen, debido a la cantidad de interrupciones que pueden causar. Un hotel le ayuda a aliviar su exceso de bienvenida.
  • Pare en una tienda de comestibles para lo esencial diario. A nuestro hijo mayor le gusta comer un “sándwich escolar” todos los días para almorzar, así que cuando viajamos, me detengo en una tienda y recojo un poco de pan, pavo, queso y mayonesa y lo dejo en la casa de nuestros amigos o en la nevera en nuestro hotel. De esta manera, consigue comer algo que le gusta y también le ahorra tener que comer fuera para el almuerzo.
  • ¿Comprando recuerdos? Recuerde que tiene que poder caber en su equipaje. Conseguimos a nuestro hijo mayor un juego de tres dinosaurios pequeños y nuestro más pequeño una pelota iluminada. Si bien querían juguetes más grandes y llamativos, nos limitamos a las cosas que les darían un disfrute que tampoco romperían nuestras cremalleras del cierre de los bolsos, al tratar de guardarlos.
  • Use el lavarropas de sus amigos, o busque una lavandería. Esto fue un salvavidas. Lo hicimos funcionar con dos maletas, pero aún necesitábamos lavar la ropa durante todo el viaje para tener siempre algo limpio que ponerse. Esta es una excelente manera de ahorrar en las tarifas de equipaje si tiene acceso a una lavadora/secadora.

Tomar una respiración profunda

Nuestros amigos tienen cuatro hijos, y eligen conducir cuando salen de vacaciones familiares. Esta puede ser una excelente manera de ahorrar dinero, pero también tiene su parte justa de desventajas. Comprenda que no importa qué tipo de transporte elija, será una serie de compromisos y paciencia los que lo llevarán al otro lado si dentro del grupo de viaje, se tiene diferentes personalidades.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No
Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor(es) y no reflejan necesariamente las opiniones y/o políticas de Debt.com.

About the Author

Jessica Patel

Jessica Patel

Jessica Patel is an award-winning editor and writer living in Los Angeles. She previously served as deputy editorial director of T Brand Studio at The New York Times and as Senior Editor and Analyst of Bankrate.com.

Publicado por Debt.com, LLC