El gobierno federal viene con una respuesta y, como de costumbre, es complicada

4 minute read

Esto sonará raro viniendo de un contador público y un autor financiero, pero quédese conmigo. Cuando me preguntan qué es mejor, la consejería de crédito o la liquidación de deudas, a menudo respondo: “¿Qué pasta de dientes utiliza?”

Cuando era más joven, constantemente le preguntaba a mi dentista sobre la mejor pasta de dientes del mercado. ¿Era Tartar Control Crest? ¿Colgate Complete Whitening? ¿ Arm & Hammer con bicarbonato de sodio? ¿O alguna otra?

Todas las veces, mi dentista me respondía: “Todas son buenas, y todas son mejores que nada. Sólo escoja una y cepíllese los dientes”.

Asesoramiento crediticio o liquidación de deudas

La deuda es como la odontología

Antes de sumergirme en el último informe de la Oficina de Protección Financiera del Consumidor, llamado Tendencias Recientes en la Liquidación de Deudas y Consejería de Crédito [ENG], permítanme explicar la brutal guerra que está ocurriendo ahora mismo entre los partidarios de cada táctica para eliminar la deuda personal.

A diferencia de la pasta de dientes, la consejería de crédito y la liquidación de deudas tienen ventajas y desventajas específicas. Pero como la pasta de dientes, a menudo son mejores que no hacer nada. La consejería de crédito a menudo conduce a un programa de manejo de deudas, que puede reducir el total de los pagos de la tarjeta de crédito hasta un 30% o incluso un 50%. Esto se logra estableciendo un plan de pago con sus acreedores, quienes reducen sus tasas de interés y congelan los cargos y las multas por mora.

La liquidación de deudas suena aún mejor, pero hay una trampa: Usted paga menos de lo que debe, y es más rápido y más barato que la bancarrota. Pero al igual que la bancarrota, es complicado. Y a diferencia de la bancarrota y de los programas de manejo de deudas, hay muchos agentes dudosos.

La bancarrota requiere de abogados que hayan aprobado el examen de abogacía y pueden ser disciplinados para engañarlo, y la consejería de credito es manejado por organizaciones sin fines de lucro monitoreadas por el gobierno federal. Por supuesto, hay muchos abogados dudosos y organizaciones sin fines de lucro, pero la liquidación de deudas ha tenido una reputación especialmente mala estos últimos años.

Si quiere profundizar en las diferencias entre estas dos populares opciones de deuda, vea nuestro breve informe, Manejo de la deuda vs. Liquidación de la deuda: Descubra las diferencias entre estos dos tipos comunes de alivio de la deuda. [ENG]

Para continuar con nuestra analogía, también podría considerar cada solución de la deuda como la diferencia entre obtener un empaste y obtener un tratamiento de conducto: El manejo de la deuda suele ser mejor cuando se tienen menos deudas y más ingresos, ya que se hace el trabajo con menos complicaciones. Pero cuando tiene un problema mayor, la liquidación de la deuda es más complicada, pero es una solución más sólida.

Lo que hizo el CFPB

Entonces, ¿qué decía el informe de la Oficina de Protección de la Financiación del Consumidor (CFPB, por sus siglas en inglés)? En 10 densas páginas, el CFPB estudió cerca de 34 millones de cuentas de crédito que habían sido saldadas o manejadas por una agencia de consejería de crédito. La agencia concluyó que ha habido “cambios sustanciales en las actividades de liquidación de deudas en los últimos 13 años”.

Específicamente, “desde 2017, ha habido un aumento en la actividad de liquidación reportada y los saldos liquidados junto con un aumento en la morosidad, pero no un aumento correspondiente en la consejería de crédito”.

En otras palabras, y en términos muy amplios, la liquidación de la deuda se ha vuelto más popular que los programas de manejo de la deuda. ¿Por qué? El CFPB dice:

Este aumento en la liquidación de la deuda parece ser una función de las condiciones macroeconómicas cambiantes, las estrategias de manejo de las cuentas de los acreedores y los aparentes aumentos en la actividad de los DSC con fines de lucro. En comparación, ha habido pocos cambios en la consejería de crédito, incluso cuando han aumentado las moras y las liquidaciones.

Lo cual tiene poco sentido para el americano promedio atrapado en la deuda. Aquí hay una razón mucho más simple por la que la liquidación de la deuda eclipsa el manejo de la deuda: la publicidad.

Desde la Gran Recesión, he escuchado estaciones de radio AM llenas de comerciales de liquidación de deudas. Lo mismo en las redes sociales. Las agencias de consejería de crédito son organizaciones sin fines de lucro cuyo principal objetivo es ayudar a los clientes y proporcionar educación. Las empresas de liquidación de deudas son compañías privadas que pueden enfocar sus recursos en el mercadeo como crean conveniente.

La popularidad de la liquidación de deudas ciertamente no se debe a que sea una solución perfecta. El propio CFPB dice:

  • “Las compañías de liquidación de deudas a menudo cobran honorarios caros”[1]
  • “Las empresas de liquidación de deudas suelen animarlo a dejar de pagar las facturas de sus tarjetas de crédito. Si usted deja de pagar sus cuentas, generalmente incurrirá en cargos por mora, intereses de penalización y otros cargos, y es probable que los acreedores intensifiquen sus esfuerzos de cobro en su contra”.
  • “En muchos casos, la empresa de liquidación de deudas no podrá liquidar todas sus deudas”.
  • “Trabajar con una compañía de liquidación de deudas puede llevar a un acreedor a presentar una demanda de cobro de deudas en su contra”.
  • “El uso de servicios de liquidación de deudas puede tener un impacto negativo en sus puntuaciones de crédito y en su capacidad para obtener crédito en el futuro”.

Entonces, ¿qué es realmente mejor?

Si está muy endeudado, no puedo decirle cuál es la mejor solución para usted… y ese es el punto. Tiene que empezar con la consejería de crédito, sin importar dónde termine. ¿Por qué? Porque las agencias de consejería de crédito sin fines de lucro de renombre le dan un análisis de deuda gratuito. Por ley, deben indicarle la mejor solución de deuda para usted, no para ellos.

Personalmente, no me importa qué método lo saque de la deuda, siempre y cuando sea efectivo. Mi preocupación sobre el informe del CFPB es que es tan detallado que los estadounidenses promedio podrían sacar conclusiones erróneas de él, es decir, que ambos tipos de soluciones de deuda son controvertidas y complicadas, por lo tanto, tal vez, evitaré ambas.

Esa no es la respuesta correcta. No hacer nada tampoco lo es.

Recuerde, si tiene deuda de tarjetas de crédito, deudas de impuesto o, incluso, desea reparar su puntaje de crédito, puede llamarnos al 1-844-669-4596 y un experto en finanzas le hará una consulta gratuita.

Fuente:
¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Howard Dvorkin, CPA

Howard Dvorkin, CPA

Soy contador público certificado y he escrito dos libros sobre cómo salir de deudas: Credit Hell y Power Up. Soy, además, uno de los expertos en finanzas personales de Debt.com. He centrado mis esfuerzos profesionales en las industrias de finanzas de consumo, tecnología, medios y bienes raíces, creando no solo a Debt.com, sino también a Financial Apps y Start Fresh Today, entre otros. Mis consejos sobre finanzas personales se han incluido en innumerables artículos, y han aparecido en el New York Times, el Washington Post, Forbes y Entrepreneur, así como en prácticamente todos los periódicos nacionales y locales del país. Pienso que todos deberíamos tener una razón para vivir al máximo. Además de mi familia, mi pasión es enseñar a los estadounidenses cómo vivir felices dentro de sus posibilidades. Para mí, el dinero no es la raíz de todo mal. La mala administración o manejo del dinero, sí lo es. El dinero no puede comprar la felicidad, pero endeudarse siempre compra la miseria. Es por eso que lancé Debt.com. Me alegra que usted esté leyendo esta página ahora ya que tengo mucho por compartir.

Publicado por Debt.com, LLC