No siempre tiene que aceptar las pérdidas ocasionadas por un mal trato o servicio

Los puntos de vista y las opiniones expresadas en este artículo pertenecen al autor(es) y no reflejan necesariamente las opiniones y/o políticas de Debt.com.

Hace unos años, mi vuelo de una hora desde Orange County, California a Phoenix se convirtió en un suplicio de seis horas, haciendo círculos sobre el cielo y quedé atrapada en una pista de asfalto de Las Vegas durante horas. Para cuando llegué a Phoenix, mi vuelo de conexión a mi casa en Kansas City, hacía tiempo que había partido.

En el aeropuerto internacional de Sky Harbor, me uní a la larga y malhumorada línea de pasajeros. Cuando llegué al mostrador de boletos, la agente me ofreció un vuelo que partía dos días más tarde, de regresó a L.A., realizaba una escala de diez horas y me llevaba a Kansas City alrededor de la medianoche. También me ofreció otra alternativa, podría volar a Omaha, Nebraska esa noche, llegar a la 1 a.m. y alquilar un auto para el viaje de cuatro horas a Kansas City. Tomé esa última oferta y le pregunté sobre un reembolso parcial.

“No hay reembolsos por retrasos relacionados con el clima”, gruñó ella, y se dirigió al siguiente pasajero de ojos ardientes. Finalmente llegué a casa al día siguiente al amanecer. Pero esa política de “no reembolso” realmente se me quedó atragantada.

¿Alguna vez ha recibido usted un trato injusto y simplemente lo ha dejado pasar? No tiene porqué vivir de esa manera. Esto es lo que hice para obtener un reembolso por mis vuelos fallidos, junto con algunos consejos para recuperar dinero cuando las cosas salen mal.

Vale la pena comportarse de manera agradable

Por supuesto, estaba enojada por pagar $200 por un vuelo de regreso que nunca recibí. También me molestaba haber pagado el alquiler de un automóvil y tener que haber conducido toda la noche para llegar a casa. Sin embargo, sabía que despotricar contra una pobre persona de servicio al cliente no me llevaría a ninguna parte.

Antes de llamar, juré ser calmada y respetuosa, y solo presentar mi caso, para obtener al menos un reembolso parcial. Como resultado, la mujer con la que hablé empatizó conmigo, me devolvió la mitad de los puntos de la aerolínea que había usado para el boleto y me envió un cupón por el costo del alquiler del auto.

Consejo: Cuando solicite un reembolso, no se gane la antipatía de la persona que puede ayudarlo.

Llegar al punto

Explique cuál es el motivo por el que merece que le devuelvan su dinero. Antes de llamar a la aerolínea, reduje mis pretensiones para el reclamo. No entré en detalles sobre cómo me sentía estar rodeado de niños llorando (y también de algunos adultos llorones) mientras estaba atrapada en un avión durante horas. En cambio, me centré en el único hecho que me devolvería mi dinero: la aerolínea no cumplió con su obligación en mi vuelo de regreso.

Consejo: Antes de ponerse en contacto con una empresa para obtener un reembolso, haga una lista de las razones por las cuales merece usted que le devuelvan su dinero. Anote los puntos que deba exponer, y cómo le gustaría expresarlos. De esta forma, es probable que evite descarrilarse despotricando, lo que puede hacer desaparecer cualquier posibilidad de reembolso.

Admita en el caso que sea usted quien esté en falta

Hace poco pagué $22 en costos de envío a una empresa que ofrecía envíos gratuitos en determinadas compras. Sin embargo, cuando ordené, no noté que tenía que enviar un código para recibir el envío gratis. Llamé a la compañía y le expliqué mi error, reconociendo que cualquier reembolso otorgado sería un favor, ya que ese cargo fue mi propio error. La compañía felizmente reembolsó la cantidad.

Consejo: Si usted pagó un cargo innecesario, trate de recuperar ese dinero aceptando amablemente la responsabilidad de su parte en la desafortunada transacción.

Tómese la “satisfacción garantizada” seriamente

Recientemente pagué $90 por una clase en línea sobre escritura. Sin embargo, después de ver nueve de los 22 videos del curso, me di cuenta de que la información no me era de utilidad. La compañía ofrecía una “garantía del 100% de satisfacción”. Estuve yendo y viniendo para pedir un reembolso, porque no había nada de malo en la información recibida de los videos. Sin embargo, no estaba satisfecha, ni había disfrutado de las clases. Por lo que, cancelé y obtuve mi dinero reembolsado. Y, no, no miré todos los videos primero.

Consejo: No aproveche las devoluciones de dinero solo para obtener algo gratis. Sin embargo, si está realmente insatisfecho, tome el negocio tal cual es ofrecido, con su garantía escrita.

Me pregunto cuántas personas en ese vuelo del infierno simplemente aceptaron la respuesta robótica “sin reembolso” de esa agente. A veces, usted realmente merece que le devuelvan su dinero. Si es así, pídalo. Nunca sabrá la respuesta a menos que lo intente.

Conoce al autor

Deb Hipp

Deb Hipp

Contributor

Hipp is a freelance writer based out of Missouri.

Finanzas Personales, reembolso

Artículos Relacionados

Artículo modificado por última vez Julio 5, 2018. Publicado por Debt.com, LLC . Los usuarios de celulares y tablets también pueden acceder a la versión AMP: Cómo recuperar su dinero cuando las cosas van mal - AMP.