5 minute read

Como decimos en Debt.com “la vida te da sorpresas” y, financieramente hablando, debemos estar preparados para esos eventos inesperados. Nuestro experto, Guillermo Wolf, habló más del tema durante una entrevista en Relevant Radio en Español.

Cuando se tiene un trabajo e ingresos estables, es necesario prepararse financieramente para cuando la situación no sea la mejor.

Los eventos inesperados pueden ser causados por obra de la naturaleza, por ejemplo: huracanes, tormentas invernales, tornados, terremotos, etc.  Otros son parte del día a día como, por ejemplo: una filtración de agua en la casa donde vivimos, una emergencia médica, se pinchó un neumático, etc.  Todos estos eventos tienen algo en común, pueden costarle dinero y pueden desestabilizar sus finanzas personales.

Veamos algunas estadísticas:

La mayoría de estos incidentes terminan siendo pagados gracias a una tarjeta de crédito o un préstamo rápido que tiene que ser pagado a una tasa de interés muy alta. Y muchas personas, sin ninguna otra opción y con la necesidad de hacerle frente a este evento inesperado, toman este camino.

Ahora ¿cómo podemos evitar endeudarnos cuando la vida nos da sorpresas? No es fácil, pero si tenemos el hábito de ahorrar e incluimos en nuestro presupuesto un fondo de ahorro para emergencias, muy probablemente podamos estar mejor preparados ante circunstancias y eventos inesperados.

Por ejemplo, digamos que mientras usted tiene un empleo estable usted gana $3,000 al mes y construye su presupuesto basándose en la regla 50/30/20.

  • Usa 50% de esos $3,000 para sus necesidades como renta/hipoteca, pago de auto, seguros, comida, servicios básicos.
  • Un 30% para sus gastos discrecionales (gastos no necesarios) como comidas en restaurantes, gimnasio, peluquería/barbería, paseos.
  • El 20% restante debe ser apartado en un fondo de ahorros y aquí es donde nos vamos a extender más adelante.

Luego de tener este presupuesto debe acostumbrarse a vivir dentro de él. Puede que en un principio se sienta raro o hasta incómodo, pero valdrá la pena cuando las deudas no se acumulen y se sienta seguro cuando la vida le dé una sorpresa.

Si al organizar sus ingresos y egresos se da cuenta que termina el mes en números rojos, es decir, que gasta más de lo que gana, debe hacer un análisis adicional:

Divida todos sus gastos en las siguientes categorías:

  • Gastos fijos: Son necesidades que tienen un costo mensual establecido y no cambian.
  • Gastos variables: Necesidades que no tienen un costo mensual establecido, varían mes a mes.
  • Gastos discrecionales: Necesidades que no son indispensables, se realizan para satisfacer un deseo o capricho

Ahora, debe enfocarse en los gastos discrecionales y recortarlos. Elimine las suscripciones que ya no usa, por ejemplo: revistas, periódicos, plataformas de streamming, gimnasios, aplicaciones de su smartphone.

Si esto no es suficiente, intente ahorrar dinero en otros gastos como la compra de alimentos con cupones de descuentos y buscando ofertas con los vegetales y frutas de la temporada que tendrán mejor precio.

Buscar una segunda fuente de ingreso también es una opción. Un empleo a medio tiempo o freelance temporal puede alivianar las cargas económicas mientras sale de deudas o encuentra un empleo mejor remunerado.

Ahora, volviendo al tema del ahorro, este se debería diversificar de varias maneras, aquí una mini lista:

  • Fondo de emergencia.
  • Retiro/jubilación.
  • Viajes.
  • Inversiones.

Esta lista puede ser más corta o larga según sus metas financieras y la distribución del 20% puede determinarla usted dependiendo de sus prioridades.

Con la categoría del fondo de emergencia (la cual afirmamos que debe ser obligatoria en su presupuesto) hay varias reglas no escritas que los expertos recomiendan:

  • Ahorrar hasta cubrir de 6 a 12 meses de necesidades básicas (50% anterior que fue mencionado en el presupuesto).
  • Mantener ese dinero en una cuenta de ahorros separada.
  • Usar ese dinero solo y exclusivamente en casos de emergencias.

¿Qué hacer si no tiene fondo de emergencias y se queda sin ingresos?

Esta situación les sucedió a millones de personas al inicio de la pandemia en el 2020. Ante la gravedad del asunto, surgieron múltiples ayudas federales:

  • Cheques de estímulo.
  • Alivio hipotecario.
  • Protección contra desalojos.
  • Alivio de préstamos federales para estudiantes.
  • Reducción de impuestos.
  • Incluso, si quiere hacer seguimiento completo de su reporte de crédito, puede hacerlo de manera gratuita a través de annualcreditreport.com.

El beneficio del pago por desempleo siempre ha estado disponible en todo el país, solo debe asegurarse de cumplir con las condiciones:

  • Estar desempleado (si fue despedido es aún más favorable para ser elegido).
  • Haber trabajado en los últimos 12 meses (este periodo puede cambiar dependiendo del estado donde viva).
  • Haber ganado una cantidad mínima de salario que varía según cada estado.
  • Ser residente del estado en el que está aplicando para recibir el beneficio.

Si es dueño de negocio y sus ingresos aun no le permiten pagar la nómina y gastos regulares de su empresa, el gobierno federal está ofreciendo ayuda económica con el Programa de Protección de Nómina (PPP por sus siglas en inglés) hasta el 31 de mayo del 2021. De cumplir con los requisitos, también podría calificar para el perdón de este préstamo.

Si la situación que se le presenta es una emergencia natural como un huracán en Florida o una tormenta invernal en Boston, es importante mantenerse informado con las ayudas federales que se ofrecerán al momento en que el estado es declarado en emergencia.

En este tipo de eventos, la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) ofrece diferentes alivios económicos y ayudas dependiendo del evento natural y la gravedad de la emergencia. Comida, ropa, dinero y asistencia médica por ejemplo.

En estos casos, los seguros de vivienda, auto y de salud le ayudarán a ahorrarse cientos y miles de dólares. Puede que en el día a día no lo note, pero seleccionar un buen seguro evitará un gran deducible o un gasto de bolsillo cuando la vida le da sorpresas.

Una ayuda adicional en estos momentos de emergencia es mantener sus tarjetas de crédito sin montos adeudados. De esta manera las tendrá disponible cuando tenga una emergencia y su fondo de ahorro sea insuficiente.

Si aún no tiene ningún tipo de ahorro le aseguro que ¡nunca es tarde para empezar! Trabajar en ese fondo de emergencias puede salvarle de muchos problemas financieros.

Las deudas son la principal causa por la que muchos de los hispanos que viven en Estados Unidos y Puerto Rico no tengan un fondo de ahorro de emergencia.

¿Quieres salir de las deudas? Complete nuestro formulario y encuentre la solución a sus deudas gratis.

Ayuda gratisCall To Action Link

Para nadie es un secreto que, durante el 2020 en plena pandemia, la cantidad de personas que quedaron desempleadas se desesperaron por no tener cómo pagar la renta o la hipoteca, autos, facturas y, además, continuar alimentando a sus familias.

El golpe del Covid a las familias pudo ser mucho menor si los latinos hubiesen tenido una mejor estabilidad financiera, es decir, estar libres de deudas.

Sin embargo, en Debt.com ofrecemos solución a múltiples tipos de deudas y podemos ayudarle con tan solo una llamada al 1-844-669-4596. Nosotros ofrecemos una evaluación de sus finanzas totalmente gratis y lo conectaremos con el experto financiero ideal para liberarlo de su deuda.

¿Le suministramos la información que necesitaba? Si no fue así, déjenos saber y mejoraremos esta página.
Díganos si le gustó o no le gustó este artículo, de esta manera trabajaríamos para mejorar nuestro sitio web.
No

About the Author

Fabianny Crespo

Fabianny Crespo

Publicado por Debt.com, LLC